23 °C Asunción, PY
10 de mayo de 2021

«En Paraguay se está iniciando un ciclo donde el dinero en renta fija irá perdiendo protagonismo en los negocios»

En las últimas décadas se generó en el mundo una expansión monetaria tal, que la sola tenencia de dinero no dará una rentabilidad importante y será cada vez más desafiante generar buenos rendimientos.
Alvaro Acosta, director de Investor, relata esta situación y analiza qué factores ganarán protagonismo y cómo los inversores deben afrontar este nuevo escenario.

El mundo está atravesando por una situación de elevada disponibilidad de dinero, que se profundiza con las medidas de expansión monetaria que implementan los gobiernos alrededor del mundo para contener los efectos económicos de la pandemia de COVID-19

Esto genera un cambio de panorama en el terreno de las inversiones, que puede influir en la decisión de optar por un mayor o menor riesgo, en busca de más rendimiento.

Alvaro Acosta, director de Investor Casa de Bolsa, analiza este tema y comenta el protagonismo que van adquiriendo los diversos factores del mercado a la hora de generar valor.  

– ¿A qué uno se refiere cuando habla del protagonismo del dinero en el mercado?

El dinero es lo que utilizamos para intercambiar mercaderías, comprar cosas, etc. Ese dinero, para que tenga valor, tiene que tener tres características fundamentales: tiene que ser aceptado por todos para poder intercambiar bienes entre nosotros – yo te puedo dar el dinero y vos me das algún bien o servicio a cambio -, tiene que servir de referencia de valor de las cosas -este teléfono sale tantos dólares, por ejemplo- como un concepto común entre las partes, y también tiene que servir como reserva de valor -guardo este dinero porque sé que dentro de un tiempo lo voy a poder utilizar, va a seguir valiendo y voy a poder seguir adquiriendo relativamente la misma cantidad de bienes y servicios con ese dinero -.

Cuando hablamos de reserva de valor, normalmente buscamos que el dinero que estoy guardando o que no estoy utilizando para consumo esté invertido en algo, para que mantenga ese valor, teniendo en cuenta que hay inflación; esas inversiones que hacemos buscan generar valor. Normalmente, las inversiones que hacemos consisten en entregar ese dinero a un vehículo – un banco, una empresa, un fondo -, que lo que hace es redireccionar ese dinero a la economía en diferentes formas; una forma puede ser prestándole el dinero a alguien que quiere hacer un negocio o invirtiendo como socio en una empresa, siempre ese dinero termina aterrizando en algún generador de riqueza.

Comúnmente, los generadores de riqueza, los que utilizan ese insumo de dinero para traccionar y generar valor, son las empresas. Cuando hablamos de protagonismo del dinero en los negocios, ahí tenemos que empezar a entender cómo funcionan los negocios, cómo funcionan las empresas. Cuando hablamos de protagonismo, hablamos de que una empresa es un grupo de personas que utiliza el capital dinero y el capital trabajo – know how, conocimiento – para producir bienes y servicios que son valorados y útiles para la sociedad, y que la sociedad está dispuesta a pagar dinero a cambio de esos productos o servicios.

El receptor del dinero que no estamos utilizando para comprar y consumir, y lo estamos utilizando para guardar y que sea una reserva de valor, normalmente son las empresas, los emprendedores, el que está en el mercado generando valor. Cuando hablamos de protagonismo nos preguntamos ¿cómo se viene dando la ecuación de distribución de esa torta que esa empresa produce? Empezamos a analizar qué tanto protagonismo tiene el dinero en esa ecuación y cuál va a ser el protagonismo que va a tener el dinero a futuro, en esa ecuación.

– ¿Cómo se encuentra esa ecuación en Paraguay y el mundo, en el actual contexto de pandemia y sus efectos económicos?

Lo que pasa en el mundo, más temprano que tarde, llega acá. Se está claramente observando una pérdida de protagonismo del dinero en esa ecuación: a medida que el dinero deja de ser un bien escaso, que abunda – porque eso es lo que está sucediendo, hay una expansión monetaria fenomenal y enorme en el mundo entero, con lo cual el dinero deja de ser un bien escaso –, ese dinero empieza a buscar dónde ir a generar valor, generar riqueza, mantener su valor y generar rendimiento al dueño de ese dinero.

¿Qué es lo que está escaseando hoy en día? Habiendo tanto dinero, en la economía hay actores que tienen la capacidad de hacer bien las cosas, ser productivos y generar valor; por ejemplo, una persona que sabe hacer que las vacas engorden para producir carne, exportar, vender esos productos y generar valor. Cuando se junta la gente que sabe producir con el dinero es donde se hace real la producción y, por ende, la generación de riqueza, la generación de valor. El dinero solo, puesto en un cajón, no sirve para nada; el dinero en manos de alguien que sabe usar para producir, entregar bienes y servicios que son demandados por la sociedad y que la sociedad está dispuesta a pagar por ellos, es lo que genera riqueza y valor.

Entonces, cuando hablamos de protagonismo del dinero, lo que estamos diciendo es que anteriormente, como había poco dinero, había “x” cantidad de capacidad de gente de utilizar ese dinero para producir riqueza; a medida que aumenta la cantidad de dinero y no aumenta en la misma proporción gente capaz de utilizar ese dinero para generar valor, entonces el bien que empieza a escasear es el que produce, el que tiene know how. Las fuerzas del mercado lo que hacen es equilibrar la retribución del bien más escaso.

En esa ecuación, hace años uno veía que la empresa estaba compuesta por activos, que son los que generan valor; esos activos en mano de la gente que tiene el know how para utilizar esos activos y producir es lo que genera valor ¿Cómo yo financio esos activos? Puedo financiar con deuda y con aporte de capital de los socios. A partir de ahí ya tengo tres componentes: deuda – dinero prestado -, socios – dinero recibido de parte de los accionistas que asumen el riesgo de una renta variable – y la gestión. Estos activos que se compraron con ese dinero prestado o invertido por los accionistas, que está siendo utilizado por las personas que tienen el know how en la empresa, generan una torta de riqueza ¿Cómo se distribuye esa torta de riqueza? Y va a depender de cómo está financiado ese activo y cómo se utiliza.

Cuando nos referimos a que se está viendo una pérdida de protagonismo del dinero en los negocios, estamos diciendo que a medida que crece la cantidad de dinero, si tenés un buen conocimiento, sos bueno haciendo algo, no debería faltarte el dinero. Lo que nosotros vemos es que en esa ecuación, donde antes el dinero era como una cuestión muy necesaria, casi de vida o muerte para un emprendedor o para alguien que tenía la capacidad de gestión, ahora se está observando que el dinero empieza a ser ofrecido de diferentes maneras y de manera mucho más barata.

– ¿Y cómo se reconfigura el panorama de inversiones, con estos factores de abundancia de dinero y disponibilidad de personas con conocimiento para generar valor?

Entre la gente que tiene ese dinero guardado, que busca reservar su valor y generar rendimiento, prestando el dinero es la parte que menos riesgo asume en un negocio, el que presta; el que más asume (riesgo) es el que invierte como accionista porque ese no sabe cuánto va a cobrar, va a cobrar si el negocio va bien y gana dinero. Si el negocio no va tan bien y gana poco dinero, lo va a llevar el que prestó el dinero, porque cobra intereses fijos, o sea renta fija. Primero cobra el que prestó dinero, después el resto de la torta lleva el que es accionista y asumió el riesgo de poner dinero sin tener fijo un retorno. Obviamente el que asume más riesgo acá es el que pone el dinero como accionista.

En este escenario se está dando que los buenos generadores de riqueza, los que tienen know how, los que tienen la capacidad de producir y generar valor y son buenos haciendo eso, empiezan a recibir ofertas de diferentes tipos y van a empezar a recibir donde ellos se van a ir dando cuenta. Esto no es algo de una persona, son fuerzas de la economía: que el dinero que yo presto cada vez yo tengo que pagarle menos interés, porque cada vez abunda más el dinero que no asume el mismo riesgo que asumo yo socio o yo gestor de la operación.

Esto es como una situación donde vos vas a empezar a sentir “la verdad es que yo te necesito menos a vos que prestás plata, yo te necesito menos de lo que vos me necesitás a mí porque demasiada gente me ofrece, en cambio yo soy acá el bien escaso”. Esa fuerza ¿en qué va a devenir? Va a devenir en tasas de interés de renta fija cada vez más baja, de los buenos riesgos, y una necesidad del dinero de ir migrando de un rol de renta fija a un rol de “entro como tu socio” porque ahí sí vos vas a valorar que yo lleve una parte más grande de la torta, que ese dinero lleve una parte más grande de la torta.

Definitivamente en los próximos años lo que nosotros vemos es un proceso de más protagonismo en lo que tiene que ver con inversiones en economía real y no tanto en inversiones en activos financieros; porque el que ahorró y tiene recursos guardados busca que ese dinero mantenga su valor, para mantener su valor tiene que generar rendimiento, ni qué decir si la persona busca que (su dinero) no solamente mantenga su valor en el tiempo, sino que otra vez le produzca nuevos ingresos.

– ¿Cómo se prevé que actúen los inversores, en este contexto?

Los inversores van a tener que buscar y generar una cultura de invertir el dinero en renta variable porque, al abundar el dinero, esa remuneración que antes recibía solo por ser dinero, por estar en el banco guardado, va a ser cada vez más bajo y eso se ve en el mundo: hoy hay bancos que hasta rechazan depósitos, porque hay tanto dinero circulando que genera cuestiones legales, las tasas de interés están prácticamente en el suelo.

Ese es un efecto que toma su tiempo, uno empieza a ver una nueva tendencia, una nueva ola con respecto a este tema, por eso empiezan a aparecer las criptomonedas, otros tipos de inversión en activos, uno empieza a ver como empiezan a crecer el valor de las acciones, hay acciones por ejemplo de Tesla, es una empresa que subió tres o cuatro veces su valor en un año. Es todo ese dinero buscando un lugar a donde ir y tratar de generar valor porque al quedarse solo sin estar invertido en ese tipo de inversiones, está teniendo un rendimiento cada vez más bajo y obviamente ya una dificultad de mantener el valor.

Eso es algo que se viene y es un cambio hasta de paradigmas mentales para muchos inversores, que van a tener que empezar a buscar la manera de ir haciendo que su dinero compita en la elección o encontrar los vehículos para generar riquezas que son mejores. Esto tiene un efecto muy interesante para lo que se viene en términos de la forma en la que se genera el negocio acá en el país, vemos que esta tendencia va a durar un tiempo, estamos conversando con los clientes y haciendo este tipo de análisis porque la gente tiene que prepararse para la nueva forma en la que va a tener que analizar las inversiones que hace, porque va a ser mucho más difícil generar retorno en el futuro y el dinero va a tener que asumir más riesgos.

En esencia lo que se ve es que el dinero que está sin asumir riesgos, su remuneración va a ser poca o muy poca; el dinero que asume riesgo, entra en un negocio a riesgo, su remuneración va a ser más alta, y el gran ganador de la distribución de la torta va a ser el que tiene la capacidad de utilizar el dinero para producir riqueza, esa es la nueva ecuación que nosotros vemos que se está dando y se va a profundizar más en los próximos años.

Te puede interesar