fbpx
15 °C Asunción, PY
7 de agosto de 2022

Debut del sector educativo en la Bolsa: “Hay oportunidades y las vamos a tomar”

La Universidad Americana se convirtió en la primera institución educativa en financiarse por medio del mercado de capitales local, con una emisión de bonos por valor de G. 152.000 millones para inversión en plataformas tecnológicas.

Camilo Jiménez, director general de Élève -empresa que administra la casa de estudios-, destaca que si bien la pandemia tomó de sorpresa al sector, se generó la expertise necesaria para volver a crecer en los próximos años.

Por medio de la administración del grupo empresarial Élève, la Universidad Americana se convirtió en la primera institución educativa en apostar al mercado de capitales para financiar sus proyectos. Se trata de una oferta de bonos corporativos en cuatro series, por un valor total de G. 152.000 millones, destinada a financiar proyectos de inversión en tecnología y una pequeña parte, para manejo de deudas anteriores. 

Así lo explicó Camilo Jimenez, director general de Élève, quien afirmó que esto es una muestra de que existen buenas perspectivas para el futuro. En entrevista con MarketData, el ejecutivo sostuvo que esto es una muestra de que la apuesta hacia los próximos años es grande, ya que la deuda tomada ronda los USD 22 millones.

Según informaron los organizadores del lanzamiento de estos bonos, la institución administrada por Élève fue calificada por Fitch Ratings con grado de inversión internacional A- y tendencia “Estable”. A esto se suma que las operaciones son gestionadas bajo estándares de clase mundial, como normas USGAAP y softwares de gestión empresarial tales como SAP, CANVAS, DarwinEd.

Las series de la emisión de la Universidad Americana están organizadas de la siguiente manera: la primera es una oferta de G. 15.200 millones, con un plazo de 1,3 años (485 días), con pago de cupones al vencimiento y una tasa del 6,5%; la segunda ofrece un monto de G. 30.400 millones, con un plazo de 7 años y pagos de capital al vencimiento, con una tasa anual del 8,20%.

En lo que respecta a las series 3 y 4, la oferta es de G. 53.200 millones cada una, pero en el caso de la primera el plazo de 9 años y en el caso de la segunda, es de 10 años, con tasas de interés del 9,50% y del 10,20% respectivamente. En el pago del capital, en todos los casos se dará al vencimiento de los bonos corporativos emitidos. 

– La Universidad Americana se convierte en la primera institución educativa en financiarse por medio del mercado de capitales, en Paraguay ¿Por qué optaron por esta opción esta vez, y no por la banca tradicional? 

Se evaluaron varias opciones, esto forma parte de la estrategia financiera que tiene que estar alineada con la estrategia de crecimiento. Al evaluar cuáles eran nuestras opciones de crecimiento de inversiones en los siguientes años, estuvimos analizando diferentes fuentes.

El mercado de capitales ofrece una variedad importante de opciones y, en ese proceso, una de las principales ventajas es la previsibilidad que nos da en cuanto a la gestión financiera el flujo de largo plazo estable. Entonces, eso nos da mucha previsibilidad para los próximos años, y apalanca nuestro crecimiento en tecnología y en las inversiones que necesitamos hacer para poder continuar. 

El lanzamiento de la emisión de bonos de la Universidad Americana se realizó ayer, martes 28 de diciembe, en la sede de la casa de estudios. Participaron el gerente general de la casa de bolsa Puente, Raymundo Mendoza; el director general de Élève, Camilo Jimenez; y el presidente de de la casa de bolsa Avalon, René Ruiz Díaz.

– ¿En qué serán utilizados los recursos captados en esta emisión? 

Los recursos van a ser usados en tecnología y en plataformas tecnológicas, nuestra principal misión como institución es democratizar el acceso a la educación superior de calidad a través de la mediación tecnológica. Eso requiere una inversión importante en recursos e infraestructura, ese crecimiento es muy agresivo para los próximos años y estos recursos van a ser utilizados a estos niveles de infraestructura.

– ¿Será solo utilizado para eso o alguna fracción sería utilizado para manejo de deuda?

Hay una porción pequeña que se utilizará para gestiones financieras; pero el grueso de los recursos, casi un 90%, será utilizado para inversión en tecnología. 

– A nivel general, ¿cómo evalúan el 2021 desde el sector de la educación y cuál es la perspectiva para el año que viene? 

El sector educativo en general, y principalmente el sector terciario de educación superior, hasta el momento no ha vuelto a la normalidad, si entendemos normalidad como lo que teníamos en la pre-pandemia, que es la presencialidad. Esto afectó a muchas instituciones, también nos afectó a nosotros y la pregunta es cómo estamos preparados para afrontar esta “nueva normalidad”. 

La nueva normalidad claramente no es la que veníamos teniendo antes del 2020, hoy estamos muy preparados e inclusive estamos en la mejor de las posiciones para tomar esta nueva realidad, de hecho ya le hemos aprovechado y parte de la decisión que hemos tomado de ingresar al mercado de capitales es porque vemos de manera muy auspiciosa el futuro.

Como todos los sectores, el educativo va a sufrir cambios y transformaciones, es todavía uno de los sectores que no ha sufrido transformaciones y la tecnología va a crear esta transformación. Nosotros estamos preparados e incluso ya hemos tomado ese sendero para poder aprovechar las oportunidades que se ofrecen. 

– En esa línea, ¿las perspectivas para el 2022 son positivas? 

Totalmente. De hecho, nuestro mejor año de la pre-pandemia había sido el 2019  en términos de cantidad de alumnos e ingresos. Antes de comenzar el 2021, nuestro objetivo era poder volver a niveles del 2019; sin embargo, hoy en día estamos cerrando por encima de esos niveles, y eso es muy auspicioso para lo que viene. 

Lo que sí, hemos cambiado nuestra relación de población de alumnos en términos de que esta pandemia ayudó a acelerar la aceptación de la virtualidad: hoy las personas están mucho más abiertas a tomar clases virtuales y eso para nosotros nos ayuda en la alineación de nuestros objetivos. 

– ¿Tomó de sorpresa toda esta situación?¿Estaban preparados? 

Yo creo que nadie estaba preparado. Lo que sí pudimos hacer es llegar de manera muy rápida y poder tomar también las medidas adecuadas para revertir nuestro modelo educativo. Sí yo diría que nos ayudó a acelerar lo que veníamos granularmente haciendo en la educación virtual. 

La pandemia nos ayudó a acelerar eso durante unos cuatro o cinco años, y la pandemia fue positiva en ese sentido. Hoy estamos tomando ese impulso que la misma pandemia nos dio para avanzar. 

– Los docentes también tuvieron que adaptarse a ese proceso, ¿no? 

Claro. La transformación no es solamente hacia los alumnos, sino que es interna también: a nivel institucional, hay habilidades nuevas que lógicamente se tuvo que desarrollar a nivel docente, de personal administrativo, de estructuras, modalidades de trabajo. Todo esto supuso un cambio importante y en nuestra visión a futuro, nosotros ya definimos que no vamos a volver a lo que era el pasado, sino que vamos a empezar a evolucionar en esta nueva forma de gestión y de trabajo. 

– ¿Cómo notaron el tema de la deserción durante la pandemia?

La deserción se dio en todas las carreras en general. En el momento más crítico de la pandemia, mucha gente quedó sin ingresos o con ingresos reducidos, y eso hizo que lógicamente no puedan continuar con sus estudios. Apenas se estabilizó un poco más, la gente fue probando diferentes modalidades y migrando a la virtualidad, casi que de manera forzada. Hoy en día la aceptación a esa modalidad es mucho mayor y se ven los beneficios de manera tangible. 

– Como en cualquier negocio, el entorno económico afecta. A nivel general, ¿cómo ven el panorama económico para el 2022?

Hay incertidumbre por un lado, si bien no soy experto en medicina, pero lógicamente uno ve y hay cierta incertidumbre por esta nueva variante que se está dando. Particularmente, no creemos que se vuelva a niveles críticos de cierre que se dieron en el 2020. De alguna manera, todas las empresas e instituciones estamos mejor preparadas. Creemos que lo peor ya pasó y que lo que se viene es mucho mejor. 

– Esta emisión para invertir en tecnología de hecho sería una prueba de que esa es la perspectiva, ¿no?

Totalmente, el hecho de ingresar al mercado de capitales por un valor importante, un poco más de USD 22 millones. Creemos en que hay oportunidades y las vamos a tomar. Los años que vienen son muy auspiciosos. 

Más títulos para el mercado de valores

Otra emisión de bonos que se realizó este martes en la Bolsa de Valores de Asunción (BVA) corresponde a la empresa Imperial Distribuidora de Petróleo y Derivados. 

La operación consistió en la serie 2 de su programa global en guaraníes, en este caso por valor G. 40.000 millones, y vencimiento en diciembre del 2028. Estos bonos prometen una tasa de interés del 9,15% con pagos de capital al vencimiento y cupones trimestrales.

Te puede interesar

La exploración del mercado de capitales, para promover la inclusión financiera de las mujeres en Paraguay

La incorporación de la población femenina al mercado laboral, en igualdad de condiciones con los hombres, aporta al crecimiento económico de los países y a la salud financiera de los hogares. Por este motivo, se desarrolla el proyecto de inclusión financiera con enfoque en mujeres cuentapropistas e informales, que habitan las zonas rurales y no cuentan con un historial crediticio. Silvia Morimoto, Solange Rojas y Beatriz Ayala comparten detalles de esta labor, impulsada por el Gobierno y la cooperación del PNUD.