fbpx
23 °C Asunción, PY
1 de marzo de 2021

¿Qué pasa con el precio del petróleo y las importaciones de combustible, en el transcurso de la pandemia?

En este artículo hacemos un repaso de los factores que inciden en el comportamiento del commodity energético y del ingreso del producto al mercado local, para su comercialización.

ANÁLISIS

La importación de combustibles y lubricantes representa alrededor del 12% de todas las importaciones de nuestro país. La categoría de combustibles y lubricantes incluye productos como la nafta, gases, gas oil, fuel oil y otros combustibles o aceites.

Esto nos da a entender la importancia de la importación de combustibles a nivel país, ya que es una proporción significativa.

En el tercer trimestre del 2020, las importaciones conformaron el 33% del producto interno bruto (PIB) por tipo de gastos y sufrieron una caída interanual de 14% respecto al mismo periodo del año anterior.

Dentro de esta categoría, los dos mayores participantes son el gas oil, que en el 2020 representó el 7,15% de todas las importaciones del país; y la nafta, que representó el 2,9% de las importaciones en el mismo año.

Importaciones de combustibles y lubricantes con respecto al precio del petróleo

Fuente: Anexo estadístico del informe económico del banco central de Paraguay

Como podemos observar en el gráfico, el nivel de importaciones de combustibles y lubricantes disminuyó significativamente en el 2020 debido a las repercusiones negativas de la pandemia.

En enero del 2021, por su parte, las importaciones fueron aún más bajas, con una caída de 30% con respecto al mismo periodo del año anterior.

En cuanto a los niveles promedio de las importaciones de combustibles, en el 2020 el promedio fue 26% más bajo que en el 2019 y 36% menor al del 2018.

También podemos observar que hay cierta relación entre el comportamiento de los precios internacionales de barriles de petróleo y el valor de las importaciones.

Notamos cierta tendencia similar con respecto al precio del petróleo y las importaciones de combustible del país, pero el precio del petróleo se sigue incrementando: entre los meses de abril del año pasado y enero de este año, hubo un gran aumento (del 105%) en el precio por barril.

Origen de las Importaciones de combustible 2017-2020

Fuente: Penta Transaction

Ya que las importaciones de combustible representan una significativa proporción de las importaciones totales, por lo tanto, estas importaciones son de gran importancia para la economía del país.

La mayor parte de estas importaciones proviene de Argentina.

Hasta el 2017, Brasil también formaba parte de los tres orígenes más importantes en cuanto a la importación de combustible en Paraguay, pero en el siguiente año fue superado por las importaciones provenientes de los Emiratos Árabes Unidos.

Como la mayor parte de los combustibles y derivados son importaciones, y representan una parte importante de la economía, cade destacar también la incidencia de la cotización del dólar en nuestro país.

En un artículo anterior se mencionó que el tipo de cambio influye principalmente en la balanza comercial, ya que una depreciación de la moneda local implicaría un incremento en el costo de las importaciones y viceversa.

Es por eso que la volatilidad del tipo de cambio es un factor para tener en cuenta con respecto a la importación de la gasolina, dada su importancia en la economía del país.

Comportamiento de los precios del petróleo

Petróleo Brent USD/Barril

Fuente: Anexo estadístico del informe económico del banco central de Paraguay

Como podemos observar en el gráfico, el precio internacional del petróleo sufrió variaciones negativas a lo largo del año pasado.

En el primer cuatrimestre, el precio por barril se desplomó un 58%. En abril, el precio del petróleo fue de aproximadamente USD 27 por barril; la última vez que el petróleo cotizó a un precio menor a USD 30 por barril fue a fines del 2002.

Durante el 2020, el precio promedio del petróleo fue de USD 44 por barril, un 32% más bajo que el promedio del año anterior y un 39% menor al 2018.

La pandemia del COVID-19 causó un shock sin precedentes en la demanda de petróleo a nivel mundial, debido a las restricciones sanitarias y los cierres impuestos por los gobiernos para no propagar la expansión del virus. Esta fue la principal causa del desplome de los precios de petróleo a nivel mundial.

Sin embargo, a medida que se alivianaron las restricciones y comenzó la reactivación económica a nivel internacional, podemos ver un aumento nuevamente en el precio del petróleo.

Entre los meses de abril – cuando se tuvo el precio más bajo desde el 2003 – y diciembre del 2020, podemos observar un aumento del 87%. El precio del petróleo cerró el año pasado con un valor de USD 50,26 por barril, un gran incremento con respecto al año, pero aún por debajo de los precios promedio del 2019 y 2018.

Este aumento en el precio se da principalmente por la reactivación económica mundial, lo cual significa un aumento en la demanda de petróleo; a esto se suma que la producción de petróleo disminuyó a lo largo del año y con una mayor demanda, el precio incrementa aun más.

Con respecto al presente año, el precio del petróleo está volviendo a los niveles que se observaban antes de la pandemia. En enero, el precio fue de USD 55,15 por barril.

A pesar del gran incremento de precio observado en el año, parece ser que el precio del petróleo va a seguir creciendo, por factores como la demanda que se incrementa y la cantidad de petróleo limitada.

El 17 de febrero el precio de petróleo superó los USD 61 por barril y alcanzó así el precio más alto de los últimos doce meses.

Te puede interesar

Incendio en Petropar y el riesgo de urbanizar polos industriales

El incidente acontecido en Villa Elisa este fin de semana desnudó el gran riesgo que implica la falta de planificación en torno a los loteamientos y urbanizaciones en zonas industriales. La falta de proyección de los municipios es la principal causa de este problema, según advierte Carlos Jiménez, presidente del Colegio de Arquitectos del Paraguay.