fbpx
17 °C Asunción, PY
26 de junio de 2022

Pagos digitales, entre las actividades más sólidas durante la recuperación económica

A diferencia del sector comercial en general, las compras con tarjetas incrementaron de manera sostenida su ritmo de crecimiento en este segundo semestre y en noviembre ya acumulan una evolución del 35%.

ANÁLISIS

La empresa procesadora de pagos Bancard brindó una conferencia con el cierre de los datos del negocio a noviembre, con cifras auspiciosas. Comunicaron que, desde julio de este año, las compras locales con tarjeta de crédito y débito no han parado de crecer, acumulando en este periodo un crecimiento del 35% con respecto al año pasado. 

En el documento, se destaca el hecho de que Paraguay experimenta un proceso de recuperación en su economía y de crecimiento luego de la crisis generada por la pandemia en diferentes sectores, con un repunte de los pagos electrónicos como una muestra de ello. 

Las compras con tarjetas reflejan el repunte del consumo y también de la consolidación de los pagos digitales en el país, según Bancard. 

Particularmente, las tarjetas de crédito registraron en noviembre del 2021 un aumento del 33% en comparación con el mismo mes del 2020. Mientras que, para las tarjetas de débito, se registró un incremento del 37% para el mismo periodo. 

La publicación realizada por la procesadora apunta que cada vez es mayor la frecuencia de uso de tarjetas en POS, por encima de retiros en cajeros. 

Fuente: Bancard.

Los rubros que experimentaron un mayor crecimiento con respecto al año pasado fueron las compañías aéreas, hoteles y afines, con un aumento del 107%, ante la baja base comparativa del 2020. 

El sector de entretenimiento registró una suba de 97% y las tiendas y boutiques, de 58%, mientras que el resto de los crecimientos se dan en el rubro automotor, de salud, educación y electrodomésticos.

No obstante, cabe apuntar que esta evolución sostenida durante los últimos meses en el negocio de los pagos electrónicos no va de la mano con respecto a la facturación del sector comercial a nivel general. El estimador de ventas del Banco Central acumula un crecimiento del 9,8% en el año, pero se ha desacelerado en su ritmo de evolución  durante los últimos meses. 

Este Estimador de Cifras de Negocios (ECN) de la banca matriz siguió creciendo en octubre a un ritmo del 2,3%, pero en septiembre lo hacía a razón del 9%. Además, en agosto había llegado a un crecimiento del 6,2% y en julio a un 6,5%, denotando la irregularidad en el repunte de este indicador, caso contrario que del negocio de los pagos digitales. 

Perspectivas 2022

Al ser consultado por las expectativas para el próximo año, Carlos Pérez, gerente comercial de la compañía, afirmó que son positivas y esperan seguir creciendo en este frente. 

Hizo referencia al cambio de hábito que está ocurriendo entre los consumidores paraguayos, y además los comercios se están adaptando cada vez más a la demanda existente por medio de cobros digitales. 

“La estrategia de Bancard es la capilaridad, y la idea es que debe haber un POS adecuado para cada comercio. Por ejemplo, el mini POS, que es para el comercio y es mucho más accesible, o también están los pagos vía QR hoy en día. Seguimos incentivando el uso de lo que sean tarjetas, también con el cobro de salarios, y hay cada vez más gente adherida”, puntualizó. 

Calificó al 2021 como un año positivo, que tuvo un crecimiento para el negocio, incluso con respecto al año 2019, es decir, antes de la pandemia. Dijo que en la medida que los consumidores paraguayos vayan demandando más en términos de exigencia, también los comercios se adaptarán y sentirán cada vez menos los costos de adquirir los equipos de cobro digital. 

Fuente: Bancard.

Pago de servicios 

En cuanto a los pagos de servicios a través del celular o la web (pagos de facturas de tarjetas, servicios públicos y privados), Bancard informó que se dio un crecimiento del 89% en comparación con el 2020. Esta cifra refleja que los canales digitales de pago crecieron casi cuatro veces más que en el periodo pre-pandemia, durante el 2019.

Así también, a noviembre de este año se observa que el 55% de los pagos que se hicieron fueron por medios electrónicos, lo que da a conocer que muchos usuarios que antes formaban fila para pagar servicios de manera presencial, actualmente lo hacen desde la comodidad de su casa u oficina. 

De esta manera, se nota aquella consolidación de los usuarios con respecto a la utilización de pagos electrónicos, dejando de lado en la medida de las posibilidades al uso de billetes físicos. 

Sobre este asunto, Anibal Corina, gerente general de Bancard, afirmó que los retiros del 100% de los salarios en cajeros automáticos son cada vez menos frecuentes, ya que los usuarios se vuelcan al pago con tarjeta. 

En cuanto a las compras vía e-commerce, existe un crecimiento de más de 200% en transacciones en lo que va de este año, en comparación con el 2020.

El 80% de las compras online se realiza en comercios de los siguientes rubros: marketplaces (26%), electrodomésticos y artículos electrónicos (15%), agencias de viaje (9%), supermercados (8%), tiendas (8%), equipos de telecomunicaciones (6%), centro de enseñanzas (5%), y farmacias y perfumerías (4%).

Con relación al 2020, las compras vía web también registraron un 76% más de usuarios, quienes mayormente realizan sus compras los días viernes. 

Los pagos con QR se convirtieron en una nueva tendencia como alternativa de pago. Las transacciones por este sistema aumentaron en promedio un 40% cada mes.

Desde su lanzamiento, ya se realizaron casi 600.000 compras con QR, mientras que en noviembre de este año se alcanzó un pico en compras con más de 180.000 transacciones.

Te puede interesar

Investor eleva a 5,4% su proyección de crecimiento del PIB 2021, con una recuperación que continuará en el 2022

La estimación de Investor para la expansión económica del país al cierre de este año es más optimista que la del BCP y al 2022 se asigna un crecimiento esperado de 4,5%, con impulso de servicios, consumo, manufactura, construcción y ganadería.

Para la cotización del dólar, se espera que siga bajando hasta un nivel promedio de G. 6.750 en diciembre. También se corrigió al alza la expectativa de inflación, a 6,9%, con presiones sobre los precios que se prevé que continúen al menos en el corto plazo.