fbpx
22 °C Asunción, PY
12 de junio de 2021

Indicios de recuperación en el consumo a partir de las ventas con tarjetas

Las ventas con tarjetas tuvieron importantes incrementos en casi todos los rubros en el primer cuatrimestre del año, salvo algunos puntuales afectados de manera directa por la pandemia y las restricciones de movimiento, según informe de Bancard.

Esto arroja señales de un mayor dinamismo en el consumo, a pesar de la dura situación sanitaria por la que está atravesando el país y el lento proceso de inmunización que podría alargar el pico de contagios.

ANÁLISIS

Según el último informe de Cuentas Nacionales trimestrales publicado por el Banco Central del Paraguay (BCP), el consumo privado experimentó una caída del -3,5% al cierre del 2020, como consecuencia de la crisis sanitaria desatada por la pandemia. Sin embargo, durante los primeros meses del presente año ya se han notado ciertos atisbos de recuperación en este indicador. 

Uno de ellos es la cantidad de compras con tarjetas de crédito y débito en rubros de consumo como alimentos, tiendas, electrónica y entretenimiento. Un informe publicado por la procesadora de pagos Bancard revela que al cierre del primer cuatrimestre del 2021 se han registrado incrementos en las ventas por tarjeta de crédito o débito en varios productos de consumo. 

Por ejemplo, en comparación con el mismo periodo del 2020, las ventas de alimentos se han incrementado en 16%, mientras que en el sector de automotores el crecimiento del consumo ha sido de un 33%, siendo estas dos las de mayor nivel de facturación. 

De la misma manera, el sector de tiendas comerciales incrementó sus ventas con dinero plástico en un 55% y el de electrónica o electrodomésticos, en un 59%. También mejoraron su rendimiento los sectores de entretenimiento, comunicaciones y seguros, aunque con un nivel de incidencia menor. 

En contrapartida, el informe de Bancard detectó un par de sectores que siguen contrayendo su nivel de actividad con respecto al año pasado, ligados de manera clara con la pandemia, las restricciones y el menor poder adquisitivo de las familias. El rubro de las compañías aéreas bajó un 7%; mientras que el de educación, un 5%.

A nivel general, las compras con tarjetas se incrementaron en 20% en comparación con los primeros cuatro meses del año pasado. Esta expansión surgió a partir de un aumento del 37% en las compras con tarjetas de débito y de un 6% en el caso de las tarjetas de crédito. 

Rebote tras el encierro

Anibal Corina, gerente general de Bancard, comentó sobre este tema que si bien las cifras en comparación con el año pasado son bastantes positivas y efectivamente denotan atisbos de recuperación en el consumo, son más bien parte del efecto de rebote contra el periodo de cuarenta total que hubo en el país a raíz de la pandemia y las restricciones fuertes del año pasado. 

No obstante, al comparar las cifras con el primer cuatrimestre del 2019 también hubo un crecimiento a nivel general de las ventas con tarjeta, en este caso del 7%. Este incremento se desagrega en una variación de 41% para las tarjetas débito, al margen de una contracción del -12% en el caso de las tarjetas débito.  

Sobre esta contracción en las compras con tarjetas de crédito, en comparación con el 2019, Corina explicó que se trata de un volcamiento de la preferencia de los consumidores hacia las tarjetas de débito, en el marco de un proceso de adaptación a la no utilización de efectivo que se va consolidando de a poco en el país.  

“Cuando te comparas contra el primer trimestre del año pasado hay un incremento, pero en los últimos 45 días de ese periodo había cuarentena completa. Por eso se hace la comparación con el 2019 y hay un crecimiento del 7%, y ahí sí nos estamos comparando con un año normal. Igual, las comparaciones por rubros son positivas en comparación al 2019”, puntualizó. 

Por otra parte, cabe destacar que el ticket promedio -o la facturación media por operación- en compras con tarjetas de crédito creció un 2%, mientras que en tarjetas de débito el crecimiento fue del 4% para este indicador. Esto, teniendo en cuenta la comparación entre el primer trimestre del 2020 y el del 2021. 

El parque de tarjetas de crédito se redujo en 3% en este periodo, quedando en aproximadamente unos 923.000 plásticos, mientras que las tarjetas de débito en funcionamiento crecieron un 4% y llegaron a las 1,96 millones de unidades. 

Con todas estas cifras, Anibal Corina hizo referencia a que efectivamente se ha notado un principio de recuperación en el consumo de los paraguayos en el país, y también en el extranjero a partir del auge de los viajes a los Estados Unidos para recibir vacunas contra el COVID-19, en el segmento de población con ingresos medios/altos. 

“Las compras de los paraguayos en el exterior hay que dividirlas en dos, porque una cosa son las personas que compran cosas por internet, y otro grupo son los paraguayos que van a comprar en Estados Unidos con el tema de las vacunas. En abril lo que creció fuerte fueron las compras presenciales en el exterior, que fue del 39% en el mes”, puntualizó. 

En lo que respecta al consumo de extranjeros en el Paraguay, todavía no hay cifras alentadoras, ya que la cantidad de personas que llegan desde otros países -ya sea para turismo o negocios- es aún muy reducida por la cuestión sanitaria. 

Campaña de vacunación 

Resulta importante destacar que estas señales de recuperación en el consumo local se dan a pesar de una campaña de vacunación contra el virus que se viene realizando de una manera excesivamente lenta. Hasta la fecha, son apenas unas 301.712 personas las que han recibido el biológico, muchas de ellas recién en su primera dosis. 

El pico de contagios y muertes todavía continúa en su punto más álgido y los decesos no bajan de 100 por día. Según el último informe de la cartera de Salud, se registraron el sábado casi 2.500 nuevos casos de la enfermedad, y en total ya se acumulan 8.987 personas que han perdido la vida a causa del coronavirus.  

Analistas económicos coinciden en que una campaña de vacunación más rápida y efectiva será la única solución para generar un impulso mucho más pronunciado a la economía y un despegue más fuerte del consumo en nuestro país.

Te puede interesar