fbpx
33 °C Asunción, PY
4 de diciembre de 2022

Inclusión financiera: La apuesta por la población de menos ingresos y Mipymes, en el mundo digital

Entidades financieras, cooperativas y EMPEs deberán habilitar cuentas básicas de pago de remuneraciones para que ciudadanos y mipymes accedan a pagos electrónicos, a fin de disminuir las desigualdades y fomentar un mercado más eficiente.

La iniciativa forma parte del proyecto de Ley de Transparencia e Inclusión Financiera impulsado por el BCP, que busca incluir a 988.000 trabajadores; 588.000 cuentapropistas no formalizados; 100.000 pequeñas empresas y 30.000 asalariados.

ANÁLISIS

Acelerar la formalización y el acceso de la población de más bajos ingresos y de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes) a servicios financieros básicos es uno de los objetivos del proyecto de Ley de Transparencia e Inclusión Financiera impulsado por el Banco Central del Paraguay (BCP), y que próximamente será analizado en el Congreso Nacional.

La propuesta pretende que el 72% de la población ocupada que actualmente no está bancarizada se inserte al sistema financiero formal. En este punto, detallaron que se beneficiarán 988.000 trabajadores; 588.000 cuentapropistas no formalizados,  100.000 Mipymes y 30.000 asalariados.

De esta manera, la banca matriz busca disminuir las desigualdades existentes, donde los sectores de la población más afectados son los de menores ingresos y empresas de menor tamaño.

Según explicaron en una conferencia de prensa, también con la iniciativa se pretende incentivar el uso de medios de pago electrónicos, asegurando la trazabilidad y transparencia de las transacciones financieras como herramientas de combate al lavado de activos.

Específicamente, el documento define a los medios de pagos electrónicos y determina su efecto cancelatorio ilimitado en todo el territorio de la República.

También, se plantea incentivar los pagos en moneda nacional, limitando el uso en efectivo en moneda extranjera, también como mecanismo de combate al lavado de activos.

Para el efecto, la ley establece obligatoriedades y definiciones como por ejemplo que las entidades financieras, las cooperativas y las Entidades de Medios de Pagos Electrónicos (EMPEs) habiliten “cuentas de pago de remuneraciones” y, de esta manera, asegurar el acceso a medios de pago electrónicos a todo ciudadano y empresa.

En esta línea, la propuesta de Ley establece la obligatoriedad, por parte de cualquier empleador, de realizar pagos a través de medios de pago electrónicos a: 

  • Trabajadores en relación de dependencia.
  • Trabajadores bajo el régimen de servicios recurrentes sin relación de dependencia.
  • Jubilados: pensionados y beneficiarios de programas sociales del Gobierno.

Además, plantea que los organismos y entidades del Estado perciban y paguen sus obligaciones a través de medios de pago electrónicos.

Con el conversatorio en que se analizó el Proyecto de Ley de Transparencia e Inclusión Financiera se dio apertura a las actividades de la Semana Nacional de Educación Financiera 2022. Foto: Gentileza BCP

La banca matriz también estipula en su proyecto que estas cuentas de nómina deberán tener ciertas características, como ser sin costos de apertura, adquisición y mantenimiento. Tampoco tendrá exigencia de saldos mínimos ni permanencia mínima de fondos, es decir, se podrá realizar la extracción de fondos sin penalidad en cualquier momento.

Así también, contempla la posibilidad de contar con una tarjeta de débito sin costo que permitirá su utilización en redes de ATMs y en todo comercio que reciba pagos electrónicos.

Limitaciones a los pagos en moneda extranjera y efectivo

La iniciativa de la banca matriz establece que toda transacción en moneda extranjera que supere los 15 salarios mínimos mensuales deberá ser liquidada a través de medios de pago electrónicos.

En lo respecta a la moneda nacional, si bien no limita su uso, plantea que los pagos por más de 15 salarios mínimos (G. 35 millones) van a poder ser realizados en efectivo, pero no podrán ser deducidos de los impuestos administrados por la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET). 

Iniciativa tiene potencial de crear un antes y un después

El titular del BCP, José Cantero, señaló que la citada iniciativa es “altamente” transformadora e incluso tiene el potencial de crear un antes y un después en el Paraguay. 

Aseguró que marca el camino hacia una economía más transparente, más inclusiva, formalizada, digitalizada, integral y más competitiva.

“En tiempos donde el espacio fiscal  se hace cada vez más estrecho para todos los países, nada mejor que encauzar reformas trascendentales que sean, en cierto sentido, baratas”, dijo. 

Enfatizó en que la exclusión financiera es un impedimento para la sobrevivencia misma de las Mipymes, de aquellas no bancarizadas, y de las familias que no están insertas en el circuito financiero. 

“La pandemia y la confluencia reciente de tantos choques externos nos lleva a concluir que es hora de dar un salto importante hacía la inclusión financiera universal. Reconocer nuestras fallas de mercado y también de apretar el acelerador de reformas en forma inteligente, capitalizando la experiencia de países que han implementado en forma exitosa la inclusión financiera”.

José Cantero, presidente del BCP.

Beneficios de la inclusión financiera

Por su parte, Fernando Lorenzo, investigador experto y consultor del Centro de Investigaciones Económicas (Cinve), comentó que la inclusión financiera conecta con un conjunto de elementos complementarios como la oferta de productos financieros acorde con las necesidades de los usuarios (servicios de pago, ahorros, créditos, seguros).

Además, se refirió a los beneficios de la cobertura extendida, con acceso a canales transaccionales tradicionales y no tradicionales para recibir servicios de calidad a precios razonables, que permitan efectuar transacciones de forma segura y eficiente.

“La educación financiera desempeña un papel fundamental en la estrategia de promoción, por lo que es de suma importancia que las normativas aceleren el proceso de cambio, por lo que resulta clave la intervención del Poder Legislativo y de otros actores del sector público que tienen potestades regulatorias y administrativas”.

Fernando Lorenzo, investigador experto y consultor del Cinve.

Ley es un hito

Beltrán Macchi, presidente de la Asociación de Bancos del Paraguay (ASOBAN), afirmó que la ley impulsada por el BCP es un hito que tiene dos partes: la inclusión y la transparencia. 

«Este proyecto de ley es un hito y su necesidad es grande. La inclusión financiera es una herramienta de reducción de la pobreza y aumento de la prosperidad para las personas que acceden a servicios financieros formales», recalcó.

Por su parte, Carlos Carvallo, presidente de Asociación de Bancos y Financieras Paraguayas (ABAFI), puso énfasis en que este problema demanda articulación entre distintos ámbitos del gobierno y de la sociedad. 

“La inclusión financiera debe conectar a las personas con el sector financiero formal. Para ello, la digitalización de los servicios financieros es fundamental, permitiendo el uso en áreas remotas, de difícil acceso”, sostuvo.

Te puede interesar