fbpx
18 °C Asunción, PY
9 de agosto de 2022

La canasta alimentaria en El Salvador se elevó entre un 13,1 % y 12,6 % en mayo

San Salvador, 29 jun (EFE).- El precio de la canasta básica alimentaria en El Salvador creció un 13,1 % en la zona urbana y un 12,6 % la zona rural en mayo pasado, en comparación con el mismo mes de 2021, de acuerdo con datos de la gubernamental Dirección General de Estadísticas y Censos (Digestyc).

Los precios de la canasta alimentaria computados en mayo de 2022 son los más altos para dicho mes en más de 20 años, dado que la Digestyc tiene registros desde 2001.

Los datos públicos de la Digestyc indican que el costo de dicha canasta en la zona urbana pasó de costar 201,04 dólares en 2021 a 227,39 en mayo pasado.

Por su parte, el costo de los alimentos básicos de la dieta salvadoreña por familia costaba 145,09 dólares en 2021 y en 2022 llegó a tener un valor de 163,36 dólares.

Entre los elementos que constituyen esta canasta básica alimentaria se encuentra el pan, tortillas, frijoles, carnes, huevos y frutas, entre otros, para una familia de unos 4 miembros.

De acuerdo con el boletín del Índice de Precios al Consumidor de mayo, en este mes se registraron alzas en los precios de aceite y grasas, huevos, legumbres y hortalizas.

En mayo, El Salvador alcanzó la tasa interanual de inflación más alta al menos desde 2010 con aproximadamente un 7,5 %, por arriba del 6,5 % registrado en abril.

La base de datos del Banco Central de Reserva (BCR), que registra la inflación desde 2010, indica que la inflación computada solo en mayo fue del 0,91 %, superior al 0,50 % de abril, y el acumulado en 2022 llegó a 3,68 %.

En abril, El Salvador había registrado una leve baja en la tasa interanual de la inflación respecto a marzo.

Para tratar de disminuir los efectos de la crisis económica mundial, la Asamblea Legislativa de El Salvador aprobó una ley para congelar los precios de los combustibles hasta finales de agosto, además suspender impuestos a ciertos alimentos.

De acuerdo con el Congreso, con ello se espera que el subsidio a las gasolinas le cueste unos 20 millones de dólares mensuales al Estado para «evitar el alza en los precios de otros insumos, como los de la canasta básica».