fbpx
17 °C Asunción, PY
26 de junio de 2022

Volatilidad implícita (IV)

El término volatilidad implícita se refiere a una métrica que captura la visión del mercado sobre la probabilidad de cambios en el precio de un valor dado. Los inversores pueden utilizar la volatilidad implícita para proyectar movimientos futuros y oferta y demanda, y a menudo emplearla para cotizar contratos de opciones. La volatilidad implícita no es lo mismo que la volatilidad histórica (también conocida como volatilidad realizada o volatilidad estadística), que mide los cambios pasados ​​del mercado y sus resultados reales.

Cómo funciona la volatilidad implícita (IV)

La volatilidad implícita es la previsión del mercado de un movimiento probable en el precio de un valor. Es una métrica utilizada por los inversores para estimar las fluctuaciones futuras (volatilidad) del precio de un valor en función de ciertos factores predictivos. La volatilidad implícita se denota con el símbolo σ (sigma). A menudo se puede pensar que es un indicador del riesgo de mercado. Se expresa comúnmente usando porcentajes y desviaciones estándar durante un horizonte de tiempo específico.

Cuando se aplica al mercado de valores, la volatilidad implícita generalmente aumenta en los mercados bajistas, cuando los inversores creen que los precios de las acciones disminuirán con el tiempo. IV disminuye cuando el mercado es alcista. Aquí es cuando los inversores creen que los precios subirán con el tiempo. Los mercados bajistas se consideran indeseables y más riesgosos para la mayoría de los inversores en acciones.

IV no predice la dirección en la que procederá el cambio de precio. Por ejemplo, una alta volatilidad significa una gran oscilación del precio, pero el precio podría oscilar hacia arriba (muy alto), hacia abajo (muy bajo) o fluctuar entre las dos direcciones. La baja volatilidad significa que es probable que el precio no realice cambios amplios e impredecibles.

Factores que afectan la volatilidad implícita

Al igual que ocurre con el mercado en su conjunto, la volatilidad implícita está sujeta a cambios impredecibles. La oferta y la demanda son los principales factores determinantes de la volatilidad implícita. Cuando un activo tiene una gran demanda, el precio tiende a subir. También lo hace la volatilidad implícita, que conduce a una prima de opción más alta debido a la naturaleza arriesgada de la opción.

Lo opuesto también es cierto. Cuando hay mucha oferta, pero no suficiente demanda del mercado, la volatilidad implícita cae y el precio de la opción se vuelve más barato.

Otro factor que influye en la prima es el valor temporal de la opción, o la cantidad de tiempo hasta que expire la opción. Una opción a corto plazo a menudo da como resultado una baja volatilidad implícita, mientras que una opción a largo plazo tiende a generar una alta volatilidad implícita. La diferencia radica en la cantidad de tiempo que queda antes del vencimiento del contrato. Dado que hay un tiempo más largo, el precio tiene un período más largo para moverse a un nivel de precio favorable en comparación con el precio de ejercicio.

Pros y contras de utilizar la volatilidad implícita

La volatilidad implícita ayuda a cuantificar el sentimiento del mercado. Calcula el tamaño del movimiento que puede tomar un activo. Sin embargo, como se mencionó anteriormente, no indica la dirección del movimiento. Los redactores de opciones utilizarán cálculos, incluida la volatilidad implícita, para valorar los contratos de opciones. Además, muchos inversores mirarán el IV cuando elijan una inversión. Durante períodos de alta volatilidad, pueden optar por invertir en sectores o productos más seguros.

La volatilidad implícita no se basa en los fundamentos subyacentes a los activos del mercado, sino que se basa únicamente en el precio. Además, las noticias o eventos adversos como guerras o desastres naturales pueden afectar la volatilidad implícita.

How Implied Volatility (IV) Helps You to Buy Low and Sell High. (2021, 30 agosto). Investopedia.

Te puede interesar

Precio del petróleo: Expectativas de corto plazo y sus efectos en la inflación

El precio del crudo fue una de las variables más afectadas por la pandemia de COVID-19, con una significativa reducción el año pasado y una recuperación que este año está generando intensas presiones inflacionarias alrededor del mundo.

En este artículo exploramos las perspectivas que rodean a la producción y a la demanda de este producto, con su impacto en la canasta básica familiar.