19 °C Asunción, PY
10 de mayo de 2021

Pausa de vacunación en Europa y caída de ventas en EEUU, entre destacados de la semana

La preocupación alrededor de los posibles efectos secundarios de la vacuna AstraZeneca tuvo su impacto en indicadores como el precio del petróleo. Por su parte, el BCE reconoce que el estímulo dispuesto la semana pasada tardará en ser visible y en Estados Unidos se reportan las consecuencias económicas de la última temporada invernal.

La semana arrancaba con una noticia preocupante, ya que más de una decena de países decidieron suspender el uso de la vacuna AstraZeneca en sus respectivas campañas de inmunización contra el coronavirus.

Varios países han decidido suspender temporalmente el uso de la vacuna AstraZeneca contra el COVID-19 este lunes, luego de los informes que surgieron sobre posibles efectos secundarios inesperados relacionados con este biológico.

Esto implica aun más contratiempos en el calendario de vacunación de Europa. El grupo farmacéutico anglo-sueco dice que no hay evidencia de un mayor riesgo que un coágulo de sangre causado por la vacuna.

Esta pausa en el uso de la vacuna se da como mínimo hasta el 18 de marzo, cuando la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) tenía que presentar un análisis de la vacuna luego de los casos de trombosis registrados en algunos de los vacunados en Europa.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que aún no está probado que la vacuna sea la causa de la trombosis e instó a que la gente no entre en pánico.

También, varios científicos de la OMS reiteraron que aún no ha habido ninguna muerte documentada a causa de alguna de las vacunas contra el COVID-19

Ventas minoritas en EEUU cayeron más de lo previsto

Las ventas minoristas de los Estados Unidos cayeron 3% en febrero del 2021, según el Departamento de Comercio. Esta cifra revela un ritmo de contracción más intenso de lo esperado, en medio de una ola climática de frío extremo que azotó a todo el país.

La caída en las ventas minoristas fue impulsada principalmente por la comercialización de vehículos, pues en el rubro de automóviles se registró una merma de 4,2%.

Otro sector que se vio afectado fue el de restaurantes y bares, que disminuyó sus ingresos en 2,5%. Sin embargo, es muy probable que esta cifra repunte a medida que el gobierno de Joe Biden desembolse los estímulos por la pandemia a hogares principalmente de clases media y baja.

Otro dato demuestra el aumento en los precios de las importaciones a lo largo del mes pasado, principalmente impulsados por el aumento de precio de los commodities. Esto refuerza las expectativas de una mayor inflación en este año.

Un clima más frío de lo normal se apoderó de gran parte del país norteamericano en febrero, con tormentas de nieves devastadoras en Texas y otras zonas del sur.

La FED prevé crecimiento e inflación mayor que su meta

La Reserva Federal estadounidense (FED) pronosticó este miércoles un veloz repunte en el crecimiento económico y en la inflación para este año, ya que lentamente parecen alejarse de la crisis de la pandemia.

La FED proyectó una tasa de crecimiento económico del 6,5% para este año, por encima de la tasa previamente proyectada, de 4,5%. Prevé también que la tasa de desempleo caiga a 4,5% a finales de año, en comparación con la tasa de 5% que se proyectaba en diciembre.

Por su parte, se espera que el ritmo de los aumentos de precios supere el 2% previsto y alcance el 2,4% anual, antes de retroceder en 2022

Estas proyecciones son las primeras emitidas desde el Banco Central desde el mes de diciembre pasado. Incorporan los avances en cuanto a la vacunación y la aprobación del esperado estímulo fiscal.

También anunciaron que continuarán manteniendo las tasas de interés en valores cercanos a cero por los próximos años, hasta el 2023. Comunicaron que las tasas de interés se van a mantener en 0,25% para estimular el consumo y reactivar la economía.

Estímulos del BCE tardarán en ser evidentes, advierte Lagarde

Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE), advirtió en su discurso del jueves que la decisión adoptada por esta entidad – la semana pasada – de acelerar la compra masiva de bonos en el segundo trimestre es una medida indispensable pero que tomará un tiempo en ser visible.

El PEPP (programa de compras de emergencias para la pandemia) continúa siendo la mejor herramienta del BCE para combatir los efectos económicos de la pandemia, pero hay que tener en cuenta que tiene recursos limitados.

En el último dato disponible, el BCE aceleró las compras hasta los 14.000 millones de euros semanales, unos 2.000 millones más que las semanas anteriores, y se espera que durante los próximos meses esta cifra se eleve a los 20.000 millones de euros por semana.

Con esta decisión, el Banco Central Europeo está tratando de contrarrestar la subida de los intereses en los bonos, ya que es una amenaza para la recuperación económica de la Eurozona.

«Estamos intentando evitar que los rendimientos vayan por delante de la evolución de la economía», dijo Christine Lagarde.

Petróleo cae a la mayor pérdida desde setiembre, tras preocupaciones por vacuna

Los precios del petróleo cayeron nuevamente el viernes, extendiendo la pérdida por sexto día consecutivo. Los precios sufrieron una caída de casi el 10% este jueves, con respecto a la semana. El barril de petróleo crudo cayó nuevamente por debajo a los USD 60 y cotizó a USD 59,97 por barril.

Esto se da a medida que se desarrolla una nueva ola de contagios masivos de COVID-19 en Europa, lo cual lleva a nuevas medidas de restricciones sanitarias y así disminuyen las esperanzas de una recuperación en la demanda de petróleo.

Uno de los determinantes de la caída que se presenció esta semana es la preocupación por la demanda de petróleo, debido a la incertidumbre que generaron los problemas de vacunación en Europa – que se frenó por la preocupación alrededor de los posibles efectos secundarios de la vacuna AstraZeneca -.

Dada esta incertidumbre, se volvieron a imponer medidas sanitarias. Recientemente se comunicó que es seguro utilizar esa vacuna, pero la pausa de esta semana en el programa de vacunación fue suficiente para aumentar la incertidumbre y colaborar con la caída de precios.

Te puede interesar