fbpx
15 °C Asunción, PY
9 de agosto de 2022

Empleo post-pandemia: El futuro incierto del mercado laboral, en Paraguay

Una tasa de informalidad de más del 50% y 317.030 personas desocupadas en el primer trimestre del 2022 son solo algunos de los resultados que dejó a su paso el COVID-19, colocando en la cuerda floja a la estabilidad laboral del país.

De acuerdo a los especialistas, la frágil situación del mercado de trabajo hace que los ciudadanos vivan con oportunidades limitadas, el sector se encuentra relativamente débil aún por la pandemia y el horizonte es poco alentador.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) observa que la crisis sanitaria y económica a causa del COVID-19 ha tenido consecuencias poco comunes para el mercado laboral en la región de América Latina y el Caribe (ALC). 

Destaca que dos de cada tres empleos perdidos en la región fueron empleos informales, al contrario de lo que ha sucedido en otras recesiones, en las que este tipo de empleo funcionaba como válvula de escape de las crisis. “Esto generó un fenómeno casi paradójico, aumentando la tasa de formalidad durante la recesión, como también el número de desempleo”, relata el organismo. 

El impacto de la pandemia en el mercado laboral no se ha notado solo en la pérdida de puestos de trabajo. Muchos trabajadores han sufrido la reducción de salarios o del número de horas trabajadas para no perder sus empleos. 

En Paraguay, el número de horas trabajadas cayó entre un 9% y un 13%, respectivamente, como resultado de la caída de la actividad económica, según los datos del Ministerio de Trabajo.

En ese caso, también ha habido diferencias por género. Mientras las mujeres perdieron más empleos, viéndose obligadas a abandonar el mercado laboral, los hombres redujeron las horas trabajadas y sus salarios en una mayor proporción.  

Un informe publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) de las Naciones Unidas da cuenta de que, como consecuencia de la pandemia, casi el 70% de los latinoamericanos viven en hogares informales o mixtos, hay más personas con ingresos bajos y la clase media se redujo. 

“Los hogares informales -es decir, aquellos cuyos ingresos dependen íntegramente de la economía informal- son los más afectados por la crisis del COVID‑19, pues han perdido sus empleos y los ingresos que obtenían con ellos. En promedio, el 45% de la población de ALC vive en hogares que dependen exclusivamente del empleo informal”, explica el documento. 

En lo que respecta a Paraguay en particular, Cepal apunta que casi el 60% de los hogares dependen exclusivamente del empleo informal para subsistir, mientras que solo cerca del 17% vive de ingresos formales de manera exclusiva. El resto son hogares calificados por el multilateral como “mixtos”, es decir, que poseen tanto ingresos formales como informales. 

Así, Paraguay se ubica junto a Honduras, Bolivia, Nicaragua y El Salvador entre los países de la región que más dependen del empleo informal para la subsistencia de los hogares. En contraste, Chile y Uruguay tienen niveles de formalidad en los hogares cercanos al 70%, mientras que el promedio de la región es del 45% de informalidad como única fuente de ingresos de las familias.

Aumento del desempleo

Por otra parte, si bien el mercado laboral de Paraguay ya se encontraba tambaleando a causa de la llegada de la pandemia, esto se acrecentó este año con el nuevo escenario económico mundial, la disputa geopolítica entre Rusia-Ucrania,  que puso nuevamente en zozobra a este sector y acrecentó el número de desempleados en el país, debido a la crisis económica.

En este sentido, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó que en el primer trimestre del 2022, la tasa de desocupados alcanzó un 8,5%, superior en 0,3 puntos porcentuales en comparación con el mismo periodo del año pasado.

El informe detalla que las personas desocupadas fueron alrededor de 317.030, de las cuales, cerca de 160.720 fueron hombres, lo que equivale a un 51%, y 156.310 mujeres, un 49%.

De esta manera, el rezago del mercado laboral significa un freno para la recuperación en los índices de pobreza tras la pandemia del COVID-19. Además, el aumento de la inflación complicaría la planeación financiera de hogares y empresas.

Sobre este punto, la economista Martha Coronel comentó que el bajo crecimiento observado en los últimos meses tiene su contraparte en el mercado laboral, que sigue relativamente débil.

“Con la caída del sector agropecuario, es normal que estemos en desaceleración y con más razón las empresas van a realizar un ajuste de costos, que en muchos casos es la reducción del personal”.

Martha Coronel, economista

Así también, la analista señaló que la baja expansión, más el pobre desempeño del mercado de trabajo, mantiene a demasiadas personas con oportunidades limitadas, en la zozobra o sin ingresos suficientes para cubrir sus necesidades.

“Si los diferentes sectores de la industria se animan a invertir, se va a poder sostener en parte el empleo”, indicó Coronel.

Una vía para el desarrollo laboral

Viendo el panorama político y económico paupérrimo del país, en la actualidad, debido a la alta inflación y un bajo crecimiento económico, diversas instituciones privadas y públicas se unen para poder paliar esta difícil situación, realizando ferias de empleos con el objetivo de ayudar a las personas a encontrar un puesto laboral.

Tal es el caso de la Feria de Empleo 2022, que se llevó a cabo a principios de este mes en la Facultad Politécnica de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), con el apoyo la Unión Industrial Paraguaya (UIP), el Centro Paraguayo de Productividad y Calidad (Ceprocal) y la empresa privada Pivot.

El encuentro se realizó con el objetivo de apoyar la recuperación socioeconómica del país y el fortalecimiento laboral de los jóvenes estudiantes, a través de la oferta de unos 200 puestos laborales.

En este sentido, el presidente de Pivot, Hugo Rodríguez, comentó que esta feria de empleo dio oportunidad a muchos de los jóvenes que están en busca de un trabajo digno, como también para aquellos que están en busca de una pasantía laboral.

“La Feria de Empleo 2022 fue un éxito total, donde pudimos ayudar a muchos jóvenes estudiantes a conseguir su primer empleo o tener el primer contacto con el mundo laboral. Lo que buscamos con esto no es solo ayudar a encontrar una fuente de trabajo, sino que a través de esto se pueda potenciar la recuperación del país”, manifestó.

Igualmente, recalcó que desde Pivot se encuentran trabajando constantemente para ayudar a las personas a encontrar un lugar de trabajo seguro, creando una plataforma en donde los interesados pueden ir dejando su hoja de vida de acuerdo al sector en que les gustaría desempeñarse.

“Pivot es un emprendimiento web donde tenemos más de 65.000l curriculum almacenados. Las empresas asociadas buscan postulantes de acuerdo a ciertos perfiles y competencias específicas y así llenan los cargos disponibles”, explicó el titular de Pivot.

En cuanto a la situación del país, sostuvo que se encuentra relativamente mejor que durante la pandemia en el 2020, aunque reconoció que existen ciertas actitudes de cambio hacia los aspectos que faltan mejorar para salir de la incertidumbre laboral. 

“En la actualidad creo que el empresario tiene mayores oportunidades y hay más inversiones, por lo que eso nos está guiando hacia un mercado más competitivo a nivel internacional”, indicó Rodríguez.

Por otro lado, señaló que la llegada de la pandemia dejó en evidencia el número de empleados que estaban trabajando en situación de informalidad, por lo que sostuvo que uno de los mayores desafíos para el país será tratar de bajar la cantidad de personas que se encuentran en esta situación.

“Con un mercado laboral débil a causa de la pandemia, más la llegada de la guerra internacional, hace que la recuperación del mercado laboral del país sea un poco más complicada, por lo que en un punto pueda parecer incierto para algunos”.

Hugo Rodríguez, presidente de Pivot

El modelo híbrido de trabajo que llegó para quedarse 

Por otra parte, Rodríguez habló acerca del nuevo modo de trabajo que trajo consigo la pandemia del COVID-19 y que llegó para quedarse: el teletrabajo.

“Debemos destacar que no todos los cambios en el mercado de trabajo han sido negativos. Esta crisis también ha traído consigo nuevas oportunidades para acelerar la transformación de los mercados laborales de la región. Una de ellas es el teletrabajo”, indicó.

Comentó que durante el pico de la pandemia, en junio de 2020, entre un 20% y 40% de los trabajadores en Paraguay trasladaron su trabajo a sus hogares, hecho que demostró que se puede seguir realizando las tareas sin la necesidad muchas veces de ir a la oficina.

“Si bien todos nos asustamos en un principio con esta nueva modalidad de trabajo, nos dimos cuenta al final que se puede y en algunos aspectos es mucho más provechoso, tanto para el empleado como para el empleador”, explicó.

Sin embargo, por otra parte sostuvo que este avance solo ha estado a disposición de una pequeña parte de la población, ya que apenas uno de cada diez trabajadores de baja educación ha podido utilizar este tipo de esquemas de empleo remoto, lo que obliga a una reflexión sobre si este tipo de fórmulas acarrea mayor desigualdad. 

Por otro lado, señaló que a medida que la región siga el camino hacia la recuperación económica, se empiezan a esbozar los próximos escenarios para el mercado laboral de la post pandemia. 

“Los aprendizajes que derivan de esta crisis suponen una oportunidad para reforzar los sistemas de formación para el trabajo, educación post-secundaria y adquisición de habilidades, y transformar las instituciones laborales enfocándonos en las nuevas demandas de empleo”, expresó Rodríguez.

Por último, comentó que los próximos meses serán críticos para cambiar el paradigma del empleo en el país, en donde el reto será encontrar fórmulas para potenciar una recuperación inclusiva del empleo, apalancados en la era digital.

Te puede interesar

El mercado de capitales y su importancia en el financiamiento de las empresas, en los últimos años

La emisión de bonos por medio del mercado de capitales se ha convertido en una vía válida para el financiamiento de las compañías del sector privado en nuestro país en los últimos años. Las cifras publicadas la Bolsa de Valores de Asunción dan cuenta de esto, y el mercado primario de renta fija resulta relevante para conocer los requerimientos de liquidez.