fbpx
33 °C Asunción, PY
31 de enero de 2023

Compañía de seguros detecta estas 3 principales amenazas en el desarrollo de la Copa del Mundo Qatar 2022

Qatar es ampliamente reconocido como uno de los países con mejor seguridad en el oeste asiático, pero no por ello se deben descuidar ciertos detalles al asistir a este multitudinario evento deportivo.

La afluencia masiva en los estadios y alrededores, que potencian el riesgo de avalanchas y actos vandálicos, el incremento de la criminalidad patrimonial como el hurto y las llamadas de boicot al Mundial que pueden alterar el orden público son algunos de los escenarios de peligro que señala Prosegur.

Qatar, cuyo nombre oficial es Estado de Qatar, es un país árabe ubicado en el oeste de Asia y ocupa una pequeña península. 

En el último año, su nombre aparece con constancia también en las noticias del sector de la seguridad, debido a uno de los eventos deportivos más importantes para los aficionados del fútbol. El Mundial 2022 comenzó el pasado 20 de noviembre y se extenderá hasta el próximo 18 de diciembre.

Desde hace años, el país árabe se ha conocido no solo por sus pozos petroleros o sus lujosos y ostentosos edificios, sino que ha adquirido renombre al ser uno de los países con mejor seguridad en todo el oeste asiático.

Ante la celebración del mundial, Qatar ha desplegado numerosas infraestructuras, como complejos deportivos y establecimientos hoteleros, y ha facilitado la distribución de los fans a lo largo de las ciudades sede, permitiendo las reuniones de aficionados y la venta de alcohol.

Es por ello que este evento deportivo se ha denominado “El mundial de la seguridad”, dado que Qatar es un país especialmente seguro, y precisamente por este motivo se presupone una menor necesidad de efectivos policiales en su día a día. 

Si bien Qatar cuenta con una cifra menor de uniformados en las calles, de igual manera puso a disposición más de 15.000 cámaras de vigilancia, mientras que drones y tecnología de inteligencia artificial vigilarán simultáneamente la seguridad en los ocho estadios durante el prestigioso evento. 

Estos drones funcionarán por medio de un sistema de digitalización que genera un modelo virtual de la infraestructura. Los funcionarios de Qatar podrán gestionar y supervisar a distancia todas las sedes del Mundial de fútbol desde su centro de mando y control Aspire.

Además, para los encuentros deportivos, al ser realizados en ocho estadios deportivos con capacidad de albergar entre 80.000 y 40.000 aficionados, se han desplegado importantes medidas de seguridad tales como:

  • Puesta en marcha de la “Operación Escudo de la Copa del Mundo”, que integra a los cuerpos y fuerzas de seguridad de 13 países en el propio dispositivo policial internacional de seguridad por tierra, mar y aire.
  • Incorporación del uso de drones y otras tecnologías destinadas a la mitigación de amenazas en el espacio aéreo.
  • Los hoteles han reforzado sus medidas de seguridad ante los posibles robos que podrían ocurrir dirigidos contra bienes de gran valor de los huéspedes. A modo de ejemplo, la Federación Inglesa de Fútbol ha instado a los acompañantes de los futbolistas a adoptar medidas de autoprotección frente al potencial robo de sus objetos de valor, además de contratar seguridad privada para minimizar la materialización de este riesgo.

Tres amenazas a tener en cuenta

Si bien se trata de un país muy seguro, la unidad de Inteligencia y Prospectiva de Prosegur señala tres grandes amenazas que pueden repercutir sobre la seguridad del evento deportivo y que puede afectar a los presentes.

Algunos de los puntos a tener en cuenta, que resalta la aseguradora, son:

1- Afluencia masiva en los estadios y alrededores: En este punto, los analistas señalan especial riesgo en el acceso a los estadios en los que van a disputarse los partidos. 

Es probable que media hora antes del inicio de cada partido – coincidiendo con el cese de la venta de alcohol por parte de entidades autorizadas –, los accesos presenten aglomeraciones que potencian el riesgo de intrusiones, avalanchas y actos vandálicos derivados de la tensión entre aficionados

2- Incremento de la criminalidad patrimonial: Ante la llegada de aficionados internacionales y la gran afluencia de personas por la vía pública, en hoteles y en establecimientos comerciales, se subraya el probable incremento de hurtos, especialmente en localizaciones como fan zone, inmediaciones de estadios deportivos y lugares de concentración. 

Asimismo, el uso obligatorio de la aplicación móvil para el acceso conlleva una serie de riesgos tecnológicos, como estafas asociadas a la venta online, hackeo de dispositivos y uso indebido de datos personales. 

A su vez, el requerimiento de mostrar las entradas online puede provocar colapsos en los accesos y la necesidad de tener los dispositivos con suficiente batería antes de cada partido.

3- Las llamadas de boicot al Mundial: Desde el anuncio de Qatar como sede, han proliferado las críticas hacia el país y el llamamiento realizado por ONGs y sectores de la sociedad civil a llevar a cabo movilizaciones y actos de protesta individuales. La FIFA ha hecho un llamamiento generalizado para aficionados y selecciones invitando a evitar llevar a cabo prácticas que puedan alterar el orden público.

Finalmente, es reseñable recordar que, a pesar de los esfuerzos de seguridad implementados, el significativo impacto mediático de este evento actúa como factor de atracción para delincuentes que buscan proyectar internacionalmente sus acciones reivindicativas o terroristas.

Te puede interesar