fbpx
17 °C Asunción, PY
26 de junio de 2022

Castiglioni promete protección a la producción nacional y exoneraciones fiscales

Ya adelantando posibles desavenencias con el ministro de Hacienda, el nuevo titular del MIC se pronunció a favor de impulsar la recuperación económica a través de una menor presión impositiva a las empresas.

En su primera aparición pública ante el sector privado, el recientemente designado ministro de Industria y Comercio, Luis Castiglioni, defendió la respuesta que dieron las empresas a las dificultades económicas generadas por la pandemia de COVID-19 y prometió proteger a la producción nacional, así como promover exoneraciones fiscales para la reactivación.

Se refirió a los desafíos que presenta la destrucción de empleos en sectores como servicios gastronómicos y de entretenimiento, que resultó de las medidas de restricción a la actividad social impuestas para frenar la propagación del virus en el país.

En un tono casi de desafío al también recientemente asumido ministro de Hacienda, Oscar Llamosas, recalcó que las medidas de apoyo a la economía deberán ser “firmes, decididas y con coraje”, en referencia a la propuesta que planteará al Equipo Económico.

“Tiene que haber tratamientos especiales y concretos, para que podamos primero ayudarles a levantar sus empresas, hacer que puedan volver a contratar, crear empleos y luego volver a pagar los impuestos, es la única manera”, expresó Castiglioni, ante miembros de la Unión Industrial Paraguaya (UIP).

“Yo sé que probablemente voy a tener discusiones con el ministro de Hacienda, porque tiene su rol de recaudar, pero tengo una alta sensibilidad social y, al mismo tiempo, una visión de convencimiento que aquí lo fundamental es consolidar a las micro, pequeñas y medianas empresas, no solamente en este tiempo, sino a mediano y a largo plazo, porque ahí está el futuro del Paraguay”, agregó.

Sostuvo que el apoyo debe llegar no solo a las firmas que dejaron de operar, sino también a las que lograron resistir, y en este punto mencionó a las empresas tradicionales. Relató que estas aplicaron “mucho esfuerzo” en conservar los empleos y siguieron pagando salarios, pero se vieron perjudicadas en sus balances.

Ante el nivel de endeudamiento que debieron adquirir para cumplir con este cometido, dijo que las empresas necesitan apoyo crediticio “pero no a 25%, 30% o 35% de interés”, sino con tasas de 6% a 7%, a mediano y largo plazo, para recuperar el capital operativo y soportar el proceso de producción.

Al cierre de su alocución en el evento de la UIP, se pronunció a favor de proteger y dar énfasis a la producción nacional, al señalarla como la base de creación de riqueza en el país.  

“En todas las partes del mundo en este momento, y díganme un país donde no se hace eso, se protege a la producción nacional, yo soy de ese criterio”, exclamó, seguido de aplausos provenientes de los dirigentes gremiales presentes.    

Apoyo gremial

Gustavo Volpe, presidente de la UIP, manifestó ante la prensa local su conformidad con la designación de Luis Castiglioni al frente del MIC y alabó su profesionalismo, al recordar que el también ex vicepresidente de la República integra el sector industrial nacional.

“Nosotros estamos muy contentos con el nombramiento del ingeniero Castiglioni, sabemos de su profesionalidad y creo que él también tiene experiencia, ya que pertenece a una empresa industrial, que es socia de la UIP, y tiene el conocimiento de los padecimientos de la industria paraguaya”, aseveró.

“Celebramos que vamos a poder tener una persona accesible, ya que hasta el momento no habíamos logrado el filtro de poder  trabajar en conjunto  con el Ministerio de Industria y Comercio. Creemos que es un ministerio estratégico dentro del Equipo Económico porque como no tenemos un ministro de Economía, este es un ministerio muy importante para la reactivación económica”, añadió.

Esta es la segunda vez que el político colorado – en pedido de permiso a su banca en el Senado – integra el Gabinete de Mario Abdo Benítez: la primera fue en el cargo de canciller nacional, al cual renunció tras el escándalo del acuerdo de Itaipú, desatado en agosto del 2019