fbpx
41 °C Asunción, PY
22 de enero de 2022

El repunte del empleo en el sector gastronómico, gracias a la reorganización y un mayor dinamismo

La llegada de las fiestas de fin de año, el verano y la recuperación de la economía hacen que el rubro gastronómico esté experimentando una mayor demanda y, por tanto, necesite de más mano de obra.

Este sector se vio obligado a realizar una reestructuración para seguir funcionando y fue de los más afectados por la pandemia. Referentes del área reconocen que quedan aún muchos desafíos por delante.

ANÁLISIS

El sector gastronómico no pudo operar durante algunos meses el año pasado, lo que ocasionó que innumerables trabajadores fueran suspendidos o, incluso, algunos despedidos. Esto se dio a raíz de las medidas sanitarias implementadas por el Gobierno Nacional para evitar la propagación del virus del COVID-19.

De esta manera, este rubro fue de los más afectados por la pandemia e hizo que los empresarios recurrieran a préstamos para cumplir con sus compromisos, algunos hasta se vieron obligados a cerrar las puertas de sus restaurantes. 

Desde finales del año pasado, gracias a la flexibilización de las restricciones sanitarias, los restaurantes volvieron a activar sus actividades pero con estrictos protocolos. Esto representó un gran alivio para el sector, pero aún no significó una recuperación ni volver a contar con todos sus colaboradores.

Demanda de más mano de obra

El sector de restaurantes transita hoy en día por un proceso de recuperación y, según referentes del rubro, esto continuará así ya que la llegada de las fiestas navideñas y de fin de año, más el verano, son factores que ayudarán para que este buen dinamismo continúe. 

Estas acciones hacen que los restaurantes necesiten de más mano de obra para poder cubrir la demanda actual y futura, teniendo en cuenta la temporada que se acerca.

En este sentido, para cubrir las vacancias actuales, la Unión Industrial Paraguaya (UIP) y la Asociación de Restaurantes del Paraguay (Arpy) organizan una feria de empleo en donde estiman podrán emplear a más de 500 trabajadores de manera formal. 

Detalles de la feria

Alfredo de Hollanda, uno de los organizadores de la citada actividad, señaló que el lunes 29 de noviembre inició la feria de empleos del sector gastronómico de manera virtual e irá hasta el próximo 10 de diciembre. 

Asimismo, detalló que los interesados en postularse para algún puesto de trabajo podrán ingresar al sitio web http://www.pivot.com.py, para presentar sus hojas de vida (CV). Esta plataforma está disponible durante las 24 horas.

Agregó que este 1 de diciembre, se llevará a cabo la feria de manera presencial en la sede de la UIP, de 13:00 a 18:00. En este lugar, las empresas del sector gastronómico podrán contactar directamente con los postulantes.

De Hollanda afirmó que el sector gastronómico demanda una gran variedad de empleos como cocinero, ayudante de cocina, anfitrión, mozo, bartender, confitero, pastelero, barra, cantina, chef, encargado de local, delivery, encargado de stock de alimentos y bebidas, panadero, bachero, encargado de compras, cajero y limpieza.

En otro momento, destacó que las personas que serán empleadas mediante esta feria lo harán de manera formal.  

“Este es un sector que se quedó sin mucha gente porque cuando vino la pandemia tuvieron que cesar a varias personas, y ahora que comienza la reactivación tienen que recuperar a esas personas”.

Alfredo de Hollanda, organizador de la feria de Empleo Gastronómico de la UIP.

“Este es uno de los sectores más informales que hay, pero estas empresas participantes de la feria son todas empresas del sector formal, se ofrece trabajo formal y profesional, ninguna de estas empresas te van a contratar en negro”, añadió.

Feria también es para contar con una base de datos

Por su parte,  Oliver Gayet,  presidente de la Asociación de Restaurantes del Paraguay (Arpy), comentó que han contratado a la firma Pivot para que los interesados registren sus curriculum y, de esa manera, este gremio puede contar con datos respecto a cuántos profesionales del sector gastronómicos disponibles existen en la actualidad. 

“La idea es juntar aproximadamente 5.000 curriculums, que puedan servir a todos nuestros socios que van a participar de la feria. Sabemos que hay una demanda de alrededor de 550 personas  de forma casi inmediata en el sector por parte de socios de la Arpy”, resaltó. 

Gayet explicó que esta demanda de obra se explica de dos maneras: por una parte, para cubrir a trabajadores que estaban suspendidos y cortaron vínculo laboral, ya que ahora se dedican a otras actividades; y por otro lado, que muchos locales están abriendo sus restaurantes en las ciudades veraniegas y necesitarán personal calificados. 

“Yo creo que de esas casi 600 personas que estamos buscando, serían como 100 o 200 para cubrir puestos antiguos y unos 400 para nuevos empleos para la temporada”, aseguró.

En otro momento, el titular de la Arpy recordó que, según un censo que había realizado la Secretaría Nacional de Turismo en el 2019, unas 123.500 personas en Paraguay estaban empleadas en el sector gastronómico. Sin embargo, estos datos no están desagregados entre formales e informales. 

“En IPS los trabajadores del sector gastronómico no debe pasar de 45.000 pero yo no sé ese número exacto. IPS nunca quiso dar ese número de forma real”, acotó. 

Por último, Gayet manifestó que existe una pequeña recuperación en el sector, pero que no implica que puedan pagar todas las deudas que han contraído.

“No porque nos estamos recuperando ahora es que vamos a poder pagar todas nuestras deudas que tenemos acumuladas durante casi veinte meses. Nosotros sacamos préstamos para pagar salarios el año pasado y eso no se recupera de un día para el otro, estamos endeudados por los próximos cuatro años”.

Oliver Gayet, presidente de la Asociación de Restaurantes del Paraguay (Arpy)

El desafío de combatir la informalidad

Un hecho que también evidenció la llegada del coronavirus fue que en el rubro de restaurantes, así como las otras actividades económicas que componen el sector terciario, existe una gran informalidad, lo que impidió que muchos trabajadores accediesen a la suspensión de contrato para así recibir el subsidio del Instituto de Previsión Social (IPS), en tanto que por el lado de los dueños, estos no accedieron a créditos del sistema financiero.

Actualmente, el sector de servicios -entre ellos el gastronómico- está transitando por una recuperación. Esto se evidencia en los datos brindados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que menciona que al tercer trimestre de este año la población ocupada en actividades de comercio, restaurantes y hoteles suma un total de 962.103 personas, lo que en relación con el mismo periodo del 2020 significa un crecimiento de 149.473 trabajadores. 

En contrapartida, también según datos del INE correspondientes al tercer trimestre del 2021, la población ocupada no agropecuaria en el sector informal fue de 1.793.840 personas, y en comparación con el mismo periodo del 2020 significan un aumento de 250.693 personas que trabajan en estas condiciones.  

Teniendo en cuenta la gran informalidad que existe en el sector terciario, se puede interpretar, según estos datos, que muchos trabajadores retornaron a sus actividades laborales pero siguen sin contar con los beneficios establecidos por Ley, como el seguro social.

Informalidad laboral incide en mayores tasas de pobreza

En este sentido, según un análisis realizado por la consultora Mentu, la pobreza y la informalidad laboral se vinculan estrechamente con el nivel de ingreso. Los trabajadores que actúan en el sector informal de la economía perciben ingresos inferiores con relación al sector formal,  además de carecer de los beneficios de la seguridad social y la protección de las leyes laborales.

Mentu menciona que del total de trabajadores formales, un 3,2% está debajo de la línea de pobreza y ninguna presenta tasas de pobreza extrema. Mientras tanto, entre los ocupados informales, en un 17,8% son pobres y 1,3% son pobres extremos, lo que indicaría que más de 340.000 trabajadores informales no tienen los ingresos suficientes para satisfacer una canasta básica de consumo alimenticio y de bienes. 

“Es esencial implementar políticas públicas que mejoren las condiciones laborales vigentes, sancionar a las empresas que no registren a sus empleados en el Instituto de Previsión Social (IPS), facilitar la inscripción en el Registro Único de Contribuyente (RUC), así como ofrecer a las empresas formales incentivos como acceso a créditos y capacitación técnica para mejorar la productividad”, indica Mentu.

Te puede interesar

Asunción cumple 484 años, con una desaceleración de su bono demográfico

La población de la ciudad capital es mayoritariamente joven, pero el crecimiento del bono demográfico viene en franca desaceleración. También enfrenta los desafíos de la desigualdad y el impacto de la pandemia en los niveles de educación.

En este artículo describimos los principales indicadores socioeconómicos de la ciudad de Asunción para conmemorar la fundación de la madre de ciudades, que recordamos el 15 de agosto de cada año.