fbpx
29 °C Asunción, PY
3 de marzo de 2024

Recuperación agrícola: Comercio exterior paraguayo corta racha deficitaria de 8 meses

En febrero del 2023, las exportaciones superaron a las importaciones en USD 121,3 millones, resultado opuesto al que se venía teniendo desde junio del año pasado, según informó el BCP.

Se empieza a observar el impacto de la campaña de soja 2022/2023; aunque la inflación todavía genera números elevados en el valor de las importaciones, pese a una intensa caída en volúmenes.

Los dos primeros meses del año aún acumulan un déficit de USD 110 millones, pero se espera que la balanza se torne superavitaria también para este cálculo al cierre del trimestre.

De acuerdo con los datos del reporte de Comercio Exterior elaborado por el Banco Central del Paraguay (BCP), el saldo de la balanza comercial se encuentra convergiendo  hacia las estimaciones que habían realizado para este año, de unos USD 820 millones, ya que febrero presentó un superávit luego de ocho meses. 

El informe correspondiente a febrero del 2023 refiere un saldo superavitario de USD 123 millones, sin embargo, si se tienen en cuenta los resultados de enero y febrero, aún se observa un resultado deficitario de USD 110 millones. 

El repunte que se dio durante el mes de febrero se explica por el desempeño que tuvieron las exportaciones, por valor de USD 1.167 millones, mientras que las importaciones totalizaron USD 1.048 millones, dando como resultado el mencionado superávit de USD 121,3  millones. 

Esto, luego de que las exportaciones mantuvieran un crecimiento superior al 20% y que las importaciones mostraran una desaceleración, para crecer solo 3,5%. Cabe mencionar que en volumen se registra nuevamente una caída, lo que indica que la variación positiva en las importaciones se fundamentan en los aumentos de precios. 

Es importante recordar que el comercio exterior paraguayo acostumbra a presentar superávit en su balanza comercial. En 2020, la diferencia a favor de las exportaciones fue mayor a los USD 1.300 millones; en el 2021, el saldo positivo estuvo en USD 946 millones, mientras que en 2022 se cayó en un déficit de USD 1.316 millones, luego de la sequía que causó pérdidas de más del 70% de la producción del agro, además del impacto de la inflación a nivel mundial. 

Al respecto, Miguel Mora, economista jefe del BCP, explicó que para este año se espera un superávit de la balanza comercial de unos USD 820 millones que estaría explicado por un repunte en las exportaciones de commodities agrícolas, principalmente provenientes del complejo sojero. 

Las estimaciones oficiales que realizó el BCP para exportaciones, para el cierre del 2023, se encuentran en un crecimiento de 16%; mientras que para las importaciones, la expansión sería de 9,6%. 

No obstante, Miguel Mora aclaró que si bien ya se tuvo un desempeño más favorable en febrero, recién al finalizar el primer trimestre del año se estarían dando resultados positivos en el acumulado de la balanza comercial, impulsados por las exportaciones de bienes del sector primario. 

“Entendemos que el grueso de las exportaciones llegarán recién a finales del mes de marzo, por lo que a partir de allí esperamos que tengamos resultados más positivos” , explicó el economista. 

Exportaciones 

Las exportaciones totales, al mes de febrero del 2023, alcanzaron un valor de USD 2.203,1 millones, representando una variación interanual de 22,8% con relación al mismo mes del año pasado, cuando los envíos alcanzaron solamente USD 1.794 millones. 

Las registradas representaron el 60,6% del total, alcanzando USD 1.334,3 millones, superior en 6,1% al valor acumulado a febrero del 2022. Las reexportaciones, por su parte, registraron un valor de USD 704,6 millones, con un aumento de 46,4% con respecto al mismo periodo del año pasado.

El incremento que se observó en las exportaciones registradas se encuentra explicado principalmente por mayores envíos de granos de soja, maíz y energía eléctrica, mientras que los envíos realizados bajo el régimen de maquila alcanzaron los USD 174,6 millones, superior en 24,6% a lo registrado en el mismo periodo del año 2022. 

Al analizar el comportamiento de las exportaciones registradas en valores, se observa que los productos primarios al mes de febrero del 2023 totalizaron USD 474,9 millones, representando un incremento de 49,9% respecto a igual periodo del año anterior, con una incidencia de 12,6 puntos porcentuales. 

Entre ellos, los productos de mayor incidencia positiva fueron el maíz, los granos de soja, el arroz, resto de las semillas y frutos oleaginosos, mientras que entre los principales productos que presentaron incidencia negativa se encuentra el trigo.

Importaciones

Al mes de febrero, las importaciones totales  alcanzaron USD 2.313,1 millones, 3,5% mayor respecto al mismo periodo del año anterior. 

Las importaciones registradas, alcanzando un valor de USD 2.215,2 millones, fueron 3,5% superiores con respecto al valor acumulado a febrero del 2022, mientras que las otras importaciones alcanzaron un valor de USD 97,9 millones. En volúmenes, se observó una reducción de 21,9%.

En cuanto a los segmentos de las importaciones, se observa que los bienes de capital han caído en 21,4%; consumo, en 11,2%; e intermedios, en 24,8%; tendencia que se mantiene durante varios meses, según lo que reportan desde el sector importador. 

Asimismo, Miguel Mora, al ser consultado sobre el impacto del tipo de cambio en la balanza comercial, sostuvo que, de seguir elevándose, lo que genera -al igual que la inflación- es una menor demanda de productos importados por el aumento de precios.

“Pero lo que hemos visto es que se ha atenuado con relación a la tendencia de inicios de año. Es estable y, aun en este contexto, la proyección es una reducción de 1,1% (de las importaciones para el cierre del año)”, sostuvo Mora.

Te puede interesar

“Un desafío importante es la concienciación en el uso seguro de los servicios digitales”

Las entidades financieras están caminando a paso firme hacia la banca digital y con propuestas innovadoras. La irrupción de la pandemia impulsó de manera importante su utilización y cambió el comportamiento de los clientes. Fernando Rivarola, gerente de Análisis y Regulación de la Superintendencia de Bancos, afirma que el constante desarrollo de nuevas tecnologías y actores en el sector financiero generan una dinámica que implica importantes esfuerzos en materia de regulación y supervisión.