fbpx
28 °C Asunción, PY
23 de enero de 2022

El índice VIX y la medición de los temores del mercado

El índice de volatilidad Cboe (VIX), también conocido como el “índice del miedo”, proporciona una medida cuantificable del riesgo de mercado y los sentimientos de los inversores. En este artículo explicamos cómo se mide la incertidumbre a través de este índice y cómo se recomienda actuar según los resultados que arroje.

El índice de volatilidad Cboe (VIX) es un índice en tiempo real que representa las expectativas del mercado sobre la fuerza relativa de los cambios de precios a corto plazo del índice S&P 500 (SPX). Debido a que se deriva de los precios de las opciones del índice SPX con fechas de vencimiento a corto plazo, genera una proyección de volatilidad a 30 días. 

La volatilidad, o la rapidez con que cambian los precios, a menudo se considera una forma de medir el sentimiento del mercado y, en particular, el grado de temor entre los participantes del mercado.

El índice se conoce más comúnmente por su símbolo de cotización y, a menudo, se lo denomina simplemente «el VIX». Fue creado por el Chicago Board Options Exchange (CBOE) y es mantenido por Cboe Global Markets. Es un índice importante en el mundo del comercio y la inversión porque proporciona una medida cuantificable del riesgo de mercado y los sentimientos de los inversores.

¿Qué indica el índice de volatilidad Cboe (VIX)?

El índice de volatilidad Cboe (VIX) indica el nivel de miedo o estrés en el mercado de valores (utilizando el índice S&P 500 como un indicador del mercado en general) y, por lo tanto, es ampliamente conocido como el «índice del miedo». Cuanto mayor sea el VIX, mayor será el nivel de miedo e incertidumbre en el mercado, con niveles por encima de 30 que indican una tremenda incertidumbre.

Entendiendo el VIX

Para entender el VIX podemos imaginarlo como un seguro sobre el mercado de valores americano. 

Podemos plantear una analogía con los seguros de automóviles, con precios que se actualizan en tiempo real y con primas que aumentan cuando vas más rápido, llueve o estacionas en un lugar peligroso, y disminuyen al estacionar o disminuir de velocidad.

El VIX no es un seguro de largo plazo, es más, los precios de las opciones utilizados para calcular su precio se seleccionan para saber lo que sucederá hasta dentro de 30 días, lo que es luego anualizado para hallar el valor del VIX.

Por ejemplo, cuando el VIX se encuentra alrededor de 20, significa que los operadores creen que el S&P 500 tendrá un 20% de volatilidad anualizada por los siguientes 30 días o 5,4% de volatilidad mensual.

¿Cómo puedo utilizar el nivel de VIX para cubrir el riesgo a la baja?

El riesgo a la baja se puede cubrir adecuadamente comprando opciones de venta, cuyo precio depende de la volatilidad del mercado. Los inversores astutos tienden a comprar opciones cuando el VIX es relativamente bajo y las primas de venta son baratas. 

Por lo general, estas opciones de venta protectoras se volverán caras cuando el mercado se deslice; por lo tanto, al igual que los seguros, es mejor comprarlos cuando la necesidad de dicha protección no es obvia, es decir, cuando los inversores perciben que el riesgo de caída del mercado es bajo.

Sin embargo, como muestra el gráfico superior, el VIX tiende a sobrestimar la volatilidad realizada en un 4% a 5% en promedio.

Te puede interesar