fbpx
28 °C Asunción, PY
7 de diciembre de 2022

Mayor dinamismo en el empleo industrial, ante mejor panorama para el desempeño 2022

El trabajo en la industria manufacturera alcanzó a 402.740 personas en el tercer trimestre del 2022, 4,6% más que el año pasado y 21% superior a los tres meses previos, según informó el INE.

Este resultado coincide con la mejora que tuvieron las proyecciones económicas para este sector, pues el BCP ahora espera que crezca 1% al cierre del 2022, frente a la anterior estimación de caída de 0,1%.

Las exportaciones industriales también marcaron un nuevo récord. Lo contrario ocurre con la construcción, donde se reduce la mano de obra empleada y el nivel de actividad, mientras que en comercio y servicios hay resultados mixtos.

La industria es uno de los rubros que presentaron una dinámica positiva durante el segundo semestre del presente año, con un crecimiento de 0,5% respecto a la primera mitad del 2021, según registros del Banco Central del Paraguay (BCP), y con una perspectiva de recuperar su crecimiento potencial de 3,86%, de acuerdo con cálculos del Ministerio de Industria y Comercio (MIC).

En meses más recientes se vienen observando, a su vez, mejores condiciones para las exportaciones de manufactura y de origen agro, las cuales se prevé que alcancen un valor de USD 3.814 millones al cierre del año, con un crecimiento de 4% frente a los USD 3.670 millones que se registraron en el 2021.

El total de exportación de bienes industriales, compuestos por bienes de la manufactura y bienes agroindustriales, totalizarían en el 2022 unos USD 5.333 millones, 12% más que los USD 4.957 millones registrados en el año 2021, según estimaciones del MIC.

Los resultados de la industria manufacturera también se destacaron en el último informe de actividad económica IMAEP, lo que se alinea con la evolución que viene mostrando el empleo para este rubro.

El empleo por sectores

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el sector primario -que aglutina a la agricultura, ganadería,  caza y pesca- emplea a unas 619.000 personas al tercer trimestre del año, representando una caída del 2% en comparación con el tercer trimestre del año pasado. 

El secundario, por su parte, emplea a 669.000 personas, este sector representa a la industria de la manufactura y la construcción. El sector secundario mostró una variación positiva en cuanto a la ocupación, del 2,4% interanual; pero estuvo impulsado por las manufacturas, ya que por el lado de las construcciones se registró un resultado negativo del 1% en comparación con el tercer trimestre del año pasado. 

Mientras, el sector terciario emplea a un total de 2,2 millones de personas, siendo el principal motor de la fuerza de trabajo en el país. En este sector se encuentran el comercio y los servicios, que registraron un crecimiento del 1,6% en ocupación laboral al tercer trimestre del año. 

El trabajo industrial

El INE revela que, en el tercer trimestre del 2022, el empleo industrial llegó a su cifra más alta del último año, alcanzando las 402.740 personas ocupadas en el sector de manufactura, lo cual implica un crecimiento interanual de 4,7% con relación al tercer trimestre del año 2021. 

Los datos de la citada institución estatal indican, además, que el empleo total del país involucra a más de 3,5 millones trabajadores, de los cuales el 11,4% corresponde a empleos absorbidos por la industria nacional.

Según el viceministro de Industria, Francisco Ruiz Diaz, el 74% del empleo industrial (298.027 personas) corresponde a trabajadores que residen en la zona urbana, mientras que el 26% (104.712 personas) son trabajadores de la zona rural. 

En tanto que el empleo industrial urbano creció 4,7%, el empleo industrial rural lo hizo a un ritmo de 4,3%; sin embargo, el 76% de todo el aumento del empleo industrial se debió a la generación de empleos en zonas urbanas.

En entrevista con MarketData, Guillermina Imlach, presidente de Asomipymes, comentó que el sector mipyme (comercio/servicio) está teniendo una recuperación paulatina y el empleo se ha visto afectado de manera sensible con la llegada de la pandemia. 

Indicó que las señales de recuperación se dan a pesar de que, a mediados de este año, el gobierno decidió aumentar el salario mínimo, lo cual repercutió en el manejo de las pequeñas y medianas empresas, debido a que se generan mayores costos.

Evolución del empleo en el país

El último informe de la Encuesta Permanente de Hogares Continua (EPHC) también detalla que las personas clasificadas como desocupadas sumaron 238.352 entre julio y septiembre del 2022, de las cuales 116.516 fueron hombres (representando el 49%) y 121.836 son mujeres (51%). 

“No se observaron diferencias significativas, pues la tasa de desocupación pasó de 6,5% a 6,3%. En términos absolutos, la disminución fue de alrededor de 4.554 personas”, refiere el informe, en comparación con el mismo periodo pero del año pasado. 

Frente al segundo trimestre de este año, la tasa de desocupación también registró una leve disminución, de 0,4 puntos porcentuales (6,7% vs. 6,3%). Por sexo se observó el mismo comportamiento que a nivel nacional.

Para la consultora económica Mentu, el mercado laboral podría dinamizarse mediante políticas públicas para incentivar el primer empleo o de reinserción.

En boletín Pulso Financiero, la firma destaca que la población ocupada en el tercer trimestre del año ascendió a 3.517.762 personas, con una tasa de ocupación de 66,3%, que se calcula dividiendo la población ocupada por la población en edad de trabajar que es la de 15 años o más.

Así, se observa una mejora con relación al trimestre anterior cuando se situó en 65,5%, se observa que la tasa de ocupados es 0,4 puntos porcentuales (p.p) menor comparada con la del tercer trimestre del 2021.

Si bien en términos absolutos hay un aumento interanual de 42.646 personas ocupadas en relación a un año atrás, la tasa de ocupación registra una disminución interanual debido a que la fuerza de trabajo se incrementó en una mayor proporción.

“Estos datos podrían indicar cómo el mercado laboral no puede absorber en su totalidad a las personas que se van sumando a la fuerza de trabajo, por lo que habría que seguir impulsando políticas para poder incentivar el primer empleo o la reinserción laboral luego tras las pérdidas de empleo durante la pandemia”, afirma Mentu.

Te puede interesar

El aumento del trabajo informal y las amenazas a la recuperación post-COVID

Más de 100.000 personas cayeron en la ocupación informal en el primer trimestre del año, en Paraguay, mientras el trabajo por cuenta propia se incrementa a un ritmo muy superior al del empleo privado, según estadísticas oficiales.

El Banco Mundial advierte sobre el obstáculo que representa el trabajo informal a la hora de afrontar y superar la pandemia, debido a las dificultades que genera en la implementación de políticas eficaces y el desarrollo a largo plazo.

La pandemia golpea con más fuerza al trabajo de las mujeres, en Paraguay

La tasa de desempleo está en 11,5% entre la población femenina, al doble de la observada entre hombres y con una importante suba desde el año pasado. Es una muestra de la mayor vulnerabilidad laboral de las mujeres, ligada a una alta incidencia de la informalidad. El impacto económico de la violencia hacia este grupo se calcula en alrededor de 5% del PIB.