fbpx
28 °C Asunción, PY
25 de enero de 2021

Las ventajas de invertir en renta variable, ante las bajas tasas de interés y la abundante liquidez del mercado

Para Sebastián Oporto, director y gerente general de Investor Administradora de Fondos, este contexto hace menos favorable la inversión a renta fija y aumenta el atractivo hacia proyectos de inversión a más largo plazo.

ANÁLISIS

Hacia principios del 2019, la tasa de interés referencial del Banco Central del Paraguay (BCP) se encontraba en niveles superiores al 4% anual, en el marco de una ejecución de política monetaria que se aplicaba en una economía estable y pujante. Sin embargo, hacia mediados de ese año la situación comenzó a cambiar, por una serie de situaciones que afectaron el desenvolvimiento financiero del país.

La coyuntura se agravó claramente a partir de la llegada de la pandemia y la falta de acceso al crédito obligó a la banca matriz a comenzar un descenso pronunciado en su tasa de interés para estimular el movimiento económico. El gran espacio que dejaba la inflación permitió bajar la tasa a su actual punto del 0,75%, un nivel históricamente bajo para el indicador macroeconómico en nuestro país. 

En este sentido, resulta importante entender que esta baja en la tasa de política monetaria tiene como efecto un mayor estímulo a los bancos para conceder créditos, ante el bajo rendimiento de sus letras de regulación. En contrapartida, también tiene como efecto una reducción del rendimiento de tasas por instrumentos de renta fija, como los depósitos o los Certificados de Depósitos de Ahorro (CDA). 

En consecuencia la coyuntura del sistema económico y financiero actualmente presenta dos características a ser tenidas en cuenta: por un lado una gran liquidez por la concesión de créditos y el dinero puesto en circulación, y por otro lado tasas pasivas muy bajas para el rendimiento al que estaban acostumbrados los ahorristas de renta fija.  

La apuesta para el 2021

Sebastián Oporto, director y gerente general de Investor Administradora de Fondos, apuntó durante una entrevista que este escenario de bajas tasas en la renta fija como consecuencia de la liquidez – tanto en el sistema bancario como en el mercado bursátil – invita a tomar un poco más de riesgo para obtener buenos rendimientos con instrumentos de renta variable. 

“Esta disminución de las tasas de interés en el mundo ya se dio en el 2008 y acá en Paraguay esto es sin precedentes. Las tasas de bancos que pagaban antes 5% o 10%, hoy están en el orden del 4%; y las letras de regulación monetaria también están bajas: antes, con eso uno mantenía su poder de compra y, hoy en día, el diferencial es bajo y entonces hay que invertir en empresas que creen valor”, dijo.  

Agregó que esto implica asumir un poco más de riesgo, pero reconoció que invertir en acciones de empresa – ya sean grandes o pequeñas – permitirá un mayor incremento en la riqueza de los inversores.

A su vez, la liquidez existente en el mercado se presta a la puesta en marcha de proyectos empresariales para los próximos meses, ya sean iniciales o de crecimiento para compañías que ya venían trabajando. 

Para Oporto, esta serie de inversiones que se comenzarán a realizar también será una oportunidad para que los inversores puedan apostar un poco más hacia la renta variable. 

Sectores 

Al ser consultado sobre cuáles son los sectores que podrían ser interesantes para invertir en el 2021, refirió que el segmento de las construcciones ha sido uno de los que más creció durante la pandemia y esta tendencia continuará en los próximos meses. 

Recordó que recientemente se comenzaron nuevos proyectos inmobiliarios, tanto en la capital del país como en otras localidades, incluso veraniegas como San Bernardino o Encarnación. 

Además, la concesión de créditos a los consumidores da la posibilidad de acceder a préstamos que les permitirán financiar departamentos o casas, con lo que el desarrollo inmobiliario seguirá siendo rentable. 

“Va a haber mayor demanda, sobre todo para los sectores medios y medios/bajos; eso va a estimular la construcción, además de toda la infraestructura que está construyendo el Gobierno. Eso te dice la teoría económica: ante el escenario de tasas bajas, la gente comienza a invertir en proyectos”, explicó el experto. 

Por otra parte, puntualizó que Paraguay puede tener ventajas comparativas por el suelo del Chaco y otras regiones; entonces la inversión en ganadería – sin la necesidad de ingresar al negocio de comprar campos – puede ser también una opción. Con esto, hizo referencia a la capitalización de proyectos ganaderos que podrían tener mucho éxito en ventas este año. 

Puntualizó que hay sectores que están en proceso de recuperación – como el de transportes, servicios, eventos o ventas minoristas – y la demanda se va a ir restableciendo con el aumento del consumo interno, por lo que también pueden surgir como opciones válidas.

“La desventaja es que este tipo de empresas son bastante  familiares todavía en Paraguay y se van a ir abriendo a la capitalización bursátil paulatinamente. También está el sector de las telecomunicaciones, que viene creciendo y ya está bastante abierto al capital”, sentenció.

Oporto considera que las tasas podrían seguir en bajos niveles, por la estabilidad de la economía.

Te puede interesar