fbpx
34 °C Asunción, PY
4 de diciembre de 2022

Uso correcto de la tarjeta de crédito: ¿Cómo, cuándo y en qué?

Las principales recomendaciones son: saber la capacidad de pago mensual antes de usarla, limitar la cantidad de tarjetas, realizar solo compras necesarias, abonar siempre más del mínimo o el total en el mes, entre otras.

La tarjeta de crédito es considerada una herramienta muy útil por las personas que la saben utilizar, pero muy perjudicial para aquellas que le han dado un uso incorrecto.

La mala utilización de este plástico instaló ciertos temores en algunos usuarios, que hoy en día prefieren recurrir directamente a un préstamo para adquirir algo o llevar adelante un proyecto, pese a que esa operación le será mucho más cara que utilizar la tarjeta de crédito.

Pero, así también, varias personas  han adoptado a la tarjeta de crédito como su principal herramienta de financiación.

En busca de algunos “Tips” de cómo utilizar correctamente la tarjeta de crédito, desde MarketData recurrimos a Hilton Giardina, gerente general de Banco Familiar, quien nos deja algunas recomendaciones sobre: Cómo, cuándo y en qué utilizar la tarjeta de crédito, para aprovechar su beneficio.

Giardina parte de la primicia de que la tarjeta de crédito es el sistema de crédito más eficiente que existe actualmente, debido a que al contar con una línea aprobada, el usuario tiene disponible un crédito automático, que puede ser utilizado cuando, como y donde lo desee el dueño del plástico.

“Esa versatilidad y flexibilidad que tiene la tarjeta de crédito no tiene ningún otro tipo de crédito. Con la tarjeta se puede comprar en un comercio o adquirir un bien, sin firmar ningún pagaré con el banco; no se necesita la aprobación del crédito en ese momento, porque esa línea ya está preaprobada”, destaca como uno de los beneficios.

La tasa de interés aplicada a través de estos plásticos hace de la tarjeta de crédito uno de los productos más baratos que existe actualmente en Paraguay. Esto, debido a la existencia de una “Ley de Tarjetas” que establece un tope máximo de entre 13% y 14% para la tasa de interés que pueden cobrar los bancos a los usuarios.

El mayor secreto para usufructuar de mejor manera el beneficio que trae consigo la tarjeta de crédito es la manera de hacer los pagos, una vez realizada una compra.

Recomendaciones. Al ser una tasa de interés muy conveniente para el usuario, la recomendación principal que nos deja el ejecutivo es utilizar la tarjeta de crédito inteligentemente, calculando la capacidad de pago mensual que uno tiene, a través de un recuento del ingreso total mensual y los gastos totales, para así poder calcular cuánto sería el monto que uno puede abonar al mes por la tarjeta de crédito.

“Si el monto de la capacidad de pago es G. 500.000, entonces, uno ya debe saber que el pago mínimo que puede realizar al mes es por ese monto”, explicó.

La otra sugerencia que nos deja Hilton Giardina es que, por más que existan varias propuestas de tarjetas de créditos, el usuario debe elegir a las más convenientes y cómodas, y no exagerar con la cantidad de tarjetas, debido a que la tentación de utilizarla – al saber que hay un crédito aprobado en ella – es mucho más grande, además del costo por mantenimiento que posee cada tarjeta.

“Por lo general, la primera tarjeta de crédito que da el banco es gratis, pero después, al año siguiente, viene la renovación. Por eso siempre el cliente tiene que preguntar cuánto le van a cobrar a partir del segundo año; cuánto es el costo de renovación, y cuánto es el costo administrativo que tiene la utilización de la tarjeta. Algunas tarjetas tienen un costo mensual y otras, costos anuales, y eso hay que tener muy presente a la hora de aceptar una tarjeta”, expresó.

Compras. Uno de los principales atractivos que trae consigo la tarjeta de crédito tiene que ver con  las promociones que realizan los comercios, principalmente ofreciendo descuentos de ciertos productos tras la compra vía tarjeta de crédito. Ante esto, la recomendación es apostar por la compra prudente: utilizar la tarjeta solo para adquirir cosas que realmente hagan falta en ese momento y evitar querer simplemente aprovechar la oferta.

Pero, quizás, el mayor secreto para usufructuar de mejor manera ese beneficio que trae consigo la tarjeta de crédito es la manera de hacer los pagos, una vez realizada una compra vía tarjeta, ya sea de producto en promoción o no.

Cada tarjeta de crédito emitida por una entidad financiera posee una fecha de cierre mensual, según el gerente general de Banco Familiar. En este caso, lo que debe hacer el usuario es averiguar esa fecha de cierre mensual y abonar el monto total de crédito utilizado en ese mismo mes, de su tarjeta de crédito.

La recomendación es apostar por la compra prudente: utilizar la tarjeta solo para adquirir cosas que realmente hagan falta en ese momento y evitar querer simplemente aprovechar la oferta.

Al realizar ese pago total antes del cierre, el usuario estaría abonando solo el capital utilizado, no así los intereses, que se empiezan a aplicar desde el segundo mes. La otra opción, pero menos beneficiosa que esta primera, es abonar siempre más del pago mínimo en cada mes, para de esa manera cancelar más rápido la deuda y abonar menos intereses mensuales.

“Cada banco tiene su política sobre cuál es el porcentaje que será aplicado sobre la deuda total, para establecer el pago mínimo. Algunos, por ejemplo, aplican como pago mínimo mensual el 5% del gasto total realizado por el usuario de tarjeta, más el interés anual aplicado sobre la deuda total o el saldo de esa deuda total”, detalló el profesional bancario.

“Por decirlo, si una persona utilizó un millón de guaraníes, entonces, el monto de su pago mínimo será G. 50.000 (5% del total), más el interés, que es calculado de la tasa anual aplicada sobre la cuenta total, dividido 12, del cual se obtiene el interés mensual que será sumado al pago mínimo”, agregó.

Ayudó a mantener el consumo. Un informe realizado por la consultora Mentu sostiene que las tarjetas de crédito están ayudando a mantener el consumo en el país. Según el reporte, la cantidad de tarjetas de crédito en el sistema bancario ascendió a 836.221 en julio de este año, inferior en un 5,2% a la cantidad registrada en el mismo mes del 2019.

El saldo promedio por tarjeta fue de G. 3,4 millones y el valor total de la cartera crédito ascendió a G. 2,9 billones. Este, si bien disminuyó  en 0,9% en relación a junio de este año, aún presenta un incremento de 1,4% comparado con el año pasado, explica el reporte.

Según la consultora, el aumento interanual del saldo total se explicaría porque los agentes optaron por el uso de este instrumento ante la coyuntura actual, de modo a mantener su consumo habitual.

Te puede interesar