20 °C Asunción, PY
10 de mayo de 2021

Campaña de consumo en China y recuperación de la confianza en EEUU, entre los destacados de la semana

Mientras Estados Unidos reportó en el primer trimestre del 2021 el mayor crecimiento económico desde el 2003, Europa se está quedando atrás y registró una leve caída en su dinamismo del arranque del año. Por su parte, la FED considera que aún no es momento de empezar a retirar el apoyo monetario.

En el inicio de la semana nos enterábamos de que China emprende este mes una campaña para impulsar el consumo interno. El gigante asiático lanza una serie de actividades promocionales a lo largo del mes de mayo para fomentar el gasto, a medida que el sector minorista se recupera de la incertidumbre y cautela inducidas por la pandemia del COVID-19 a los consumidores de este país.

Esta campaña para fomentar el consumo arranca hoy, 1 de mayo, al inicio del feriado de cinco días establecido por el Dia del Trabajo. Consistirá en exhibiciones de autos, ferias de alimentos, exposiciones de bienes de consumo y la colaboración de las plataformas de comercio electrónico.

La expansión del consumo doméstico es una prioridad en la estrategia económica de “circulación dual”, que también llama a reducir la dependencia de los mercados extranjeros.

Las ventas minoristas de China aumentaron un 34% interanual durante marzo, superando las expectativas previstas por los analistas, del 28%, y por encima del salto de 33,8% registrado entre enero y febrero.

Los ingresos minoristas aumentaron un 12,9% comparado con el mes de marzo del 2019, antes de la pandemia.

Confianza del consumidor estadounidense alcanza nivel récord en más de 1 año

La confianza de los consumidores estadounidenses aumentó en abril a un máximo de los últimos 14 meses, ya que el avance del proceso de vacunación contra el COVID-19 y aun más estímulo fiscal permitieron la reapertura de más negocios y servicios, logrando impulsar la demanda y una mayor contratación por parte de las empresas.

Esta encuesta del Conference Board también mostró un fuerte aumento de los planes de vacaciones, lo que sugiere que la economía seguirá avanzando a principios del segundo trimestre, luego de un sólido crecimiento en los tres primeros meses del año, que muchos economistas consideran el segundo más fuerte desde el 2003.

El índice de confianza del consumidor en EEUU alcanzó una cifra de 121,7 en el mes pasado, se trata del valor más elevado desde febrero del 2020 – antes del inicio de la pandemia –, supera a la lectura de 109 de marzo y constituye el cuarto aumento mensual consecutivo de este índice.

Este índice publicado por la Conference Board captura el nivel de confianza que los individuos tienen con respecto a la actividad económica del país. Un alto nivel de confianza estimula la expansión económica, mientras que una lectura baja conduce a una disminución de la actividad.

La FED considera que aún no es momento de retirar el apoyo a la economía

La Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) informó el miércoles que mantiene su tasa de referencia entre 0% y 0,25%; pues considera que es temprano para remover el apoyo a la recuperación económica, en medio de la pandemia.

Luego de dos días de reuniones, el organismo mejoró su evaluación de las variables económicas, pero sostuvo que todavía no están listos para suspender la recompra de títulos, según el comunicado oficial.

“La Reserva Federal continuará aumentando sus tenencias de valores del Tesoro en al menos USD 80.000 millones por mes y de valores respaldados por hipotecas de agencias en al menos USD 40.000 millones por mes, hasta que se haya logrado un progreso sustancial hacia los objetivos máximos de empleo y estabilidad de precios”, dijo Jerome Powell, presidente de la FED.

Por otra parte, el presidente Joe Biden maneja un amplio plan – de USD 1,8 billones – para expandir las oportunidades educativas y el cuidado infantil. La Casa Blanca ya ha lanzado un programa de infraestructura de USD 2,25 billones y otro paquete de ayuda contra la pandemia, de USD 1,9 billones.

La economía de EE. UU. creció 6,4% en el primer trimestre del año

El crecimiento económico en los Estados Unidos se aceleró en el primer trimestre, impulsado por la masiva ayuda gubernamental a hogares y empresas. El producto interno bruto (PIB) aumentó a una tasa anualizada del 6,4% entre enero y marzo del 2021

Este repunte fue el segundo ritmo de crecimiento del PIB más rápido desde el 2003, luego de una tasa también elevada del 4,3% reportada en el cuarto trimestre del año pasado. Aun así, la economía está a unos años de recuperarse por completo de las repercusiones negativas de la pandemia de COVID-19

Por otro lado, un informe del Departamento de Trabajo mostró el jueves que 553.000 personas solicitaron beneficios estatales por desempleo durante la semana anterior, cifra aún más baja que la de 566.000 registrada en la semana del 12 al 18 de abril.

Aunque los pedidos iniciales por desempleo han caído por cifras récord, siguen por encima del rango de 200.000 a 500.000 que se considera compatible con un mercado laboral saludable.

La economía estadounidense se está recuperando más rápidamente que la de sus rivales globales, gracias a dos rondas adicionales de estímulo económico para los ciudadanos que resultaron en un aumento de la demanda interna y la reapertura de negocios.

La economía europea reportó leve contracción en el arranque del 2021

La economía de la eurozona se contrajo un 0,6% en los tres primeros meses del año, con respecto al trimestre anterior, mientras que el producto interno bruto (PIB) de la Unión Europea se redujo en 0,4%, según la primera estimación preliminar del Eurostat.

Con el plan de recuperación todavía por ejecutar, este es el segundo trimestre de caídas del PIB en el viejo continente, frente a los Estados Unidos y China con ritmos de crecimiento que se aceleraron durante el comienzo del año.

La economía de China apenas tardó unos meses en recuperar el dinamismo del PIB anterior a la pandemia, y los Estado Unidos lo hizo gracias a la progresiva apertura socioeconómica y grandes estímulos fiscales. La Unión Europea se quedó atrás nuevamente este trimestre, pues las duras restricciones en Alemania y la dureza climática en el sur del continente volvieron a llevar a socios de la Unión Europea a números rojos.

Bruselas había estimado en sus previsiones económicas de marzo que habría una contracción de 0,8% del PIB para la Unión Europea y del 0,7% para la eurozona; por lo tanto, en realidad el comportamiento de las economías europeas ha sido mejor de lo previsto.

Sin embargo, según las previsiones, la economía debe ir remontando para expandirse con más fuerza a partir del verano y a medida que aumenten las vacunaciones.