fbpx
17 °C Asunción, PY
26 de junio de 2022

Inversión social pierde terreno ante otros gastos del Estado

A julio del 2020 se destinaron G. 14,3 billones a inversión social. Este componente mantiene prioridad dentro de la estructura del gasto total de la administración central, pero en menor medida respecto al 2019.

Si bien poco más de la mitad del gasto total de la administración central sigue enfocado en componentes sociales, este pierde terreno en el presente año frente a los demás gasto del Estado.

Conceptos como los servicios de administración gubernamental, servicios de seguridad, servicios económicos, deuda pública, y servicios de regulación y control tuvieron una presencia mayor en la prioridad fiscal de la inversión social de enero a julio del 2020, en comparación con mismo periodo del 2019, según el último informe publicado por el Ministerio de Hacienda.

Este reporte sostiene que, de enero a julio del 2020, se destinaron unos G. 14,3 billones a la inversión social, con un incremento de 11,6% respecto al mismo periodo del 2019 (G. 12,8 billones).

De esa manera, la inversión social a julio de este año tuvo una participación del 53% en el total de gasto ejecutado por el Gobierno Central en el lapso mencionado (G. 26,9 billones aproximadamente). En el informe se puede observar que esa prioridad de la inversión social experimentó una disminución de 4 puntos porcentuales frente al 2019; de 3 puntos, en comparación con el 2018; de 1 punto, respecto al 2017, y se igualó a la prioridad ganada en el 2016.

Parte del informe elaborado por la Sub-Secretaría de Estado de Administración Financiera.

El Ministerio de Hacienda explica que este descenso en la prioridad se debe principalmente al desembolso realizado dentro de la función de servicios económicos, específicamente la transferencia al Instituto de Previsión Social (IPS) para el pago de subsidio a trabajadores formales afectados por la pandemia. También, al desembolso a la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD) para capitalizar el FOGAPY, de manera a garantizar los créditos a ser otorgados a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

Por último, el reporte del Fisco detalla que de los G. 14,3 billones destinados a inversión social a julio del 2020, el 31% correspondió a educación; el 30%, a promoción y acción social; 22%, a salud; y 14%, a seguridad social. En lo que refiere a los desembolsos realizados al programa de acción social, el 58% fue destinado a los programas Ñangarekó, Pytyvõ, Adultos Mayores y Tekoporã.

Te puede interesar