fbpx
33 °C Asunción, PY
21 de octubre de 2020

Aumentan la volatilidad en los mercados y el deterioro del empleo, en EEUU

Las bolsas reflejan el pesimismo que rodea a los estímulos fiscales, que aparentemente no se concretarán hasta las elecciones presidenciales. Mientras tanto, se incrementan las solicitudes de beneficios de desempleo.

El panorama económico en Estados Unidos sufre esta semana el revés generado por las indecisiones en torno al estímulo fiscal y el deterioro de los indicadores del mercado laboral. El terreno bursátil reaccionó este jueves, con una caída del índice S&P 500 por tercer día consecutivo, según observaciones de Bloomberg.   

Las solicitudes de beneficios de desempleo aumentaron sorpresivamente la semana pasada, hasta los máximos niveles desde agosto, y la demanda se mueve con mayor intensidad hacia los pedidos de cobertura de largo plazo. Ambas son señales de problemas para un mercado laboral cuya recuperación de la pandemia ya venía enlenteciéndose, agrega la firma.

Por otro lado, las expectativas de que se concreten los estímulos fiscales – que necesita la economía estadounidense para impulsar su repunte – prácticamente se esfumaron, al menos para el corto plazo.

La posibilidad queda casi descartada, luego de que el secretario del Tesoro reconociera que lograr algún avance con el estímulo antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre próximo “sería difícil”. Los inversores ya tienen pocas esperanzas de que se pueda contar con un acuerdo inclusive en lo que queda del presente año.

Efectos económicos de la COVID-19

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mejoró recientemente las perspectivas para el desempeño de la economía norteamericana en el 2020. En ocasión de las Reuniones Anuales que se desarrollan esta semana, el organismo multilateral ajustó a -4,3% la estimación de contracción del producto interno bruto (PIB) de EEUU, desde la caída de -8% que había contemplado en junio último.

Para el 2021, espera que la primera potencia mundial experimente una recuperación de 3,1% de su PIB. Este pronóstico también tuvo una corrección, en su caso desde el crecimiento de 4,5% que se consideraba meses atrás.

En cuanto al desempleo en EEUU, el FMI espera que la tasa cierre el 2020 con un fuerte incremento, al posicionarse en 8,9%. El año pasado, este indicador se había ubicado en 3,7% y se prevé que en el 2021 retroceda a 7,3%.    

Te puede interesar