fbpx
17 °C Asunción, PY
2 de octubre de 2022

La compañía estatal de electricidad cubana prevé otra jornada de apagones

La Habana, 7 ago (EFE).- La compañía distribuidora de electricidad de Cuba prevé para este domingo cortes del suministro a causa de un déficit del 34 % en el horario de mayor demanda.

La estatal Unión Eléctrica (UNE) estima una disponibilidad de 2.170 megavatios (MW) y una demanda máxima de 2.950 MW, para un déficit de 780 MW.

También informa que el sábado hubo problemas en el suministro por déficit de capacidad las 24 horas y que se mantuvo afectado durante toda la última madrugada.

En esta jornada, la UNE pronostica una afectación máxima de 750 MW en el horario diurno, por lo será otra jornada en la que se registrarán apagones durante gran parte del día.

En la actualidad se encuentran fuera de servicio por averías 9 unidades generadoras de varias termoeléctricas de la isla mientras está en mantenimiento un bloque de la central de la provincia de Cienfuegos (sureste).

El director técnico de la UNE, Lázaro Guerra, recalcó que no se ha afectado la termoeléctrica Antonio Guiteras -la mayor del país- situada a 2,7 kilómetros de la zona industrial de la ciudad occidental de Matanzas donde aún se mantiene activo un incendio en dos tanques de crudo.

La central «no ha parado y se le sigue inyectando combustible, desde las 11 noche se restableció el bombeo de combustible y en estos momentos el bombeo es superior, algo que se considera favorable», señaló el directivo.

Los cortes del servicio eléctrico -debidos a fallos y roturas en las obsoletas plantas termoeléctricas, la falta de combustible y los mantenimientos programados- son cada vez más frecuentes en el país caribeño.

Los apagones fueron la razón detrás de las protestas antigubernamentales del 11 de julio de 2021, las mayores en décadas, a juicio de los analistas.

En los últimos días se han producido varias protestas menores, principalmente en localidades pequeñas con prolongados apagones, aunque también se han registrado en Santiago de Cuba y La Habana.

Cuba depende en gran medida del petróleo extranjero para producir energía (las termoeléctricas generan dos tercios de la electricidad) y su principal proveedor, Venezuela, ha disminuido notablemente sus envíos.

El Gobierno cubano aspira a reducir esta dependencia y cuenta con un plan para que en 2030 el 37 % de su mix energético (algo más de 3.500 megavatios) provenga de fuentes renovables.