fbpx
18 °C Asunción, PY
26 de junio de 2022

“Las perspectivas de este año para las inversiones desde Brasil son bastante alentadoras”

Brasil es el principal socio comercial que tiene nuestro país en el concierto del comercio exterior, y actualmente está en proceso de instalación en el Paraguay una fábrica de origen brasileño que supone una inversión de USD 1.000 millones.

Ruben Jacks, director de la Cámara de Comercio Paraguay Brasil (CCPB), considera que a pesar de la situación económica local y mundial, las expectativas de inversiones desde el Brasil son alentadoras en sectores como el textil y, por sobre todo, en la industria.

El intercambio comercial con el Brasil se ha vuelto fundamental para el Paraguay. El vecino país es el principal socio en este contexto, tanto por las exportaciones de granos como por las importaciones de manufacturas, y también porque es el principal destino de las producciones industriales realizadas en las fábricas maquiladoras. 

En esta entrevista, Ruben Jacks, director de la Cámara de Comercio Paraguay Brasil (CCPB), desarrolla la importancia que tiene la relación comercial con el país vecino. 

El empresario, opina que si bien la negociación por Itaipú es un tema central para el Paraguay, se debe mirar más allá y generar un vínculo más fuerte con el Brasil, que podría ser beneficioso en términos de recepción de inversiones. 

Considera que las perspectivas de recepción de inversiones continúan siendo positivas y una gran muestra de ello es la instalación de Omega Green, en el Departamento Central. Un caso de éxito en esta industria de fabricación de biodiesel sería un gran ejemplo para que más empresas brasileñas apuesten por inversiones en Paraguay.

También habla sobre la política monetaria de ambos países, apuntando que si bien el financiamiento tiende a ser más caro, peor hubiera sido para los negocios un proceso de inflación demasiado prolongado. Sostiene que es oportuno retirar liquidez del mercado, luego de la expansión monetaria que se registró en los años anteriores para financiar la crisis generada por la pandemia. 

– Este año va a ser complicado para la economía, en el país y en la región ¿Cuál es el panorama de inversión con el Brasil, en este contexto?

Las perspectivas de este año para las inversiones desde Brasil son bastante alentadoras. Nosotros, en la Cámara, estamos recibiendo grupos que están interesados en Paraguay, para conocer el país, hay grupos que ya están bajando en Paraguay con operaciones. 

Estuve almorzando con un grupo importante que va a trabajar en biodiesel para el mercado americano, canadiense y europeo, ya tienen contratos firmados con Shell y es casi una segunda Itaipú, Omegra Green es el proyecto concreto. Ese es un proyecto que viene por parte del Brasil y esto trae un montón de cosas positivas, estamos hablando de USD 1.000 millones de inversión. 

Nosotros tenemos que proteger eso, ellos van a generar 10.000 puestos de trabajo durante el proceso de instalación. Como este hay varios proyectos e inclusive hay otros grupos que están queriendo hacer eso porque ven que el país es atractivo. 

– ¿Cuáles son los sectores en particular de Paraguay que interesan a las empresas brasileñas?

Hay varios sectores, como el textil. El industrial es el principal sector de intercambio con el Brasil, está la producción de partes para autos, la maquila es un sector que siempre es atractivo, si bien en el 2023 se va a revisar la maquila como parte del teatro de negociación con el Brasil. 

– Sobre el tema de la política monetaria de ambos países, vemos que el financiamiento tenderá a ser más caro ¿Esto afecta de alguna manera el relacionamiento comercial?

Sí, de alguna manera, pero por sobre todo afectan el tipo de cambio y la inflación, porque afecta mucho todo lo relacionado a la economía. Esperemos que eso no sea un elemento negativo, necesitamos estímulos. Pero los movimientos de política monetaria son justamente para salvar la inflación, hubo un periodo de mucha expansión monetaria y eso hay que bajar, porque se generó mucha inflación. 

– Las negociaciones con respecto al tema de Itaipú están en proceso ¿Esto podría afectar de alguna manera el relacionamiento entre privados, de ambos países?

Muy difícilmente. Hay que entender que Itaipú es un tema principal para Paraguay, pero para Brasil es solo un tema más. Brasil es muy grande, Itaipú es solo un 15% de su desarrollo energético y como país tenemos que entender que sí en Brasil hay sectores que están empujando que Brasil sea una empresa rentable con energía barata, y ellos quieren que la energía baje de costo. 

Nos decía a nosotros el presidente de la federación de industria del Brasil que Itaipú debería funcionar con 800 funcionarios, y nosotros no estamos de acuerdo obviamente con que Brasil lleve una energía demasiado barata, tenemos que llegar a un monto intermedio. 

– ¿Cómo califican el proceso de negociación que se ha llevado hasta el momento?

La decisión de ambas partes fue que la negociación empiece en la parte técnica, para cerrar en Cancillería. Ahora hay un cambio en la dirección brasileña, vamos a ver cuál es la visión del nuevo, creo que no va a cambiar mucho. 

– Las exportaciones bajo el régimen de maquila han aumentado mucho en los últimos años ¿Cómo califican la situación del sector y qué es lo que se puede esperar hacia adelante?

Lo que podemos esperar es continuar con la maquila, pero esto se va a negociar en el 2023. En el teatro de operaciones con el Brasil hay muchos temas, como la maquila, y también el precio de la energía, y hay una ventana de tiempo porque se estima que para el 2028 aproximadamente nosotros ya vamos a estar usando toda la mitad de la energía que nos corresponde. 

Tenemos que tener una visión a largo plazo, Brasil es nuestro principal socio comercial, es nuestro principal aliado estratégico en el tema agro. Hay que mirar un poco más allá del tema de Itaipú y nos conviene complementarnos con Brasil. Si tenemos energía más barata, podemos ser más competitivos para fabricar alimentos para el mundo. 

De esta negociación va a salir un mayor o menor flujo de dinero para el Paraguay, pero hay que entender que en unos cinco o seis años, nosotros vamos a usar la mitad de la energía de Itaipú. Lo que quiero decir con esto es que no es una negociación definitiva, porque Itaipú es 50% y 50%, nosotros vamos a necesitar más energía en el 2028.

– El tema de la ruta Bioceánica viene avanzando ¿Cómo leen la situación en torno a lo que pueda significar con respecto al relacionamiento comercial con el Brasil?

Esto es muy positivo y esos son los tipos de cambios macro que hay que saber leer e interpretar. Por ahí pasa el futuro del Paraguay. Es cierto que Itaipú es una fuente importante de generación, pero la ruta Bioceánica es un nuevo Canal de Panamá, va a ser una fuente de ingresos muy importante para el Paraguay; nosotros apostamos, apoyamos, impulsamos la Bioceánica. Así como el gran proyecto de China es la Ruta de la Seda, nuestro gran proyecto tiene que ser la Bioceánica. 

– Como empresarios, a nivel interno, ¿cómo ven las perspectivas de la economía para este año?

Hay que ver por sectores. Hay sectores como el agro que están bastante mal, pero la construcción está explotando. Si la caída no va a ser tan grande en Paraguay, va a ser gracias al Paraguay. Yo miraría más bien por sectores.

Te puede interesar