fbpx
32 °C Asunción, PY
1 de diciembre de 2022

Expansión cuantitativa para la gente: Una política monetaria más humana

En este artículo exploramos una opción para el accionar más directo de los bancos centrales con la ciudadanía y las empresas en momentos de dificultades económicas.

Durante periodos de crisis económicas, los Bancos Centrales normalmente buscan estimular la demanda de dinero por medio de reducir las tasas de interés, con el objetivo de estimular el otorgamiento de préstamos de los bancos comerciales e incidir en la creación de dinero.

En recesiones agudas y fuertes, cuando la tasa de interés ha tocado niveles bajos, los Bancos Centrales buscan impulsar aún más la demanda de dinero por medio de la recompra de bonos del gobierno u otros activos de los bancos comerciales: una política monetaria no convencional conocida como Expansión Cuantitativa (EC), en la cual el objetivo es generar que el exceso de dinero de los bancos comerciales sea usado para conceder préstamos a sectores productivos.

La Expansión Cuantitativa es utilizada en países como Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea. La EC trabaja de la siguiente manera: un banco central crea dinero nuevo para comprar bonos gubernamentales o corporativos de compañías financieras y fondos de pensiones. Esto aumenta el precio de los bonos, lo que significa que el rendimiento de los bonos -la «tasa de interés» que reciben los tenedores de bonos- disminuye.

La tasa de interés más baja de los bonos gubernamentales y corporativos se traduce en tasas de interés más bajas en los préstamos para hogares y empresas; eso ayuda a impulsar el gasto y la inversión en una economía. (Bridges, 2021)

La Expansión Cuantitativa (EC) comenzó en la crisis financiera de 2009 como una herramienta poco convencional y en una escala relativamente pequeña. Durante la última década, los bancos centrales han estado generando dinero para ayudar a las economías a recuperarse de la crisis financiera global, y ahora de la pandemia.

Lamentablemente, los resultados post crisis financiera han demostrado que los bancos comerciales usan el dinero de la EC para adquirir activos especulativos como commodities y acciones de empresas; situación que genera un estancamiento del dinero en el sistema financiero que no permite que fluya a los sectores productivos.

Como resultado de esa práctica, los precios de productos y servicios aumentaron, además de los precios de la tierra y vivienda, pero no hubo aumento en la inversión de negocios y de sectores productivos.

La EC ha aumentado las reservas de los bancos comerciales, pero no ha generado que estos quieran otorgar más préstamos. A su vez, las personas comunes tampoco están buscando adquirir préstamos.

Es válido preguntarse por qué los bancos comerciales han tenido tantas facilidades y fueron rescatados por medio de la EC, pero las personas comunes no. Si reparar la economía significa hacer que las personas gasten más, ¿no sería mejor dar el dinero directamente a las personas?

Según Coppola (2019) los Bancos Centrales y los gobiernos pueden intervenir directamente en la economía, financiando el capital de inversión y llevando dinero a los bolsillos de las personas ordinarias. Esto vendría siendo una Expansión Cuantitativa para la Gente.

¿Qué es exactamente la EC para la Gente?

Esta idea se fundamenta en la Expansión Cuantitativa ordinaria, con la diferencia de que se busca distribuir el dinero no solo en el sistema bancario comercial, sino que el dinero pueda llegar a toda la economía -sobre todo a donde más se necesita- por medio de una variedad de canales.

La EC para la Gente se puede agrupar en dos grandes tipos de formas de políticas:

  • Políticas que involucren dar dinero directamente a las personas para aumentar el consumo en el corto plazo.
  • Políticas que involucren inversiones a largo plazo para alcanzar cierto rebalanceo de la actividad económica.

Entre las ventajas de la EC para la gente, Arenillas (2019) destaca que los beneficios permitirían:

  • Aumentar el crecimiento económico más rápidamente al llegar el dinero directamente a todos los ciudadanos, que tienen una propensión al consumo mayor que la minoría más pudiente.
  • Corregir parcialmente los niveles de desigualdad.
  • Reducir el endeudamiento, pues la cantidad de dinero creada no iría asociada a la creación de deuda (ya muy alta) como sucede en el sistema financiero actual.

EC para la Gente Tipo 1: Dar dinero a las personas

Esto es lo más parecido al “dinero helicóptero” (una política monetaria donde los bancos centrales distribuyen dinero directamente a toda la población), siendo un impulso monetario de corto plazo para darle un reinicio a la actividad económica por medio de incentivar el consumo de las personas.

Este tipo de EC podría implementarse de manera directa inmediatamente después de un shock financiero negativo, para prevenir que este cause serios daños a la economía. Estaría enfocada en financiar el gasto y prevenir el default de los propietarios de casas o dueños de negocios pequeños y medianos.

Esta práctica es atractiva dada la situación reciente causada por el coronavirus. Imaginemos que las personas promedio y los negocios hubiesen recibido el mismo apoyo que los bancos y corporaciones tuvieron por parte de los Bancos Centrales a nivel mundial en el último año, quizá los daños causados por la pandemia pudieran ser mucho menores que los que se registraron.

EC para la Gente Tipo 2: Renacimiento económico

Existen economistas que piensan que, en vez de utilizar los recursos de un banco central para financiar el repunte del consumo en el corto plazo, esos recursos deberían de utilizarse en cambios estructurales en la economía concentrándose en la inversión pública.

Hay tres formas principales en las que un banco central puede financiar la inversión pública. Una de ellas es la financiación directa del gasto gubernamental. El banco central puede prestar al gobierno a largo plazo, con el objetivo de lanzar distintos proyectos de inversión pública sin el temor de una huelga del comprador.  En el caso de que en un país existan prohibiciones para que un banco central financie al gobierno, el banco central puede financiar proyectos por medio de un Banco Nacional de Inversión. Esto podría ser una buena estrategia para proveer soporte del Banco Central para inversiones públicas de largo plazo.

Por último, la inversión directa en el sector privado puede ser otra forma de EC para la gente, específicamente en la inversión del Banco Central en la pequeña y mediana empresa. Pero existe un problema con esta idea, el Banco Central no presta a este tipo de instituciones y estas empresas no crean bonos que puedan ser comprados por el Banco Central. Esto podría solucionarse de 3 formas:

  • Agrupación y titulización de préstamos de las pequeñas y medianas empresas. El Banco Central podría comprar titulaciones respaldadas por préstamos de las empresas.
  • Préstamos a plazo. Esto podría lograrse con el respaldo de garantías del Gobierno, una práctica común en algunos países.
  • La creación de un fondo patrimonial apalancado, por medio del Gobierno, para evitar el financiamiento directo del Banco Central. Esta idea propone que el fondo emita bonos para financiar sus adquisiciones, las cuales el Banco Central puede comprar.

El mundo que conocíamos hasta 2008 cambió con la gran crisis. Hubo que aplicar medidas excepcionales, medidas que después de diez años ya no lo parecen tanto. Si otra crisis golpeara, y lo hará en algún momento, deberíamos ser valientes y prácticos y perseverar en la innovación en política económica.

Una opción podría ser la QE para todos, para el sistema financiero y para la gente. Muchos piensan que sería más justo y, añado, más eficiente, como nos gusta decir a los economistas. (Arenillas et al, 2019)

Dado que vivimos en un mundo en constante cambio, los Bancos Centrales deben incursionar en nuevas prácticas que puedan hacer frente a la distintas crisis que se presentan en las economías actuales. Los tiempos cambian y un Banco Central que desee ser efectivo en sus labores debe actualizarse para hacer frente a los nuevos retos que depara el futuro.

Atrás debe quedar la idea que encapsula el papel del Banco Central a mantener una inflación controlada, esta institución tiene el poder y el deber de incidir de forma positiva en la economía. A su vez, con las herramientas de la EC para la gente, puede lograr disminuir la desigualdad, aumentar el empleo y ayudar de forma activa a la recuperación de un país después de periodos de crisis.

Referencias Bibliográficas

Arenillas, C., Blanco, M. A., del Prado, D. P., & Roselló, J. D. (2019, 15 septiembre). ¿‘Expansión cuantitativa’ para todos? Agenda Pública. https://agendapublica.es/expansion-cuantitativa-para-todos/

Coppola, F. (2019). The Case for People’s Quantitative Easing. John Wiley & Sons.

Bridges, G. (2021, 16 julio). We’re addicted to quantitative easing, and it will be our downfall. Evening Standard. https://www.standard.co.uk/comment/comment/addicted-quantitative-easing-downfall-london-b946143.html

King, B. B. (2020, 5 noviembre). What is quantitative easing and how will it affect you? BBC News. https://www.bbc.co.uk/news/business-15198789

Te puede interesar

Día de la Prevención del Lavado: La reinvención de la criminalidad y la importancia de la evaluación sectorial

El Día de la Prevención del Lavado de Activos se celebra cada 29 de octubre y el Secretario Ejecutivo del Gafilat, Esteban Fullin, enfatiza el trabajo que realizan para contrarrestar la adaptación de la criminalidad a los nuevos tiempos. Desde el BCP destacan la importancia de la evaluación sectorial de los países, para avanzar hacia un sistema global e integrado de prevención.