fbpx
28 °C Asunción, PY
25 de enero de 2021

El impacto económico de la respuesta de los mercados a la vulnerabilidad política de EEUU

La maquinaria proselitista sufrirá los efectos de la reciente intrusión al Capitolio, ya que importantes actores de Wall Street anunciaron el recorte a los aportes de campaña como castigo al accionar político. Los bonos del Tesoro reciben presiones para que otorguen un mayor rendimiento a largo plazo, mientras las tecnológicas atraviesan por problemas tras suspender a Donald Trump en redes sociales.

ANÁLISIS

La irrupción al Capitolio que el miércoles pasado protagonizaron seguidores ultra conservadores del presidente saliente Donald Trump y los intentos de entorpecer los últimos comicios electorales le están costando caro a la clase política estadounidense.

Agentes de Wall Street anunciaron recortes al aporte que realizan a las nucleaciones políticas, como castigo a la mencionada insurrección y la fragilidad a la que está quedando expuesta la democracia norteamericana.

Uno de los anuncios de posibles recortes provino de Goldman Sachs Group Inc., específicamente para las donaciones a líderes que trataron de bloquear los resultados electorales, según posturas recogidas por Bloomberg.

En una movida similar, Morgan Stanley señaló a los miembros del Congreso que retuvieron sus votos para la certificación de la victoria electoral de Joe Biden, a fin de pausar las contribuciones que destinan a los mismos.

JP Morgan Chase & Co – mencionado por Bloomberg como el banco de mayor tamaño de Estados Unidos por nivel de activos – anunció a su vez que planea una suspensión de seis meses tanto a los republicanos como a los demócratas, mientras que Citigroup Inc. dijo que pretende detener todas sus contribuciones políticas en este trimestre.

“Queremos asegurarnos de que no apoyaremos a candidatos que no respeten el estado de derecho”, sentenció Candi Wolf, directora de gobernanza global de Citigroup, en un memorándum dirigido a los empleados.

Lea también: Wall Street condena la intrusión al Capitolio y se espera que vuelva la calma con asunción de Biden

Efecto en los bonos

En coincidencia con el tumultuoso desarrollo de los últimos acontecimientos políticos en EEUU, los bonos del Tesoro norteamericano se enfrentan a una exigencia de mayores rendimientos para el largo plazo que puede persistir en los mercados, según apunta también Bloomberg.

Para esta semana, la conducción económica de la primera potencia mundial prepara la emisión de bonos por USD 38.000 millones en notas a diez años y de USD 24.000 millones en deuda a treinta años, así como un récord de USD 58.000 millones en colocaciones a tres años.

El rendimiento a diez años llegó el viernes pasado a su punto más alto desde marzo, al alcanzar el 1,12%. El vicepresidente de la Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés) dijo que “no le preocupa” si este indicador es un poco más de 1%.

EEUU debe enfrentar los efectos de la pandemia de COVID-19 en medio de una fuerte división política interna. Este país es el más afectado por la propagación del coronavirus, con un total de 22,5 millones de casos confirmados hasta el 11 de enero, según la Universidad Johns Hopkins.

Tecnológicas golpeadas por suspensión a Trump

Otro evento que desató un debate mundial, en este caso alrededor de la libertad de expresión, fue la suspensión de las cuentas de redes sociales de Donald Trump dispuesta luego del ataque al Capitolio.

Las acciones de Twitter se desplomaron en las negociaciones previas a la apertura del mercado de este lunes. La red social Parler también está atravesando por problemas debido a las crecientes restricciones de las empresas tecnológicas, pues esta aparentemente terminó sus operaciones después de que Amazon, Google, Apple y otros revocaran sus servicios, dejándola sin proveedores.

Stripe también se sumó a la suspensión del presidente republicano, pues dejará de procesar los pagos para el sitio web de su campaña, según publicaciones del Wall Street Journal.

Trump es acusado de haber incitado la insurrección a la sede del Congreso estadounidense, a través de mensajes en redes sociales, pronunciamientos que no distaron del tono que el mandatario mantuvo a lo largo de su administración en la Casa Blanca.

¿Qué se viene para los próximos días? 

La atención estará puesta esta semana en el intento de un segundo juicio político a Donald Trump por parte de la Cámara Baja, que se espera se contrete en caso de que el vicepresidente Mike Pence y el gabinete no invoquen la Enmienda 25 para el derrocamiento del jefe de Estado todavía en funciones. 

La presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dio 24 horas a Pence para que emita una respuesta y este miércoles podría darse una votación sobre el juicio político. Sin embargo, existe también la posibilidad de que el proceso contra Trump no empiece sino hasta después de que Biden asuma la presidencia – el 20 de enero – debido a que el Senado se encuentra en receso. 

El presidente electo anunció que el trabajo de los próximos cuatro años debe ser la “restauración de la democracia” y “la recuperación del respeto al estado de derecho”.

En su cuenta de Twitter, el político demócrata – que fuera vicepresidente en el gobierno de Barack Obama – destacó también entre estas tareas a la renovación hacia una política que se dedique a “resolver problemas” y no a “avivar las llamas del odio y el caos”.

Se espera que este jueves Joe Biden anuncie el paquete que prepara su gobierno para la recuperación económica de Estados Unidos, país fuertemente golpeado por la pandemia de COVID-19

Te puede interesar