fbpx
33 °C Asunción, PY
21 de octubre de 2020

Frontera con el Brasil se reabre a las 05:00 de este jueves, con habilitación del Puente de la Amistad

El ingreso de brasileños al Paraguay por esa vía estará permitido hasta las 14:00 y se dará un tiempo máximo de 24 horas al turista para retornar a su país. El paso por el puente será libre y con controles aleatorios.

El Puente Internacional de la Amistad, que une las localidades de Ciudad del Este (Paraguay) y Foz de Yguazú (Brasil), volverá a estar habilitado desde las 05:00 de este jueves 15 de octubre. Esto estará vigente por un periodo de prueba de quince días, según oficializó hoy la directora de Migraciones, Ángeles Arriola, durante su visita a la capital del Departamento de Alto Paraná.

En caso de que la reapertura del Puente ocasione un fuerte incremento en los contagios por COVID-19 en Paraguay – que será medido luego de los quince días –, se volverá a cerrar el paso fronterizo. De lo contrario, esta medida de paso libre será extendida.

Los turistas brasileños con fines comerciales en Paraguay podrán ingresar desde las 05:00 hasta las 14:00, y tendrán un periodo de tiempo de hasta 24 horas como máximo para volver a su país, explicó Arriola.

Los paraguayos también tendrán la posibilidad de cruzar al lado brasileño (por el Puente de la Amistad), afirmó la titular de Migraciones, aunque dijo desconocer las condiciones establecidas por las entidades brasileñas para los compatriotas que ingresen al Brasil.

El paso fronterizo por dicho puente será libre y los controles en la zona primaria de esa vía – que estarán a cargo de la Dirección de Migraciones – serán aleatorios.

También se prevé llevar a cabo controles a través de retenes, que estarán instalados en tres puntos: uno, en camino a Presidente Franco; otro, en camino a Hernandarias; y el siguiente, en el km 30 de la Ruta PY02 en Minga Guazú, expresó Ángeles Arriola. Estas tareas serán desarrolladas por Migraciones y la Policía Nacional.

Por otra parte, Arriola comentó que están gestionando la reapertura de los otros puntos fronterizos con el Brasil, así como con la Argentina.

Cerrada por seis meses. Las fronteras de Paraguay con sus vecinos – Brasil y Argentina – se encuentran cerradas por ya casi seis meses. Esta fue una de las primeras medidas tomadas por el Gobierno paraguayo para tratar de ganar tiempo y fortalecer el descuidado sistema de salud, tras la aparición de los primeros casos positivos por COVID-19 en nuestro país.

Técnicos del Banco Central del Paraguay (BCP) y la consultora Mentu – del economista Hugo Royg – coinciden en que la reapertura de la frontera genera una expectativa alentadora para el comercio de esta zona y las importaciones bajo el régimen de turismo. Pero advierten que, a su vez, también instala el riesgo de suba de contagios y del contrabando.

“Creemos que esta apertura de la frontera puede beneficiar y mejorar para el cierre del año el comportamiento que se ha tenido hasta ahora (en las importaciones bajo el régimen de turismo y en la reexportaciones)”, señaló Gustavo Cohener, director de Estadísticas del Sector Externo del BCP.

Riesgos identificados. Miguel Mora, economista jefe del BCP, agregó por su parte que se debe reconocer que hay un riesgo sanitario asociado a la apertura de la frontera. “Evidentemente esto va a requerir de medidas sanitarias y un estricto autocontrol por parte de los comercios, de tal manera a seguir las recomendaciones del Ministerio de Salud y evitar brotes que se puedan constituir en un obstáculo”, insistió el especialista.

En tanto, la Consultora Mentu afirma que la reapertura de frontera aliviará en parte las dificultades económicas en esa zona del país, pero que también generará un riesgo de mayor contagio, que puede ser identificado como una desventaja.

Golpe a los ingresos. La Consultora detalla que hasta agosto de este año, las importaciones de mercaderías bajo el régimen de turismo disminuyeron en un 35,3%, frente al mismo periodo del 2019. Este hecho constituye una consecuencia del cierre de fronteras, que impide el ingreso de turistas al país, repercutiendo además sobre los ingresos de personas y empresas.

En el segundo trimestre del 2020, el 76,4% de los hogares de Alto Paraná reportó una disminución de los ingresos; el 53,9% tuvo problema para pagar sus deudas, créditos o alquileres; y el 49,9% reportó inconvenientes para conseguir trabajo o iniciar un negocio, según la Encuesta Permanente de Hogares Continua.

Te puede interesar