fbpx
18 °C Asunción, PY
26 de junio de 2022

Se amplía la opción de inversión en letras de regulación monetaria, con expectativa de mayor calidad en la diversificación

Los títulos que el BCP negocia con los bancos para desplegar sus políticas de control de la inflación ahora estarán a disposición de los fondos mutuos y de inversión, en cumplimiento del reglamento operativo recientemente aprobado por la banca matriz.

De esta manera, más sectores del mercado podrán acceder en secundario a las LRMs. Esto permitirá diversificar aún más los portafolios, señalaron referentes del sector.

ANÁLISIS

Esta semana, la banca matriz emitió una resolución mediante la cual estableció el reglamento operativo para la negociación de las Letras de Regulación Monetaria (LRM) del Banco Central del Paraguay (BCP) en el mercado secundario.

El documento estipula que el citado instrumento podrá ser negociado exclusivamente por los participantes primarios (entidades financieras) y no primarios residentes en la República del Paraguay. 

En este punto, la resolución detalla que los participantes no primarios son: Cajas previsionales de jubilaciones y pensiones, compañías de seguros, bancas de segundo piso, casas de bolsas, la Bolsa de Valores de Asunción (BVA), Fondos Patrimoniales de Inversión (Fondos Mutuos y Fondos De Inversión). 

Así también,  Sociedades Anónimas Administradoras de Fondos Patrimoniales de Inversión (A.F.P.I.S.A) y el Fondo para la Excelencia de la Educación y la Investigación (FONACIDE), administrado por la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD). 

De esta manera, se amplían los sectores del mercado que pueden acceder en secundario a los títulos que el BCP negocia con los bancos para desplegar sus políticas de control de la inflación.

En este sentido, cabe recordar que en la normativa anterior sólo se contemplaba a las cajas previsionales de jubilaciones y pensiones, compañías de seguros, bancas de segundo piso, casas de bolsas y la BVA para tener acceso en secundario a estos instrumentos de regulación monetaria. 

El documento de la banca matriz enfatiza en que las LRMs podrán ser negociadas entre los participantes primarios entre sí, y en forma directa entre los participantes primarios y no primarios. Las negociaciones también podrán realizarse dentro del ámbito de la Bolsa de Valores de Asunción.

La resolución menciona, en el apartado de consideraciones generales, que las casas de bolsas podrán adquirir LRMs y negociarlas en la BVA, así como mantenerlas custodiadas en la cuenta custodia de la BVA en el BCP. 

La decisión de la banca matriz señala, además, que las operaciones de reporto podrán realizarse solo entre participantes primarios y también que sólo estos podrán acceder a la cancelación anticipada de LRM. 

Se amplía la posibilidad de negociación de los títulos 

El vicepresidente de la BVA, César Paredes, sostuvo que con esta resolución se brinda la posibilidad de que más entidades accedan a la negociación de estos títulos. «Eso se logra también porque la Bolsa va a ser intermediaria ya para todos estos actores que no sean bancos y entidades financieras”, explicó. 

Añadió que esto va de la mano también con el proyecto de interconexión con la Bolsa de Valores de Asunción y el Banco Central del Paraguay (BCP), y que los participantes no primarios deberán comprar de los participantes primarios.

“Para mí es súper importante y para el Banco Central también, ya que se demostró con el tiempo que cuantos más actores pueden participar, las tasas de interés para el emisor, en este caso el BCP, también pueden ser más bajas”, indicó.

Paredes añadió que, con esta decisión, lo que se logra es una mayor democratización del acceso a las LRMs emitidas por el BCP, que son instrumentos de alta calidad. “Eso le va a dar mayor competitividad al mercado y la posibilidad de que otras entidades que no sean bancos pueden acceder a estos instrumentos que son de alta calidad”, dijo.

En otro momento, el ejecutivo señaló que, ya que estos instrumentos son de alta calidad, su rendimiento no es muy elevado. Detalló que, a su criterio, los principales compradores serán las cajas de jubilaciones y entidades como la AFD, para contar con liquidez de corto plazo. 

Consideró que, de esta manera, los inversores también podrán diversificar sus portafolios, con un instrumento seguro para operaciones de corto plazo. 

“Esto es un instrumento que no va a competirle al financiamiento al sector privado ni a los bonos del Tesoro, que son del sector público, sino yo creo que va a optimizar el rendimiento del dinero de corto plazo”, afirmó.

Negociación en el mercado secundario

Por su parte, el presidente de la BVA, Eduardo Borgognon, informó que el documento es un complemento de la resolución emitida semana atrás sobre la inclusión de la Bolsa dentro del sistema de liquidación del BCP. 

El titular de la BVA dijo que, al estar la Bolsa interconectada al sistema del BCP, “las casas de bolsa, a través nuestro, van a poder negociar en secundario instrumentos de regulación monetaria»

No obstante, indicó que “lastimosamente” eso no es inmediato porque a partir de ahora hay una serie de cuestiones operativas y reglamentarias con las cuales deben avanzar. 

“Las casas de bolsas tienen que generar una sub-cuenta para que a través nuestro puedan hacer esas liquidaciones. Todavía no es inmediato, si bien es cierto ahora ya estamos dentro del circuito, las casas, a través de la plataforma de la Bolsa, van a poder negociar en secundario los instrumentos de regulación monetaria”, explicó. 

Borgognon insistió en que hay una cantidad de procesos que se tienen que llevar aún adelante, pero resaltó que se están viendo los resultados de años de trabajo. 

“Estar conectados a la depositaria del BCP son años de trabajo y hay mucha inversión a nivel tecnológico también. Hoy se necesitan solamente unos trámites administrativos para que las casas de bolsas habiliten su cuenta a través de la Bolsa y ahí puedan operar dentro del sistema”, finalizó.

Te puede interesar

El problema económico, social y ambiental de no contar con un plan de desarrollo para la ciudad

En Asunción y área metropolitana no existe una previsibilidad a mediano y largo plazo que avale el avance seguro de las edificaciones.

Agentes del sector inmobiliario sostienen que existen diversas falencias que deben ser subsanadas, para un desarrollo íntegro y en el que se vele por el bien común de todos.

Instan a llevar a cabo un plan regulador, evitar costos irracionales y establecer criterios, para que cada persona sepa qué puede y no puede hacer.