fbpx
15 °C Asunción, PY
9 de agosto de 2022

Los detalles de cómo Moody´s califica al país

Paraguay mejoró a “positiva” la perspectiva de su calificación de riesgo soberano, lo que significa que la nota puede aumentar en el mediano plazo y así ascender al nivel de grado de inversión, ya largamente anhelado.

En este artículo te explicamos qué se tiene en cuenta para este análisis que se realiza al país, cómo estamos posicionados respecto a las demás economías de la región y en qué nos beneficia esta mejora de imagen.

La calificadora Moody´s, de Moody´s Investors Service, es una agencia de calificaciones crediticias, y su principal función es calificar los bonos de deuda del sector público y del privado. Es una de las tres agencias calificadoras, de las 130 en el mundo, con mayor impacto e influencia a nivel mundial. 

Una agencia calificadora de riesgos se encarga de emitir opiniones técnicas con miras al futuro de los riesgos crediticios relativos de las obligaciones financieras contraídas por instituciones no financieras, instituciones financieras, financiamiento de proyectos estructurados y las entidades del sector público. 

De forma más sencilla, dan sus opiniones sobre si el gobierno de nuestro país puede cumplir con una deuda adquirida. Las opiniones se basan en el análisis cuantitativo y cualitativo de las condiciones financieras de quienes adquieren o van a adquirir la deuda, quiere decir, el emisor. 

El análisis que realizan estas empresas contiene información sobre:

  • La gestión operativa
  • Independencia de la administración
  • Estrategias y control
  • Posicionamiento del país en el mercado
  • Calidad y origen de la garantía
  • Liquidez

Con el resultado de los análisis, se utilizan modelos matemáticos y resulta una calificación para el corto y largo plazo. Esta calificación o nota define el grado de solvencia que tiene el emisor y su capacidad de hacer frente a sus obligaciones financieras. 

El grado de inversión es donde se considera libre de riesgos para los inversores y nuestro país se encuentra muy cerca de llegar a este nivel tan deseado. 

Moody´s cambió a “positiva” la perspectiva de la calificación de Paraguay, mejora que se da luego de siete años. Desde el actual nivel Ba1, nos encontramos a un paso del Baa3, donde comenzaría el grado de inversión. Hasta ahora todavía estamos en la clasificación donde las obligaciones se consideran especulativas y están sujetas a un riesgo crediticio considerable. 

¿Qué impulsó a Moody´s a realizar el cambio? 

Según el informe de la Agencia, el país presenta un historial de crecimiento sólido y una política fiscal prudente que respalda el impulso crediticio positivo de Paraguay, en donde las métricas fiscales y de deuda se comparan favorablemente con las de los soberanos con calificación Baa. También resaltaron las reformas estructurales y fiscales que apoyarán la fortaleza institucional y la gobernabilidad del país, es por eso el mejoramiento de la calificación.

Una perspectiva de calificación asignada por Moody´s es una opinión del probable rumbo de la calificación a nivel país en el mediano plazo. Cuando la perspectiva es “estable”, indica una baja probabilidad de cambio en la calificación a mediano plazo; una perspectiva “negativa”, “positiva” o “en desarrollo” indica que existen mayores posibilidades de un cambio en la calificación en el mediano plazo. 

Este plazo entre la asignación de una perspectiva de calificación y una acción de calificación varía mucho históricamente en función de los acontecimientos crediticios del emisor. 

En promedio, después de la asignación inicial de una perspectiva de calificación -ya sea positiva o negativa-, puede tomar aproximadamente un año, puede ser más corto o más largo el periodo. Una tercera parte de los emisores tuvieron el cambio de las calificaciones en los siguientes 18 meses. 

Perspectiva al alza que fomenta la confianza para traer inversiones

Nuestro país se encuentra a un paso del grado de inversión, mientras Argentina tiene una calificación de Ca; Brasil está un paso atrás nuestro, con Ba2; Bolivia solo presenta B2; mientras Chile ya se encuentra en grado de inversión, con Aa1, y Uruguay, con Baa2. Por el momento, nuestra calificación es la mejor entre nuestros vecinos directos, lo cual es beneficioso a la vista de los inversores. 

Llegar al grado de inversión daría al país mayor acceso a préstamos internacionales, con menores tasas de interés, por el menor riesgo asumido por los inversionistas. El país despertaría mayor interés para colocar capital, eso ayudaría no solo a la infraestructura de la nación, sino también al mejoramiento del nivel de vida de la población.

Te puede interesar