fbpx
24 °C Asunción, PY
26 de mayo de 2022

Actividad económica local registró caída del 2,7% al cierre del primer trimestre

Según datos publicados por la banca matriz, el menor rendimiento de la actividad agrícola, así como el de la ganadería y la energía eléctrica, se notaron en su conjunto con la caída de la actividad económica registrada en los primeros tres meses de este año.

El Banco Central del Paraguay (BCP) publicó los resultados del Índice de Actividad Económica del Paraguay (Imaep), que apunta una caída acumulada del 2,7% al cierre de marzo de este año. En particular, en marzo la contracción de la economía fue del -4,1%, en un contexto desfavorable para el sector agrícola y un complicado entorno a nivel internacional.

Cabe recordar que al cierre de febrero, la caída de la actividad económica era del -0,8%, mientras que en el mismo periodo (primer trimestre) del año anterior, se había registrado un repunte del 0,7% en la economía paraguaya. En lo que respecta a la variación mensual, en febrero de este año la caída había sido del -4,3%, mientras que en marzo del año pasado hubo una crecimiento del 8% en ese mes.

En el comportamiento interanual del mes han incidido principalmente los desempeños negativos registrados en la agricultura, la generación de energía eléctrica, la ganadería y parte de la manufactura. No obstante, los resultados positivos de los servicios y la construcción han atenuado la caída de la actividad económica.

Según explica la banca matriz en su documento, el resultado de la actividad agrícola, en base a las últimas actualizaciones del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), ha confirmado una fuerte contracción en los niveles de producción agrícola, fundamentalmente de la soja, afectada por condiciones climáticas adversas.

Por su parte, la ganadería ha mostrado una dinámica negativa, debido al menor nivel de faenamiento de bovinos, porcinos y, en menor medida, por una contracción en la producción de huevos. Asimismo, la generación de energía eléctrica de las binacionales continúa mostrando una reducción, debido al reducido caudal hídrico del río Paraná.

“Dentro de las manufacturas, las actividades que más han incidido negativamente han sido la producción de carne, aceite, lácteo, molinería y panadería, productos del papel, madera y fabricación de metales comunes”, explica la publicación realizada por la banca matriz.

No obstante, estos resultados han sido mitigados ligeramente por las variaciones positivas registradas en la producción de bebida y tabaco, químico, textiles y prendas de vestir, fabricación de minerales no metálicos y fabricación de productos metálicos.

Te puede interesar