fbpx
28 °C Asunción, PY
23 de enero de 2022

Aumento de la brecha comercial en EEUU e incesantes problemas en el suministro mundial, entre los destacados de la semana

Los bancos centrales advirtieron que la interrupción del suministro mundial podría agravarse, y las fábricas se enfrentan a limitaciones de oferta y aumento de costes debido a esta situación. Por su parte, el gasto de los consumidores estadounidenses superó las expectativas, en agosto.

La semana arrancó con la noticia de que la brecha comercial de EEUU crece con el aumento de las importaciones de bienes de consumo.

El déficit comercial de los Estados Unidos aumentó en agosto, a causa de que el aumento de los bienes de consumo fabricados en el exterior permitió que las importaciones superaran a las exportaciones. 

La brecha aumentó a USD 87.600 millones el mes pasado, frente a los USD 86.800 millones registrados en julio, según el Departamento de Comercio.

El valor de las importaciones aumentó un 0,8%, hasta los USD 236.600 millones, impulsado por los bienes de consumo y los suministros industriales. Las exportaciones aumentaron un 0,7%, hasta un récord de USD 149.000 millones, también impulsadas por los bienes de consumo y los suministros industriales. 

El déficit del comercio de bienes se mantiene cerca del récord de USD 92.000 millones alcanzado dos meses antes, y es coherente con la sólida demanda de los consumidores y la inversión empresarial.

Bancos centrales advierten que interrupción del suministro mundial podría agravarse

Las limitaciones de la oferta que ralentizan el crecimiento económico mundial aún podrían empeorar, y así mantener a la inflación elevada por un mayor tiempo. No obstante, sigue siendo probable que el aumento sostenido de precios sea temporal.

Las interrupciones de la economía mundial durante la pandemia han alterado las cadenas de suministro en todos los continentes, dejando al mundo escaso de una plétora de bienes y servicios, desde piezas de automóviles y microchips hasta los buques portacontenedores que transportan mercancías por los mares.

«Es frustrante ver que los cuellos de botella y los problemas de la cadena de suministro no mejoran, sino que, al parecer, empeoran un poco», dijo el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, en una conferencia.

Las fábricas se enfrentan a limitaciones de oferta y aumento de costes

La actividad manufacturera mundial se vio muy afectada por los cuellos de botella en la cadena de suministro y el aumento de los costes, agravados por los cierres de fábricas en Asia a causa de una nueva ola de contagios de COVID-19 y los signos de ralentización en el crecimiento de China.

El crecimiento del sector manufacturero de la zona euro y del Reino Unido siguió siendo fuerte, pero la actividad se vio afectada por problemas logísticos, escasez de productos y escasez de mano de obra, que probablemente persistirán y mantendrán altas las presiones inflacionistas.

Las fábricas alemanas -la mayor economía de Europa- habían funcionado casi sin problemas durante los cierres por pandemia que han afectado al sector de los servicios, pero la escasez de bienes intermedios y de algunas materias primas está frenando a la industria.

El gasto de los consumidores estadounidenses superó las expectativas en agosto

El gasto de los consumidores estadounidenses aumentó más de lo previsto en agosto, pero una revisión a la baja de los datos de julio mantuvo intactas las expectativas de que el crecimiento económico se ralentizará en el tercer trimestre, ya que el resurgimiento de las infecciones por COVID-19 frenó la demanda de servicios.

El Departamento de Comercio dijo el viernes que el gasto de los consumidores -que representa más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos- repuntó un 0,8% en agosto, contrarrestando el descenso de las ventas de vehículos de motor causado por la escasez mundial de semiconductores, que está mermando la producción de automóviles.

Aunque el gasto está volviendo a centrarse en los servicios en lugar de en los bienes, el recrudecimiento de los casos de coronavirus en verano -impulsado por la variante Delta- redujo la demanda de viajes en avión y de alojamiento en hoteles, así como las ventas en restaurantes y bares.

Te puede interesar

COVID-19: Paraguay aún no alcanza inmunizar al 30% de la población, de las coberturas más bajas en Sudamérica

Nos encontramos en el penúltimo lugar entre los países de Sudamérica en lo que respecta al avance de la vacunación contra el coronavirus. Sólo el 27,7% de la población paraguaya cuenta con el esquema completo.

Por otra parte, ayer arribó un cargamento con 308.000 dosis de Sputnik V, con la cual se asegura la segunda dosis para todos los que recibieron esta plataforma, según informaron desde el Ministerio de Salud.