fbpx
28 °C Asunción, PY
23 de enero de 2022

Menor déficit presupuestario en EEUU y elevados precios del oro, entre los destacados de la semana

La primera potencia económica mundial también registró la inflación más alta en 31 años, mientras que la zona euro atraviesa por una producción industrial más fuerte de la esperada y Japón anuncia estímulos económicos por USD 350.000 millones para aliviar los costes de la pandemia.

La semana arrancó con la noticia de que el déficit presupuestario en los Estados Unidos fue mucho menor en octubre, lo cual refleja un menor gasto en subsidios de desempleo y otros estímulos adoptados a principios de la pandemia. El déficit se redujo un 42% hasta los USD 165.000 millones, frente a los USD 284.000 millones del mismo mes del año pasado, según informó el Departamento del Tesoro.

En octubre, los ingresos fiscales aumentaron un 19% respecto al año anterior, hasta USD 284.000 millones. Los ingresos fiscales han repuntado con fuerza debido a la sólida recuperación económica y los elevados beneficios empresariales. El gasto público, por su parte, disminuyó un 14% respecto al año anterior, hasta USD 449.000 millones.

El año pasado, Estados Unidos acumuló el segundo mayor déficit de su historia, con USD 2,8 billones. En el año fiscal 2020, la brecha presupuestaria se disparó a un récord de USD 3,1 billones.

El oro se mantiene cerca del máximo de últimos 2 meses

Los precios del oro se mantuvieron el martes cerca de sus máximos de dos meses, con el apoyo de unas tasas de rendimiento más bajas en los Estados Unidos y un dólar más débil. El oro al contado (spot) subió un 0,05% hasta los USD 1.826,24 por onza, situándolo unos USD 2 por debajo del máximo establecido el 7 de septiembre. 

Los principales bancos centrales indicaron la semana pasada que los tipos de interés se mantendrían bajos a corto plazo, lo cual impulsó la demanda del oro -que no ofrece rendimientos- y contribuyó a que el metal registrara su mejor semana desde finales de agosto.

Para ayudar al oro, el dólar estadounidense bajó un 0,1%, lo que abarató el metal para los tenedores de otras divisas, y la rentabilidad de los bonos del Tesoro a 10 años descendió hasta 1,4567%.

Precios al consumo impulsan a inflación de EEUU a su nivel más alto en 31 años

El coste de vida en la primera potencia económica mundial volvió a subir en octubre, especialmente por el aumento en productos básicos como la gasolina y los alimentos, elevando la tasa de inflación a un máximo de casi 31 años.

El índice de precios al consumidor subió un 0,9% el mes pasado, según informó el gobierno de Estados Unidos. El ritmo de la inflación en el último año se disparó al 6,2% en octubre, desde el 5,4% del mes anterior. Esta cifra triplica la tasa objetivo del 2% establecido por la Reserva Federal y se sitúa en la tasa más alta desde noviembre de 1990.

Esta última lectura indica nuevamente una inflación muy elevada, lo cual probablemente ejerza más presión sobre la Reserva Federal y podría acelerar sus planes de retirar gradualmente los estímulos de la economía. El banco central ha tomado medidas sin precedentes para mantener los tipos de intereses bajos durante la pandemia.

Producción industrial de la zona euro resultó más fuerte de lo esperado

La producción industrial de la zona euro bajó más de lo previsto en septiembre, dejándola más alta de lo previsto en términos interanuales debido al aumento de la producción de bienes de consumo no duraderos. La oficina de estadística de la Unión Europea, Eurostat, dijo que la producción industrial de los países del bloque cayó un 0,2% intermensual en septiembre, para un aumento interanual de 5,2%.

La producción de bienes de consumo no duraderos, como alimentos o ropa, aumentó en 1% en el mes y fue 8,5% superior a la del mismo periodo del año pasado. La producción de bienes de equipo, como la maquinaria y el equipamiento, fue 0,7% más débil que el mes anterior, pero 5,9% más alta en términos interanuales. La producción de bienes intermedios también descendió en septiembre, un 0,2%, aunque fue 5% superior a la del año anterior.

Japón planea estímulo de USD 350.000 millones para aliviar los costes del COVID-19

El paquete de estímulo económico de Japón requerirá un gasto fiscal por valor de 40 billones de yenes (USD 350.000 millones), según informó el viernes el diario económico Nikkei. 

El Primer Ministro Fumio Kishida, con su posición reforzada por la victoria electoral del mes pasado, ha prometido elaborar un paquete de estímulo «por valor de varias decenas de billones de yenes» el 19 de noviembre, para estimular la tercera economía del mundo, que se tambalea por el coronavirus.

Es probable que el gasto se financie con nuevo endeudamiento, que se sumará a la mayor deuda pública del mundo industrial, que duplica el tamaño de la economía japonesa, ya que Kishida da prioridad a la recuperación de la pandemia sobre la reforma fiscal.

El aumento de los precios del crudo en todo el mundo, así como la escasez de chips y las limitaciones de la cadena de suministro, socavaron una economía dependiente del comercio que se vio contraída en el tercer trimestre, ya que los frenos a la pandemia y los cuellos de botella de la oferta perjudicaron el consumo y la producción.

Te puede interesar

Récords de superávit comercial en Brasil y de inflación en Europa, entre los destacados de la semana

La variante Ómicron amenaza al crecimiento económico de Estados Unidos, luego de que este país reportara en diciembre un aumento de contratos en el mercado laboral dos veces mayor al esperado.

Mientras tanto, la industria manufacturera se enfría en EEUU, resiste en Europa y se acelera en China. Los pedidos industriales alemanes se recuperaron, gracias a la fuerte demanda exterior.