fbpx
26 °C Asunción, PY
7 de diciembre de 2022

Mejora la proyección del crecimiento para Latinoamérica a 2,7%, según Cepal

La región se enfrenta a un complejo panorama económico y social debido al mal desempeño, a las fuertes presiones de inflación, a la baja creación de empleos, la caída de las inversiones y la creciente demanda social.

Esta edición número 74 del Estudio Económico de América Latina y el Caribe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) constó de tres partes: el desempeño de la economía regional del 2021 y se analiza la evolución en los primeros meses de 2022 con sus expectativas, luego se exponen los retos en materia de inversión que enfrenta la región para mejorar el crecimiento económico y, por último, las notas del desempeño económico del 2021 versus el primer semestre del 2022. 

A pesar de que el crecimiento para una región tan importante como la nuestra debería tener un valor mayor, los informes pasados registraban tendencias a un bajo crecimiento peores a este número y la última estimación de Cepal divulgado el día martes arrojó un promedio de 2,7%. 

Esto señala que la región se enfrenta a un complejo panorama económico y social debido al mal desempeño, a las fuertes presiones de inflación, a la baja creación de empleos, la caída de las inversiones y la creciente demanda social. A este complejo escenario se le suman los efectos internacionales por la guerra de Rusia contra Ucrania que ha dejado secuelas como tensiones geopolíticas, menor dinamismo económico y menor disponibilidad de alimentos, apeligrando nuestra seguridad alimenticia. 

En el primer semestre del 2022, el crecimiento económico o el producto interno bruto (PIB) de América Latina inició un proceso de desaceleración, tras registrar altas tasas de crecimiento en el 2021. Se estima que las economías de América del Sur han crecido en el primer trimestre del 2022 a una tasa promedio del 2,3%, cifra inferior en 1,2 puntos porcentuales a la registrada en el trimestre anterior, mientras las economías de Centroamérica se desaceleran en el primer semestre del año alcanzando 5,7%. 

La desaceleración económica en la región es así notoria, luego de un crecimiento de 6,5% en el primer semestre del 2021, y para el 2022 se proyecta solo un crecimiento del 2,7% en promedio, volviendo al nivel de bajo crecimiento que se exhibía antes del inicio de la pandemia. Se espera que continúe la reducción del déficit global y que el resultado global de los gobiernos centrales llegue a un -3,4% del PIB, frente al -4,2% del 2021 y el -6,9% PIB del 2020. 

Si bien los aumentos de la deuda y la coyuntura económica generan un escenario complejo para la política fiscal, se deben evitar los ajustes prematuros y muy drásticos: se debe apuntar a los ajustes fiscales con base marco de sostenibilidad en el aumento de los ingresos permanentes, para cubrir con las necesidades de inversión, bienestar y sostenibilidad ambiental.

Por su parte, el superávit de la balanza de transferencias seguirá aumentando en el 2022 principalmente debido al continuo crecimiento de las remesas hacia la región. En los primeros meses del 2022, las remesas han aumentado un 14% y, según el Banco Mundial, para el año completo el crecimiento será de 9%.   

Te puede interesar