fbpx
27 °C Asunción, PY
7 de diciembre de 2022

“Un desafío importante es la concienciación en el uso seguro de los servicios digitales”

Las entidades financieras están caminando a paso firme hacia la banca digital y con propuestas innovadoras. La irrupción de la pandemia impulsó de manera importante su utilización y cambió el comportamiento de los clientes. Fernando Rivarola, gerente de Análisis y Regulación de la Superintendencia de Bancos, afirma que el constante desarrollo de nuevas tecnologías y actores en el sector financiero generan una dinámica que implica importantes esfuerzos en materia de regulación y supervisión.

En nuestro país, en los últimos años, ha evolucionado de manera importante la banca digital y se aceleró aun más desde el 2020 con la pandemia del COVID-19. Este hecho empujó a las entidades financieras (bancos y financieras) a actualizar rápidamente su respuesta a las nuevas necesidades de sus clientes, brindándoles la posibilidad de realizar consultas o transacciones a través de los canales digitales. 

En la actualidad, existe una expectativa de crecimiento exponencial de la banca digital y más aun teniendo en cuenta los nuevos servicios financieros que se van implementando, por las facilidades que la banca digital representa tanto para los usuarios como para las entidades.

Fernando Rivarola, gerente de Análisis y Regulación de la Superintendencia de Bancos (SIB) del Banco Central del Paraguay (BCP), sostuvo que, no obstante, también se debe considerar que el proceso de digitalización en el entorno financiero tendría todavía un camino que recorrer, debido a que una parte de los usuarios seguirá prefiriendo la banca tradicional. 

En esta entrevista otorgada a MarketData Revista, habló también sobre las EMPEs y aseguró que uno de los principales desafíos que tienen es la competencia comercial, así como la capacidad de acompañar el dinamismo que presentan las actualizaciones tecnológicas, los cambios actitudinales de los clientes y los esfuerzos para capturar y mantenerlos como activos consumidores. 

Al ser consultada su opinión sobre la posibilidad de que la SIB funcione separada del BCP, afirmó que para que eso suceda se requerirá de una importante reforma legal que en este momento no se considera necesaria ni pertinente. 

– ¿Cómo están observando la evolución de la banca digital en nuestro país?

El Banco Central del Paraguay, por medio de la Superintendencia de Bancos, viene acompañando la transformación de los servicios tradicionales de la banca hacia la oferta de numerosos productos y servicios financieros a través de la web (internet) mediante la emisión de normas que permiten el desarrollo de este tipo de negocios, en un ambiente seguro tanto para el oferente como para el demandante de los productos financieros. En los últimos años, venimos observando una importante evolución en cuanto a la banca digital en Paraguay; un proceso que en definitiva se vio acelerado con la pandemia desde el 2020.  

Hoy en día, existen procesos que a través de la banca digital han generado saltos significativos en eficiencia de las entidades financieras. Se puede mencionar a aquellas acciones como abrir una cuenta bancaria, realizar transferencias, pagos a distancia o envíos de dinero, entre otros, sin necesidad de acudir de forma física a la sucursal bancaria.

Si bien, antes de la pandemia del COVID-19, las entidades financieras (bancos y entidades financieras) ya tenían páginas web o aplicaciones móviles para prestar servicios financieros, las transacciones digitales fueron incrementadas por las restricciones de movilidad. Esto permitió una mayor utilización por parte de los clientes de las entidades que ya ofrecían servicios a través de internet. También creemos que la pandemia de cierta forma impulsó a que las entidades financieras se adapten o se actualicen rápidamente a las nuevas necesidades de sus clientes. Los canales digitales son un canal de acceso entre las entidades financieras y sus clientes. 

Hay entidades que van caminando a paso firme hacia la Banca Digital con la propuesta de innovaciones como obtener créditos, cancelación de deudas, pago de cheques, apertura de cuentas, de manera completamente digital.

– ¿Cuál es el potencial de crecimiento que tiene el país en la banca digital?

Una de las lecciones que nos dejó la pandemia desatada por el virus COVID-19 fue la importancia de contar con entidades tantos públicas como privadas que posean y mantengan soportes y canales tecnológicos ágiles, seguros y accesibles -tanto en términos de costos como de complejidad- para dar respuestas rápidas a las necesidades de los usuarios financieros.

A partir de este estrés que generó el confinamiento sanitario, se generó un cambio actitudinal de los usuarios de servicios financieros en cuanto al uso en mayor intensidad de la tecnología para realizar transacciones financieras y comerciales, de allí que las expectativas de crecimiento de la banca digital en nuestro país han crecido en términos exponenciales. Creemos que el potencial de crecimiento es aún bastante, por los nuevos servicios financieros que se van implementando y por las facilidades que la banca digital representa tanto para los usuarios financieros como para las entidades.

No obstante, también se debe considerar que el proceso de digitalización en el entorno financiero tendría todavía un camino que recorrer, debido a que una parte de los usuarios seguirá prefiriendo la banca tradicional. Adicionalmente, de seguro se irán presentando también desafíos para la Superintendencia de Bancos y para el Banco Central en torno al rol de la regulación y supervisión de un sistema financiero digitalizado.

– ¿Qué puntos siguen pendientes en materia de banca digital en nuestro país?

Entendemos que todo avance tecnológico o el uso intensivo de la tecnología trae aparejado nuevos requerimientos de control y supervisión en distinto campos, como la seguridad en el manejo de la información, tanto de las entidades como los clientes, seguridad en las transacciones y valores de los clientes, el riesgo reputacional de las entidades y todo lo que haga referencia a temas de AML. En materia de banca digital, e incluso banca tradicional, se identifican aún desafíos en torno a la seguridad de los usuarios. Es muy importante seguir comunicando sobre la importancia de evitar fraudes a través del secreto de los pines y los factores de autenticación.

Otro desafío, que no necesariamente está pendiente, pero sí se trata de una cuestión dinámica que cambia constantemente y evoluciona día a día, es el relacionado a la protección de las entidades y de los clientes en materia de ciberseguridad. El constante desarrollo de nuevas tecnologías y actores en el sector financiero generan una dinámica que implica importantes esfuerzos en materia de regulación y de supervisión para asegurar la continuidad de los negocios y prevenir aquellos riesgos relacionados a la operativa tecnológica y ciberseguridad. 

En líneas generales, no hay puntos normativos pendientes que puedan desalentar o impedir el desarrollo de la banca digital en el país. No obstante, aún no tenemos un marco legal específico para bancos totalmente digitales en el país y para el open banking, cuestiones que con el correr de los años de seguro irán presentándose en la agenda institucional.  

Finalmente, aunque no se trate de banca digital, también es importante definir el esquema de un marco regulatorio adecuado para nuevos actores relacionados al mundo Fintech.

– En la actualidad, ¿cuántas son las entidades de Medios de Pagos Electrónicos (EMPEs) en Paraguay? ¿Tiene un crecimiento en comparación con años anteriores?

En la actualidad, se tienen cinco EMPEs operando en Paraguay. Adicionalmente, hay una entidad que ha presentado su solicitud de licencia en la Superintendencia de Bancos y la evaluación documental se encuentra en proceso. Si bien fueron incrementándose con los años, el crecimiento no ha sido significativo en materia de cantidad de entidades; aunque por el contrario, sí se observa un crecimiento importante en cuanto a la cantidad de usuarios de billeteras electrónicas a lo largo de todo el país.

(*) Flujos del mesJun 2021Jun 2022
  
Cantidad de Transacciones
  Mobile Cash Paraguay S.A. (TIGO)5.620.844 6.269.789 
  Personal Envíos S.A. (PERSONAL)2.684.675 2.700.362 
  Pagos Electrónicos S.A. (ZIMPLE)41.505 45.455 
  Operadora de Pagos Móviles de Paraguay S.A. (CLARO)268.443 225.647 
  Netel Paraguay S.A,16.978 98.804 
  TOTAL8.632.445 9.340.057 
Cantidad de Cuentas Transaccionadas
  Mobile Cash Paraguay S.A. (TIGO)2.278.835 2.160.169 
  Personal Envíos S.A. (PERSONAL)236.277 118.161 
  Pagos Electrónicos S.A. (ZIMPLE)16.543 19.518 
  Operadora de Pagos Móviles de Paraguay S.A. (CLARO)102.208 104.020 
  Netel Paraguay S.A,3.878 27.118 
  TOTAL2.637.741 2.428.986 
Monto de Transacciones (millones de Gs.)
  Mobile Cash Paraguay S.A. (TIGO)818.158 827.100 
  Personal Envíos S.A. (PERSONAL)209.338 247.906 
  Pagos Electrónicos S.A. (ZIMPLE)6.103 5.838 
  Operadora de Pagos Móviles de Paraguay S.A. (CLARO)36.089 34.588 
  Netel Paraguay S.A,2.739 18.011 
  TOTAL1.072.428 1.133.442 

Fuente: Superintendencia de Bancos

– A criterio de la Superintendencia, ¿cuáles son los desafíos a los que se enfrentan estas entidades?

En cuanto a las EMPEs, uno de los principales desafíos que tienen es la competencia comercial: la capacidad de acompañar el dinamismo que presentan las actualizaciones tecnológicas, los cambios actitudinales de los clientes y los esfuerzos para capturar y mantenerlos como activos consumidores y la presencia de la banca digital que puede ofrecer también amplias variedades de servicios financieros.

Adicionalmente, tanto para los bancos y financieras que prestan servicios a través de internet, como para las EMPEs, un desafío importante es la concienciación en el uso seguro de los servicios por parte de los usuarios/clientes finales. Otro desafío importante es la prevención de fraudes y la implementación de mecanismos de seguridad que contribuyan a mitigar los riesgos de ciberataques.

Así también, las EMPEs operan como un importante actor dentro de la estrategia nacional de inclusión financiera para lograr un mayor nivel de formalización, este proceso aún tiene camino por recorrer. En pos de fortalecer aun más la formalización, se tiene previsto ir robusteciendo de manera gradual el reporting al regulador y la remisión de información detallada estratégica para el posterior procesamiento y diseño de políticas públicas focalizadas, resultado de las evidencias.

– En términos de regulación y supervisión, ¿cómo se encuentran estas entidades?

El Banco Central del Paraguay emitió normas que reglamentan la apertura de las entidades de medio de pago electrónico y el reglamento del régimen de información para las entidades de medio de pagos electrónicos. Con ello se logra el control en el acceso al sistema financiero regulado de este tipo empresas y el detallado conocimiento, seguimiento y supervisión de sus actividades, a través de la información que se remite al Órgano de Control.

Las entidades cuentan con normativas que regulan los servicios de tecnología, la seguridad de la información y la continuidad de negocio. Actualmente, se implementa una supervisión basada en riesgos, que implica -entre otras cuestiones- el monitoreo constante del sistema financiero. Las EMPES son actores que cumplen de manera acabada y responsable la normativa vigente para ese segmento.

– A nivel general, ¿cómo está Paraguay en la regulación y supervisión hacia el mundo que se viene?

El Paraguay, a través del Banco Central del Paraguay y la Superintendencia de Bancos (SIB), se encuentra en constante monitoreo al desarrollo de las nuevas exigencias del mercado, a fin de ir adaptando y emitiendo nuevas regulaciones. En ese marco se ha emitido la actual regulación sobre computación en la nube, que establece las condiciones mínimas para que las entidades supervisadas puedan migrar procesos y servicios a la nube.

También en el Sistema de Pagos, se ha implementado el Sistema de Pagos Instantáneos, conocido como SPI o SIPAP 24/7. Este proyecto representa una iniciativa innovadora disruptiva que sin lugar a dudas cambiará el sistema de pagos y la dinámica de las transacciones monetarias en el Paraguay, dinamizando aún más a la actividad económica de los diferentes sectores.

Adicionalmente, se han iniciado los trabajos para la desmaterialización de CDAs, esperando que en el corto a mediano plazo los CDAs puedan ser emitidos y comercializados de manera 100% electrónica. Finalmente, también se puede mencionar que se han iniciado trabajos de investigación sobre la conveniencia de la emisión de una moneda digital del Banco Central.

Por último, a nivel internacional se vienen observando importantes innovaciones SupTech y RegTech, que básicamente consisten en la implementación de tecnologías de punta para mejorar y fortalecer el proceso de supervisión por parte del Supervisor, y de cumplimiento por parte de las entidades reguladas. Estas innovaciones, probablemente, muy pronto podrían ser adoptadas en nuestra región y en nuestro país.

– Por otra parte, en algunos países la Superintendencia de Bancos funciona separada del Banco Central ¿Cuál es su opinión al respecto? ¿Se podría llevar adelante algo así en nuestro país?

El Banco Central del Paraguay, conforme al artículo 4°, inciso f) de la Ley N° 489/95 “Orgánica del Banco Central del Paraguay”, modificada por la Ley N° 6104/18 “Que Modifica y Amplía la Ley N° 489/95 «Orgánica del Banco Central del Paraguay”, tiene la función de promover la eficacia, integridad, estabilidad y solvencia del sistema financiero, adoptando, a través de la Superintendencia de Bancos, las medidas de ordenación, supervisión y disciplina de los bancos y demás entidades que en él actúan.

En línea con lo anterior, el artículo 30° de la Ley N° 489/95 señala que: la Superintendencia de Banco es un órgano técnico, que goza de autonomía funcional, administrativa y financiera en el ejercicio de sus atribuciones y tendrá las funciones y organización que esta ley y los reglamentos establezcan. Conforme a las disposiciones legales expuestas, si se decidiera que la Superintendencia de Bancos funcione de forma separada del Banco Central del Paraguay, se requerirá de una importante reforma legal que en este momento no se considera necesaria ni pertinente. 

Te puede interesar

El potencial de la producción conjunta entre Paraguay y Brasil para competirle a China en el suministro a la región

Según representantes de la Cámara de Comercio Paraguay-Brasil, estos países tienen el potencial de encabezar el suministro de autopartes, textiles, servicios y cables a países de la región, reemplazando a China. Actualmente, ya hay empresas que incursionan en estos rubros y buscan sumar a más inversionistas. Piden apoyo al Estado mediante infraestructura.

Odesur: “El evento ayudará al crecimiento de la cultura deportiva del país y dará mayor visibilidad a los deportistas”

Esteban Casarino, jefe de misión, señaló que los Juegos Sudamericanos representan uno de los mayores eventos deportivos internacionales organizados por Paraguay.

Se destinó una inversión inicial de USD 80 millones por parte del Gobierno a la construcción de obras y remodelación de las pistas deportivas, para la apertura de esta fiesta del deporte en el país.

César Palacios, vocero oficial de la SND, manifestó que para la preparación de sus atletas la secretaría destinó G. 11.000 millones en becas, buscando que estas se enfoquen netamente en sus presentaciones.