fbpx
16 °C Asunción, PY
9 de agosto de 2022

Argentina dice que el acuerdo con el FMI permite un “escenario de estabilidad”

Buenos Aires, 31 mar (EFE).- El Gobierno argentino afirmó este jueves que si hubiera entrado en cesación de pagos con el Fondo Monetario Internacional (FMI) se hubiera generado una crisis social “inimaginable” y por lo tanto el nuevo acuerdo para refinanciar la deuda de 45.000 millones de dólares era «imprescindible» y “permite un escenario de estabilidad”.

“El acuerdo con el FMI nos permite un escenario de estabilidad”, indicó la portavoz de la presidencia, Gabriela Cerruti, en rueda de prensa.

«Un escenario de estabilidad con respecto al resto del financiamiento internacional, un escenario de estabilidad por no haber caído en el default, que nos permite llevar adelante las políticas que ya está implementando el gobierno y profundizarla para que continúe el crecimiento y el gasto social que necesitamos hasta tanto que toda la gente que está por debajo de linea de pobreza pueda acceder a los bienes y servicios que necesita por sus propios recursos”, explicó Cerruti.

El pasado viernes, el directorio del FMI aprobó un nuevo programa de facilidades extendidas por el que prestará a Argentina unos 45.000 millones de dólares que el país suramericano deberá aplicar a cancelar deudas por un monto similar tomadas con ese mismo organismo en 2018, durante el Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019).

El nuevo acuerdo fue avalado por mayoría por el Parlamento argentino, pero recibió el voto en contra del ala oficialista alineada con la vicepresidenta y ex presidenta (2007-2015) Cristina Fernández, que rechaza el ajuste fiscal que implicará el nuevo programa.

“Si hubiéramos entrado en default, los índices de pobreza se hubieran disparado hacia una crisis social en Argentina inimaginable mucho peor de la que hubiéramos visto en los últimos años”, afirmó Cerruti.

La pobreza en Argentina bajó al 37,3 % en el segundo semestre de 2021, según informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, en un contexto de recuperación económica y creación de empleo, aunque sigue a merced de la elevada inflación, que en febrero pasado trepó al 52,3 % interanual.

“Estamos en el buen camino”, Cerruti.

“En ese camino era imprescindible tener un acuerdo con el FMI”, subrayó.

INFLACIÓN

Entre sus principales objetivos, el nuevo programa busca atacar la persistente alta inflación de Argentina a través de una estrategia múltiple proyectando una reducción a un rango del 38-48 % en 2022, sin embargo, los analistas de mercado que releva el Banco Central prevén un 55 %.

Cerruti reconoció que a principios de marzo hubo una remarcación de precios en algunos casos por razones “absolutamente arbitrarias” -en el contexto en que el Gobierno de Alberto Fernández anunció una “guerra contra la inflación”-, razón por la cual se tomaron medidas, como el acuerdo de retracción de algunos aumentos, negociaciones de nuevas canastas de precios acordados y el Fondo Estabilizador del Trigo Argentino.

“Entendemos que en abril la situación es completamente diferente”, afirmó Cerruti y señaló como “arriesgado” proyectar la inflación hacia fin de año como hacen los privados porque el Gobierno espera que la “situación sea notoriamente mejor” a medida que avance el año.

ACAMPE

Respecto del acampe en la avenida 9 de Julio de la capital y en ciudades del interior del país que realizan movimientos sociales de izquierda no alineados con el Gobierno y contrarios al acuerdo con el FMI, Cerruti recordó que el Ministerio de Desarrollo Social está trabajando en el «programa reconversión de planes sociales».

«Es un momento de dar trabajo, no es un momento de dar planes sociales», indicó Cerruti, por lo que afirmó que no habrá nuevos ingresos de planes sociales.