fbpx
37 °C Asunción, PY
26 de enero de 2023

La histórica devaluación del peso argentino y el perjuicio al comercio de frontera

Pese a que para muchos podría resultar positivo el fortalecimiento del guaraní frente a la moneda argentina, la realidad es que este escenario sin precedentes que padece el vecino país también perjudica al comercio de varias ciudades fronterizas en Paraguay.

Un ejemplo de esto lo encontramos en Encarnación, donde el turismo mermó bastante desde el lado argentino. Los precios de productos en el terreno vecino están hasta a la mitad de lo que se observa en el mercado paraguayo y el peso se depreció en 29,5% en el último año.

En G. 23 se encuentra la moneda argentina hoy día frente al guaraní en la compra, aunque en el pasado llegó a estar por encima de los G. 1.000, lo que demuestra la gigantesca devaluación que sufrió el peso en poco más de diez años. Este panorama, acompañado de una inflación del 90%, hace que los argentinos repiensen las cosas antes de venir a realizar compras a nuestro país. 

“La zona comercial está muy golpeada, el circuito que inicia en la cabecera del puente depende en un 95% de la Argentina, así que está muy maltratado”, comentó Albor Rojas, representante de la Cámara de Comercio y Servicios de Encarnación. Según el comerciante, la visita de los argentinos al país se redujo en aproximadamente un 50%.

“Acá hay muchos salones vacíos, todavía no se recuperó la zona, a pesar de que la gente volvió a poblar el sector comercial. Los comerciantes esperan que al menos el peso se estabilice para que los argentinos puedan volver a venir”, refirió. 

Para el representante de la Cámara de Comercio y Servicios de Encarnación, el panorama es aún incierto y reitera que la dependencia de Argentina se mantiene.

No obstante, como es bien sabido para los pobladores de las ciudades fronterizas, no todo es negativo, ya que gracias al fortalecimiento del guaraní ante este escenario, son muchos los paraguayos que aprovechan la situación para comprar de la Argentina. Entre los artículos que más demanda tienen, destacó el combustible.

La compra de combustible de la Argentina a un precio bastante inferior al de Paraguay también propició el contrabando en las ciudades cercanas al vecino país. Sin embargo, además del combustible, otros bienes que son adquiridos por los paraguayos son los insumos de limpieza y también alimentos.

Según un análisis hecho por la consultora MF Economía, entre los productos con una mayor diferencia de precios están la mayonesa (143%), las gaseosas (128%), jabón en polvo (112%), puré de tomate (82%) y aceite (68%). Además de esto, otros artículos argentinos también tienen precios reducidos en comparación con el mercado paraguayo, como los jugos envasados (53%), café (8,6%), mermelada (20%), crema de leche (34,2%) y chocolate en polvo (48,8%). 

“Hay muchas cosas que uno puede ir a buscar de la Argentina, incluso la consulta médica es más barata allá. Pero de igual manera, recalco, el cruce fronterizo mermó del lado argentino. Encarnación en este tiempo ha perdido la mitad de sus comerciantes, la pérdida era mayor, pero muchos volvieron a abrir luego de la pandemia y ahora se mantiene la incertidumbre”, afirmó Albor Rojas. 

Destacó que son muchos los comercios que ya cerraron durante la pandemia, y a estos se sumaron muchos más luego de que la economía argentina se viera obligada a afrontar unos índices inflacionarios sin precedentes y con una devaluación constante de su moneda. 

Precisamente sobre este último punto, el diario argentino La Nación publicó un material donde sugiere que la tendencia lleva a la posibilidad de poner a la par al guaraní y al peso, es decir, que la unidad de la moneda argentina tenga una paridad del 1 a 1 con el guaraní paraguayo. 

Para fortalecer su premisa, el medio argentino destaca que el billete paraguayo de mayor denominación es el de G. 100.000, mientras que en la Argentina el billete más alto es el de 1.000 pesos. “En rigor, el billete de mayor denominación de Paraguay, el de 100.000 guaraníes, ya vale cuatro veces el billete de mayor denominación argentino, que es el Hornero. Hoy unos 100.000 guaraníes equivalen a 4.000 pesos o cuatro horneros”, reza la publicación hecha la semana pasada. 

Según datos del Banco Central del Paraguay (BCP), el peso se depreció con relación al guaraní en un 29,5% en el último año, ya que en agosto del año 2021 el peso valía G. 71,38 en el promedio del mercado mayorista y el viernes pasado cerró en G. 50. A nivel local, la fortaleza del guaraní se explica, según los analistas, por las continuas intervenciones del BCP en el mercado cambiario, que apuntan a mantener estable a la moneda local.

Como dato histórico, en 1994 el peso valía en torno a los G. 1.900 y fue aumentando con los años hasta llegar a los G. 3.300 entre 1999 y el año 2000. Esta tendencia al alza de la moneda argentina con respecto al guaraní continuó en los años siguientes, llegando a valer hasta G. 4.795 a la venta en el año 2001, según el informe de Cotización Minorista del Tipo de Cambio Nominal elaborado por el BCP. 

Tras este pico, el peso continuó depreciándose año a año y llegó a mantenerse estable en torno a los G. 1.900 entre 2005 y 2006. Pese a que continuó bajando año a año, el peso logró mantenerse por encima de los G. 1.000 hasta el año 2010. 

Es desde aquí donde la moneda argentina empezó a tener una devaluación significativa año a año, pasando de valer G. 938 en 2012 a tan solo G. 20,50 en el 2022. Esto último representa una variación del 97,8% de la moneda en un periodo de 10 años.

Te puede interesar

Crisis de alimentos ¿Oportunidad para China?

El estallido del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania aceleró la suba de la inflación en casi todos los países del mundo, debido a que ambas naciones son grandes potencias en el sector productivo. Esta situación pone en alerta a todas las naciones, ya que esta podría desencadenar un desabastecimiento de alimentos y del petróleo, que a su vez podría ser aprovechado por China.