fbpx
15 °C Asunción, PY
9 de agosto de 2022

Mercado cafetero: “El consumidor paraguayo ha evolucionado con el correr de los años”

Si bien la llegada de la pandemia afectó de sobremanera a los diferentes sectores del país, existe un rubro que se vio beneficiado con la cuarentena: el mundo cafetero, que tuvo un repunte durante el confinamiento. Marcia Ruffinelli, gerente comercial de Café Vergano, recuerda que en este lapso pudieron sumar un número importante de adeptos a esta bebida, hecho que les impulsó a seguir innovando y deleitando el paladar de los consumidores.

Es de libre conocimiento que Paraguay no es precisamente un país cafetero, ni en producción ni en consumo, mucho menos en cultura. En el mapa productivo, no es el café nuestro estandarte de bebida predilecta, ya que el cocido caliente, el mate o el tereré siempre han sido de las bebidas más consumidas a nivel local.

Sin embargo, en los últimos años se ha visto el crecimiento de una cultura de incuestionable gusto por una buena taza de café, de ese que queda en la lengua y en el alma, hecho que fue aún más acentuado con la llegada de la pandemia del COVID-19, que puso a todo el país en cuarentena.

En este sentido, la gerente comercial de Café Vergano, Marcia Ruffinelli, señaló que el confinamiento ayudó a que las personas se dieran la oportunidad de conocer un poco más sobre esta bebida, ahondando más acerca de los distintos sabores, olores y texturas que esta ofrece.

Igualmente, indicó que esto ha hecho que el paladar de los consumidores paraguayos haya evolucionado con el paso del tiempo, lo que también permitió que el sector cafetero crezca y se consolide dentro del mercado local.

¿Cómo se comportó el sector cafetero durante la pandemia, en Paraguay?

La pandemia, al igual que a todos los otros sectores, afectó de sobremanera al canal de cafeterías, al igual que los hoteles, restaurantes y todo lo que sea el rubro gastronómico, fueron duramente golpeados con la llegada del COVID-19 y la cuarentena, pero también fue una gran oportunidad para que el café pueda entrar más en los hogares paraguayos.

Se puede inclusive decir que hay un antes y un después de la cuarentena, ya que se pudieron explorar otros métodos de extracción de la cafeína en las casas, lo que hizo que pudiéramos hacer probar a las personas cafés de más especialidades y no solo quedarse con el café instantáneo. Además, las personas, como una forma de distraerse, preparaban sus bebidas y experimentaban con ellos.

– ¿Cómo está el mercado local en la actualidad, en cuanto al consumo de café?

Luego de dos años y una vez abierto nuevamente todo el mercado a nivel local, se podría decir que ya estamos trabajando de manera normal desde el año pasado; y hablando puntualmente de lo que es el café, se podría decir que se encuentra en su punto máximo, ya con la habilitación por completo de las cafeterías, restaurantes, hoteles y entre otros sectores que utilizan el café.

Por otro lado, cabe hablar del precio internacional de los granos de café, que con la apertura de todo se registró una variación del 53% en el costo. En 2019, los precios sufrieron una caída histórica; luego, en el último trimestre de 2020 inició su escalada; en 2021 siguió subiendo ante el riesgo de escasez de suministros, con el agravamiento del cuadro meteorológico en Brasil, y en 2022 ha llegado a niveles récord.

No solo el café tomó protagonismo en la cuarentena, sino también muy de la mano estuvo todo el rubro retail, ya que las personas empezaron a adquirir todo lo referente a ciertas indumentarias para realizar el preparado, como es el caso de las cafeteras, molinos, entre otros utensilios básicos.

Pero una de las indumentarias que mayor relevancia tuvo fue la máquina de café a base de cápsulas, que son como cafés instantáneos, pero que se puede decir que un poco más consistente. Entonces, el consumidor podía elegir qué tipo o sabor de bebida consumir, ya sea como capuchino, expresso, latte o el de su preferencia.

Marcia Ruffinelli conversó con MarketData en el marco de la Asu Coffee Fest 2022, recientemente realizada.

– ¿Desde la cafetería también ofrecieron más opciones para seguir atrayendo el interés de los consumidores?

Por supuesto. Comenzamos a sacar varias opciones para los consumidores de las casas, ya sea varios tipos de sabores, como también de presentaciones y de tuestes. Hicimos los famosos combos de granos con cafeteras, con molinos y entre otros utensilios que les serían de gran ayuda.

Debemos destacar que durante todo este interín, las redes sociales fueron de gran ayuda para potenciar el consumo, como también las ventas, y así seguir atrayendo a más personas a animarse a preparar una taza de café especial, sin la necesidad de ir a una tienda.

Inclusive, muchos llevaban adelante cursos de baristas que fue cobrando cada vez más popularidad a medida que pasaba el tiempo y, además, las personas lo veían como una forma de distracción y de aprender algo nuevo.

– Con la apertura total ya del mercado, ¿cómo realizan las ventas de los productos de café?

Desde la empresa nosotros tenemos dos tipos de ventas: lo que es a través de los supermercados y la venta directa en las tiendas. En cambio, durante la pandemia, todo lo que fue consumo hogar fue una gran oportunidad de venta, ya que nos acercamos al consumidor a través de nuestros productos, lo que también nos dio renombre como empresa.

Lea también: AsuCoffee Fest 2022: El exitoso reencuentro de la comunidad cafetera en el país

– ¿Existió un margen de diferencia entre los productos durante este tiempo?

Tuvimos un crecimiento en lo que son los productos de canales internos, es decir, en la distribución utilizada para hacer llegar el producto de la empresa a los hogares, y se continúa manteniendo eso, independientemente a que ya se abrieron todas las cafeterías del país.

Además, las personas ahora siguen manteniendo la compra de granos de café para preparar en sus hogares, como que esa costumbre se quedó en las personas, pero así también los fines de semana van a tomar una buena taza de café en las tiendas, como una forma de distracción o simplemente para pasar las tardes con amigos o familiares.

– En cuanto al consumidor a nivel local, ¿cuál es el rango de edad de las personas que más consumen esta bebida?

Se puede decir que los que más consumen son los jóvenes/adultos, entre los 25 a 30 años. Desde hace 15 años que vengo trabajando en este rubro y puedo notar que cada vez hay más conocimiento sobre el café en el país, mayor interés también de probar sabores nuevos y no solo quedarse con el clásico.

Así también, hay un mayor número de tiendas de especialidades, lo que muestra lo bien que está este sector ya que más personas eligen su tienda favorita de acuerdo al café que les gusta, es como tener una marca de ropa favorita, en este caso sería una cafetería favorita.

La gente en sus casas quiere tomarse el tiempo de preparar una taza de café, ya que también es una pausa para ellos de todo el trajín del día.

– ¿Qué diferencia hay entre el mercado cafetero paraguayo de hace 15 años y el de la actualidad?

La diferencia es mucha, ya que el consumidor ha evolucionado con el correr de los años. Hoy en día, las personas tienen altas expectativas. En cuanto a los granos de café, hay un mayor número de nuevas marcas y sabores, que el consumidor puede probar y comprender las diferencias que tiene con la otra.

Asimismo, lo más importante es que el paladar de esos consumidores evolucionó, hoy en día las personas ya saben qué tipo de olores, sabores y texturas buscan a la hora de comprar un café, hecho que antes no se sabía. Eso significa que hubo una madurez por parte de los consumidores a lo largo de todo este trayecto.

Te puede interesar

La crisis de los precios del petróleo en el 2022 y su impacto en la inflación

A nivel local, en lo que va de este año, los reajustes en el precio de los combustibles ya alcanzaron G. 1.100. Estos incrementos a su vez se trasladaron a otros productos que dependen del carburante, y por ende aceleró la inflación.

Por su parte, el sector privado habla de una nueva suba que se daría en los próximos días, de alrededor de G. 1000 por litro, a consecuencia de los costos internacionales, hecho que empeoraría aún más los precios de los productos de la canasta básica familiar.

“En el largo plazo, son nuestras capacidades las que nos dan competitividad, no el tipo de cambio”

El presidente del BCP, José Cantero, comenta en esta oportunidad por qué es más conveniente para el país optar por ser más competitivo a través de la mejora de sus condiciones de producción antes que por la posición del tipo de cambio.
Se refiere también a la situación actual de las presiones inflacionarias, y las perspectivas mundiales y regionales sobre el efecto de la pandemia en los movimientos de capitales.