fbpx
27 °C Asunción, PY
25 de mayo de 2022

Banco prevé que suba de tasas de interés continúe en el 2022

Itaú vaticina que la suba de tasas de interés del Banco Central continuará el próximo año, para llegar hasta el nivel de 5,75%, buscando contener el avance de la inflación. En lo que respecta al crecimiento del PIB, el pronóstico se mantiene en 5% para este año.

El Banco Itaú presentó su última publicación del año del boletín mensual “Escenario Macro – Paraguay”, donde se destaca la proyección con respecto a la tasa de política monetaria (TPM). Según el pronóstico de la empresa, este indicador seguirá al alza en el 2022 para llegar al nivel de 5,75%, luego de terminar el 2021 en 5,25%, en el marco de cambio en la política monetaria del Banco Central del Paraguay (BCP). 

Analistas del banco de origen brasileño apuntaron que la intensidad de esta suba dependerá en gran medida de los resultados que se vayan dando con respecto a la inflación y otras variables. En el boletín se recuerda que, en meses pasados, la banca matriz proporcionó una hoja de ruta clara con respecto a lo que estaba a punto de hacer, lo que a partir de enero ya dependerá más bien de la coyuntura. 

El Banco Central inició en agosto pasado un proceso de incremento de la tasa de referencia de nuestro mercado, a partir del nivel históricamente bajo de 0,75% que se mantuvo durante un año para contener los efectos económicos de la pandemia. La suba se intensificó en el último trimestre del año, con consecutivos ajustes de 125 puntos en cada ocasión, en el marco de una reversión en los perfiles de política monetaria que se da también alrededor del mundo.

Lea también: BCP elevó la tasa de referencia a 5,25%, el nivel del último año de crecimiento económico

“El BCP afirmó que los choques externos aún podrían afectar las expectativas de inflación a mediano plazo, en medio de una tasa de política aún expansiva, lo que sugiere, en nuestra opinión, que es probable que se produzcan nuevas alzas, pero más dependientes de los datos venideros, en contraste con las decisiones anteriores cuando el BC proporcionó una orientación clara”, apunta el documento de la entidad bancaria. 

Con respecto a la inflación, recordaron que las presiones ya tomaron un respiro en noviembre y que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) aumentó en 0,5% el mes pasado, por debajo de las expectativas de 0,8% que se tenían. El aumento de precios estuvo principalmente influenciado por alimentos, en particular carne, cereales y frutas frescas. 

En este contexto, Itaú mantiene su estimación de crecimiento del producto interno bruto (PIB) para este año en la misma línea que el pronóstico oficial del BCP, en un 5%. Esta proyección se sustenta en la reapertura de la economía luego de los meses más duros de la pandemia, lo que tuvo un impacto positivo. 

Sin embargo, la estimación de Itaú para el crecimiento económico 2022 es más baja que la oficial y se ubica en 3%, contra un 3,7% proyectado por la banca matriz. 

“Para 2021, mantenemos nuestra previsión de crecimiento del PIB del 5%, respaldada por la reapertura de la economía y los altos términos de intercambio. Para 2022, esperamos que el PIB se desacelere a 3%, lo que refleja una actividad más suave en las economías regionales, términos de intercambio más bajos y políticas macroeconómicas más estrictas”, se explica en el boletín.

Otras estimaciones 

Con respecto a la balanza fiscal, Itaú prevé que se ccon un déficit del 3,8% sobre el PIB en el presupuesto público, mientras que para el 2022 este indicador bajaría hasta un 3%, a partir del nivel de 6,2% en que cerró el 2020 como consecuencia de las exigencias de la pandemia. 

El boletín apunta que la reducción del gasto social y la recuperación de los ingresos durante este año explican la posibilidad de reducción en el déficit presupuestario. 

“El buen desempeño de las cuentas fiscales ayudó al gobierno de Paraguay a mantener este año su calificación soberana (y perspectiva) de las principales agencias crediticias. Recientemente, Fitch mantuvo la calificación BB+ con perspectiva estable, destacando las políticas macroeconómicas prudentes y consistentes ancladas en un tipo de cambio flotante”, se apunta sobre este asunto.

Además, se espera que el dólar cierre el año en la línea de los G. 6.900, levemente por encima de su nivel actual, para subir a los G. 7.050 en el 2022.

Te puede interesar