fbpx
16 °C Asunción, PY
2 de octubre de 2022

Cappro está de aniversario y pide legislación para importar oleaginosas

La Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales (Cappro) cumplió 16 años el 6 de agosto pasado. Sus directivos piden que se apruebe una legislación para importar oleaginosas con fines industriales, a modo de aumentar la producción y exportación con valor agregado.

Advierten que el complejo aceitero no está operando al 100% de su potencial, por lo que piden que la aplicación de la normativa para importación de granos sea por tiempo indefinido. Este sector sufre este año la escasez de materia prima como consecuencia de la última sequía.

En el marco de su 16º aniversario, la Cappro recuerda que más allá del quiebre de cosecha de este año, la industria aceitera nacional viene operando con una subutilización de su capacidad instalada de 1 millón de toneladas de soja al año o incluso más. 

“El 2021 es una muestra clara al respecto ya que, a pesar de haberse conseguido una producción agrícola superior a la de años anteriores, la industrialización de soja no alcanzó ni siquiera los 3 millones de toneladas”, reza el comunicado.

Incluso aseguraron que el volumen obtenido es muy inferior con respecto a la capacidad potencial de procesamiento de más de 4,2 millones de toneladas. Debido a esto, los productores consideran que sería muy oportuno que se apruebe una ley de admisión temporaria para importar oleaginosas con fines de industrialización.

Piden que la norma se aplique de manera indefinida y no solo temporalmente, como está previsto en el decreto N° 7051/2022, vigente hasta el 31 de diciembre de 2022 y que sigue pendiente de reglamentación. Afirman que una ley como esta sería una herramienta útil para competir con las industrias de otros países, donde sí existe ese régimen flexible.

“Igual que hace 16 años, en la Cappro seguimos comprometidos con el desarrollo del país y creemos que la industrialización es el camino. La producción y exportación de alimentos con mayor valor agregado permitirá al Paraguay posicionarse como un importante proveedor global de alimentos y generará más ingresos de divisas. Hoy, más que nunca, necesitamos de una mayor industrialización”, expresó Sandra Noguera, gerente general de la Cappro. 

Cabe recordar que entre el 2012 y el 2021, las industrias asociadas a la Cappro canalizaron más de la mitad de la soja cosechada en el país y sus productos han llegado a más de 75 países del mundo. La capacidad de procesamiento de las industrias es de 4,2 millones de toneladas de forma anual y en la actualidad dan empleo a 8.800 personas de manera directa e indirecta.

El gremio está conformado por diez empresas industriales que procesan oleaginosas para la obtención de harina, cascarilla de soja y aceite crudo y refinado, pero algunos de sus asociados también realizan otros procesos industriales conexos como envasado de aceites comestibles, producción de grasas y margarinas, balanceados y aceite de coco.

“Como parte importante de la cadena de oleaginosas, la industria aceitera nacional se ha caracterizado siempre por liderar los proyectos tendientes a mejorar la sostenibilidad en todos los segmentos, ya que comprenden que solamente a través de una correcta gestión de los recursos disponibles, el ritmo de crecimiento que imponen las necesidades alimenticias podrá sostenerse en el tiempo”, reza el escrito de la Cappro acercado a este medio en el marco de su aniversario.

Te puede interesar