fbpx
20 °C Asunción, PY
1 de octubre de 2022

Agujero de la Caja Fiscal puede llegar a 30% del PIB en el 2050, advierte el BID

De no realizarse una reforma integral de la Caja Fiscal, esta cada vez requerirá más recursos por parte del Estado y en unos años más representará un gran problema en términos financieros, señalaron en el Seminario sobre el Sistema de Jubilaciones y Pensiones del Sector Público de Paraguay.

El sistema previsional del país presenta importantes retos que deben ser enfrentados, pero el más urgente es el caso de la Caja Fiscal ya que, según estudios del Ministerio de Hacienda, en pocos años más ya demandará mayores recursos del Tesoro si no se realiza una reforma integral de la misma. 

En este sentido, el martes se llevó adelante el Seminario sobre el Sistema de Jubilaciones y Pensiones del Sector Público de Paraguay, organizado por Hacienda, en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a través de la Red de Pensiones en América Latina y el Caribe (Red PLAC).

El especialista líder de Mercados Laborales y Seguridad Social del BID, Waldo Tapia, realizó una presentación sobre la situación de la Caja Fiscal, advirtiendo que en pocos años esto será un problema importante en término financiero. 

Enfatizó en que se tiene un sistema pensional que enfrenta desafíos importantes: baja cobertura, inequidad, problemas de brecha de género, además de problema de sostenibilidad. “Este tema hay que verlo de manera integral. No es un tema sectorial, es de Estado. Es necesario generar un diálogo, consensos, para avanzar en la propuesta de reforma”, resaltó. 

El experto insistió en que el problema de la Caja Fiscal va a representar una proporción cada vez mayor del gasto público e incluso va a desplazar a otros temas que son igualmente relevantes, como por ejemplo la infraestructura. 

Sostuvo que, según estudios que realizaron, si se suman los déficit de todos los sectores que componen la citada Caja, en el año 2025 el valor neto del déficit actual representará el 2,5% del Producto Interno Bruto (PIB). Esto iría aumentando considerablemente año a año, tanto que en el 2030 podría representar el 6% del Producto; 15% del PIB en el 2040 y en el 2050 la deuda en valor presente de la Caja Fiscal representará cerca del 30% del PIB. 

“Sin duda, en el sector civil, el magisterio nacional, es la caja más limitada, el valor presente hacia el año 2050 alcanza el 15% del PIB; y si bien los otros sectores tienen valores más neutrales, siguen siendo valores que son negativos en el largo plazo”, señaló. 

Tapia resaltó que se está transitando por una situación que no tiene que ser enfrentada en los próximos años, sino que debe realizarse en la actualidad. 

El experto del organismo internacional también mencionó tres momentos críticos para la Caja Fiscal, corroborado con estudios realizados por el Ministerio de Hacienda. Dijo que en 2025 se acabarán los recursos ahorrados por la Caja Fiscal, en 2028 se terminarán las reservas existentes y en 2029 el aporte del Tesoro se duplicará, pasando de 0,4% del Producto Interno Bruto (PIB) anual a cerca del 1% del PIB anual.

Repensar el sistema de seguridad social 

Por su parte, Oscar Llamosas, titular de la cartera fiscal, durante su discurso puntualizó que desde el Ministerio de Hacienda consideran necesario revisar la situación actual de la Caja Fiscal y fortalecer el diálogo entre todos los sectores para garantizar la sostenibilidad financiera. 

El secretario de Estado afirmó que las pensiones representan un pilar importante para el futuro de los países. Precisó que en Paraguay tan solo el 21,7% de los trabajadores ocupados aportan a una Caja de Jubilaciones. Este escenario llama a repensar el sistema de seguridad social y los desafíos de cobertura.

En otro momento, expresó su preocupación ante las iniciativas legales que van en sentido contrario a las modificaciones requeridas. Sostuvo que es de vital importancia comprender que las modificaciones legales al sistema de jubilaciones y pensiones del sector público deben estar sustentadas en estudios actuariales, que garanticen su sostenibilidad con justicia y equidad para todos.

Por su parte, la representante del BID en Paraguay, Edna Armendáriz, mencionó que el sistema de pensiones paraguayo, como otros sistemas de América Latina, presenta varios desafíos como la escasa participación de los trabajadores en el sector formal, la baja cobertura pensional de los adultos mayores, grandes brechas de género y las dificultades de su sostenibilidad en el mediano y largo plazo. 

Indicó que la manera en que se aborden estos desafíos será importante porque tendrá consecuencias sociales, económicas y fiscales.

Te puede interesar