fbpx
18 °C Asunción, PY
9 de agosto de 2022

El acceso al agua en Paraguay: Un derecho con privilegios

En este artículo abordamos las diferencias existentes entre departamentos, a partir de una serie de indicadores propuestos por el INE y con el fin de medir los avances de las metas establecidas en los ODS.

Por Rodrigo Luis Chenú Morales – Economista

ANÁLISIS

El agua es un recurso natural fundamental para la vida humana.

En ese sentido, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la declaró como derecho humano esencial mediante la Resolución N° 62/292. Por otro lado, en el Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) N° 7 “Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente”, se ha establecido como meta “la reducción del porcentaje de personas que carecen de acceso sostenible al agua potable para el año 2015”.

Al respecto, Paraguay ha superado las metas fijadas para tal año, en términos de porcentaje de población con acceso a fuentes de agua mejorada y con acceso a fuentes de agua potable (Gabinete Social, 2015).

No obstante, las diferencias entre departamentos siguen siendo alarmantes, lo cual refleja que el acceso al agua en Paraguay se trata, sin dudas, de un derecho con privilegios.

Por tal motivo, en el presente artículo se abordarán las diferencias existentes entre departamentos, a partir de una serie de indicadores propuestos por el Instituto Nacional de Estadística (INE, anteriormente DGEEC), con el fin de medir los avances de las metas establecidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El acceso al agua a nivel departamental

Nuestro país atraviesa por una situación de desigualdad en términos de acceso al agua entre departamentos.

Al respecto, en la siguiente tabla se aprecia el porcentaje de población con acceso a fuentes de agua mejorada por cada departamento.

En ese sentido, se destaca a los primeros seis departamentos con un porcentaje de acceso a fuentes de agua mejorada superior al 90%, en tanto que los departamentos de Ñeembucú y Alto Paraná se encuentran marcadamente por debajo del total país, con 71,3% y 61,1%, respectivamente.

Especialmente resulta llamativo el caso de Alto Paraná, atendiendo la gran cantidad de ríos y arroyos que atraviesan su territorio.

Cabe destacar que se utilizó un mapa de calor de acuerdo a los colores del semáforo, donde el verde representa aquellos departamentos cuyo acceso al agua se encuentra por encima del total país; amarrillo, para los departamentos con acceso al agua igual o cercano al total país; y rojo, para aquellos departamentos con acceso al agua marcadamente inferior al total país.

Población con acceso a fuentes de agua mejorada (%)

Fuente: Elaboración propia con base en datos del INE (2020)

Por otro lado, en la tabla que presentamos a continuación se presenta el porcentaje de población con acceso a fuentes de agua potable por cada departamento.

En ese sentido, cabe destacar que los seis primeros departamentos poseen un porcentaje de acceso a fuentes de agua potable superior al 90%.

Por otro lado, Alto Paraná apenas supera la mitad del nivel país, con un porcentaje de acceso a fuentes de agua potable del 46,4%. Esto evidencia la fuerte dependencia de dicho departamento al abastecimiento por medio de fuentes de agua potencialmente afectadas por contaminación.

Población con acceso a fuentes de agua potable (%)

Fuente: Elaboración propia con base en datos del INE (2020)

La diferencia entre ambos indicadores

En las tablas expuestas se han observado algunas diferencias importantes entre departamentos.

Por tanto, y a fin de apreciar de forma significativa tales diferencias, en la siguiente figura se presenta la proporción de población con acceso a fuentes de agua por medio de pozo artesiano; agua de lluvia; 20%*pozo con bomba; 20%*pozo sin bomba, las cuales se consisten en fuentes de agua no gestionadas de forma segura, o no libres de riesgos.

Cabe destacar que 8 de los 10 departamentos situados a la derecha de Paraguay poseen más de 80% de acceso a fuentes de agua potable, lo cual evidencia la importancia de SENASA y las redes comunitarias, principalmente, como fuentes de abastecimiento gestionadas de forma segura.

Por otro lado, todos los departamentos situados a la izquierda de Paraguay se encuentran por debajo de los niveles de cobertura de agua del total país, tanto para fuentes de agua mejorada como para fuentes de agua potable.

Además, Alto Paraná se ubica como el departamento con mayor dependencia de las fuentes de agua con potencial riesgo para la salud, ya que sin estas fuentes ni siquiera la mitad de su población dispondría de acceso al agua.

Población con acceso a fuentes de agua no libres de riesgos (%)

Fuente: Elaboración propia con base en datos del INE (2020)

Importantes desafíos para garantizar derechos

Paraguay ha logrado grandes avances en términos de acceso al agua a nivel país.

No obstante, se observaron grandes desigualdades entre departamentos, en términos de acceso a fuentes de agua mejorada y de acceso a fuentes de agua potable.

A su vez, se apreció una diferencia entre el acceso al agua según el tipo de fuente, lo cual refleja la dependencia de algunos departamentos a fuentes de agua no gestionadas de forma segura, las cuales pueden ser potencialmente perjudiciales para la salud humana.

Este déficit de acceso al agua debe pensarse como un diagnóstico de la situación actual de cada departamento. Y, a partir de tal diagnóstico, deben emplearse medidas de políticas tendientes a facilitar el acceso a fuentes de agua potable a las poblaciones de los departamentos más afectados, especialmente a aquellos segmentos socioeconómicos más vulnerables.

Es preciso reiterar que el acceso al agua potable es un derecho humano esencial para la vida humana, de acuerdo a la ONU.

Por tanto, Paraguay, como país miembro de la ONU, debe honrar el cumplimiento de tal derecho, entendiéndose además que se trata de una necesidad básica que debería estar a disposición de todo ser humano.

Los ODS y el agua: Cómo hicimos nuestro análisis

Tras la culminación de los ODM (Objetivos de Desarrollo del Milenio), los países miembros de la ONU consideraron pertinente la ampliación del alcance de las metas fijadas en el periodo 2000-2015.

Por ello, se establecieron los ODS con 17 objetivos integrados y abocados a tres dimensiones del desarrollo sostenible: el crecimiento económico, la inclusión social y la protección del medio ambiente.

Lea también: ¿Qué son los ODS y cuál es su importancia?

Entre estos objetivos, cabe destacar el ODS N° 6 “Agua limpia y saneamiento”, en el cual se aborda la meta de “lograr el acceso universal y equitativo al agua potable a un precio asequible para todos al año 2030”.

Al respecto, el INE ha establecido dos indicadores que permiten medir el grado de cumplimiento de esta meta, los cuales además ya se han utilizado anteriormente para la evaluación de los ODM.

El primero, consiste en la proporción de la población que dispone de servicios de suministro de agua mejorada (INE, 2020).

Donde:

PPAFAM: Porcentaje de la población con acceso a fuentes de agua mejorada

PAFAM: Población con acceso a fuentes de agua mejorada. Es decir, que disponen de abastecimiento de agua a través de ESSAP; SENASA o junta de saneamiento; red comunitaria; red o prestador privado; pozo artesiano; agua de lluvia; 20%*pozo con bomba; 20%*pozo sin bomba

PT: Población total

El segundo, por su parte, se trata de la proporción de la población que dispone de servicios de suministro de agua potable, potencialmente gestionados de manera segura (INE, 2020).

Donde:

PPAFAP: Porcentaje de la población con acceso a fuentes de agua potable

PAFAP: Población con acceso a fuentes de agua potable. Es decir, que disponen de abastecimiento de agua a través de ESSAP; SENASA o junta de saneamiento; red comunitaria; red o prestador privado

PT: Población total

Para el cálculo de estos indicadores, se utilizaron los microdatos de la Encuesta Permanente de Hogares Continua (EPHC) 2019 y se utilizó el factor de expansión poblacional. No obstante, cabe destacar que la EPHC no incluye a los departamentos de Boquerón y Alto Paraguay.

Te puede interesar

Telecomunicación, móvil y banda ancha: Las perspectivas en Paraguay, ante los efectos de la pandemia

Tras los profundos cambios que introdujo la irrupción del COVID-19 en nuestra vida cotidiana, se conforman nuevos escenarios para la expansión de los servicios ligados a la tecnología.

En este artículo, hacemos un repaso de la evolución que vienen teniendo las telecomunicaciones en nuestro país, mediante acciones emprendidas tanto desde el Gobierno como en el sector privado.

Las desalentadoras perspectivas para la balanza comercial, ante menor dinamismo económico esperado

El Banco Central espera que al cierre del 2022 el déficit en la balanza comercial alcance USD 872 millones, mayor a su estimación inicial. Para las exportaciones proyecta una caída en torno al 17,2%, mientras que para las importaciones la expectativa es que disminuya un 6,6%.

Al cierre del primer cuatrimestre se registró un déficit de USD 281 millones; los envíos con una reducción del 0,2%, y las compras con un incremento del 24,9%. Los técnicos de la banca matriz sostienen que en los próximos meses, debido a una menor actividad económica, estos números empeorarán.