fbpx
16 °C Asunción, PY
9 de agosto de 2022

Argentina confía en restablecer «progresivamente» la provisión de combustible

Buenos Aires, 29 jun (EFE).- El Gobierno argentino manifestó este miércoles su convicción de restablecer «progresivamente» la provisión de combustible en todo el país, mediante una «coordinación absoluta» para que no se detenga el «sendero de crecimiento» de la industria, informaron fuentes oficiales.

El jefe de Gabinete, Juan Manzur, señaló en una comparecencia de prensa que durante los próximos días arribarán cinco barcos con importaciones de gasoil, que se sumarán a los aumentos en los cortes del biodiesel locales desde el 5 al 12,5 %.

«Pensamos que en los primeros diez días de julio ya vamos a estar en lo que se estipuló, que es el 12,5 % de biodiesel de producción local. Eso representa más de 90.000 metros cúbicos de gasoil y recordemos que cada barco aporta 50.000; solo esto del biodiesel son casi dos barcos más que se va a aportar a la producción argentina», explicó el funcionario.

Manzur aseguró que las cuatro refinerías que hay en Argentina «están trabajando al 100 %» de su capacidad para la producción de gasoil y recordó otras medidas aprobadas con anterioridad, como la suspensión temporal de impuestos a la importación de gasoil.

«Lo que hoy buscamos y lo que se está logrando es la coordinación absoluta para la provisión. La política que tiene nuestro Gobierno es garantizar la provisión para seguir en este sendero de crecimiento que hoy ha experimentado la industria y que obviamente queremos consolidarlo en los tiempos que vienen», aseveró Manzur.

El jefe de Gabinete también expresó su «repudio absoluto» a los hechos de violencia ocurridos este lunes en una ruta de la provincia de Buenos Aires, en donde un camionero murió tras intentar sortear un piquete en reclamo por la escasez de combustible.

Según los últimos datos difundidos por la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), entre el 15 de junio y el sábado último, 23 de los 24 distritos en los que se divide el país han presentado problemas de abastecimiento de gasoil, como se denomina en Argentina al gasóleo, un combustible muy utilizado para la maquinaria agrícola, los camiones y los ómnibus de pasajeros.

El «mapa de abastecimiento» creado por la entidad empresarial muestra que la sureña provincia de Tierra del Fuego fue el único distrito de Argentina en el que los transportistas de carga no tuvieron inconvenientes para cargar combustible diesel.

La falta de gasóleo se viene registrando desde abril, cuando los productores rurales denunciaron que no tenían suficiente combustible para levantar sus cosechas y luego transportarlas a los sitios de acopio y los puertos de exportación, pero la escasez se ha agudizado y extendido por todo el país.

El ministro argentino de Seguridad, Aníbal Fernández, reconoció que la importación de gasoil «tendría que haber comenzado antes», aunque confío en que el problema se resolverá «en días».

POSIBLES DESABASTECIMIENTOS

El presidente de la Fadeeac, Roberto Guarnieri, afirmó este miércoles que la escasez de combustible podría generar desabastecimiento en algunas industrias, aunque subrayó que desde su entidad no detendrán el transporte de carga.

«Las refinerías están trabajando las 24 horas, no descansan para todo lo que necesitamos, pero no vamos a parar todo el transporte. Se va a transportar menos cantidad, pero se va a transportar», subrayó en diálogo con la Radio Futurock, para agregar que desde su entidad no promoverán movilizaciones ni protestas en las rutas.

Según Guarnieri, la situación mejoró ligeramente en algunas provincias, especialmente en el sur, pero los camiones «siguen haciendo cola» para cargar combustible y pagando sobreprecios.

Por ese motivo, desde las entidades de transporte pidieron al Gobierno restablecer cuanto antes la provisión de gasoil y evitar los cortes de carretera de manifestantes «autoconvocados».

«Con el poco gasoil que tenemos, podemos trabajar y cumplir a medida lo que tenemos que transformar, pero si tenemos chóferes parados horas esperando combustible, y luego los paran diez o doce horas en un piquete, ahí se distorsiona todo», indicó el presidente de la Fadeeac.