fbpx
16 °C Asunción, PY
9 de agosto de 2022

A pesar de la recuperación económica, hubo más informalidad laboral al cierre del 2020

Datos estadísticos de empleo publicados por el INE exponen el gran problema que sigue representando la informalidad en el trabajo de nuestro país. En pleno proceso de recuperación económica, este indicador creció un 18% en el cuarto trimestre del año pasado.

A pesar de los avances que logró el mercado paraguayo en cuanto a la recuperación de la economía tras los meses duros de la cuarentena total, el nivel de informalidad en el ámbito laboral ha crecido. 

Esto revelan los datos recientemente publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y se puede observar que, aparentemente, el mejor desempeño de la actividad económica tuvo como consecuencia colateral un incremento en la informalidad. 

Concretamente, entre el segundo y el cuarto trimestre del 2020, la cantidad de personas ocupadas de manera informal en trabajos no agropecuarios tuvo un incremento del 18%, pasando de una cantidad de 1.502.935 a una de 1.774.016. 

Aunque la formalización del empleo es una deuda histórica de nuestro país, se puede notar que en este periodo de tiempo específico ha tenido nuevos retrocesos y en el transcurso de la pandemia de COVID-19, se sumaron 271.081 personas al mercado laboral informal del país..

En el caso de las áreas urbanas en particular, el crecimiento del trabajo informal fue casi en la misma proporción, ya que al cierre del cuarto trimestre alcanzó a  1.279.090 personas, es decir, un aumento del 17,4% con respecto al segundo trimestre de ese año. En áreas rurales, este incremento llegó hasta un 19,6%. 

Lea también: Instituto de Estadísticas observa leve reducción del desempleo con respecto a la cuarentena total

El informe del INE destaca que el incremento de los ocupados no agropecuarios entre los dos trimestres del 2020 analizados fue de 218.000 personas, aproximadamente. 

Este aumento, según se explica, es resultado del importante crecimiento de los ocupados informales en actividades no agropecuarias – unas 231.000 personas aproximadamente -, mientras que los ocupados formales registraron una disminución de cerca de 16.000 personas. 

Con esto, se puede notar que el costo de la vuelta a una senda de recuperación económica ha tenido como principal costo un impacto negativo en la formalización del empleo en nuestro país, indicador que de por sí ya ha mostrado falencias históricas. 

Técnicos del Instituto de Previsión Social (IPS) han apuntado en reiteradas ocasiones que la informalidad laboral es uno de los factores más importantes que mantiene retrasado el sistema previsional en Paraguay, ya que la cantidad de cotizantes con respecto a la fuerza de trabajo ocupada no es la suficiente como para realizar avances significativos.