23 °C Asunción, PY
10 de mayo de 2021

Demora de vacunas genera riesgo a la baja en proyección de crecimiento económico

El banco Itaú todavía mantiene en 4% su estimación de expansión del PIB para este año, pero advierte serias posibilidades de un recorte en caso de que la campaña de inmunización masiva contra el COVID-19 no empiece pronto.

En su informe mensual “Escenario Macro – Paraguay” correspondiente a marzo, el banco Itaú resaltó que el país se encuentra ante una “alerta roja” en cuanto al disparo de los contagios de Covid-19 en las últimas semanas. 

A esto suma la falta de una señal clara por parte del Gobierno sobre la llegada de las vacunas, en momentos en que la campaña de vacunación masiva todavía no ha empezado. 

Si bien, de momento, la entidad bancaria mantiene su proyección del 4% para la variación que tendría este año el producto interno bruto (PIB) de Paraguay, en el informe se apunta de manera enfática que la coyuntura actual implica riesgos de corregir a la baja este vaticinio. 

La cuestión principal para este riesgo a la baja, según Itaú, es la falta de información clara con respecto a la llegada de las vacunas y de que, de hecho, esta coyuntura ya terminó con la salida del anterior ministro de Salud, Julio Mazzoleni.  

Si bien se espera el arribo de más vacunas AstraZeneca por medio del mecanismo Covax y mejores negociaciones con el Fondo Ruso de Inversión, todavía no hay señales claras. 

En el reporte del banco de origen brasilero se recuerda, además, que el Gobierno de Mario Abdo Benítez declaró una alerta por la gran cantidad de casos positivos y fallecimientos por el virus

A su vez, Itaú destaca la caída interanual que registró la actividad económica en enero, lo que se evidencia en la variación negativa del Índice Mensual de Actividad Económica del Paraguay (Imaep) elaborado por el Banco Central del Paraguay (BCP), que en el primer mes del 2021 fue del -5,6%. 

Lea también: BCP confirma sesgo a la baja en proyección de crecimiento económico para el 2021, debido a nuevas restricciones

Otros indicadores 

Por otra parte, el informe vaticina que el déficit fiscal para este año terminará en un 4% sobre el PIB, a un nivel menor que en el 2020, por el recorte de los gastos relacionados con el coronavirus que se dieron en el marco de la premura y la emergencia generada el año pasado. 

Considera también el aporte de una suba en la recaudación tributaria, que será generada por la mayor actividad económica que se espera en principio para el presente ejercicio anual. 

“El déficit fiscal acumulado en doce meses cayó a 6% del PIB en febrero, desde 6,2% al cierre de 2020. Los ingresos fiscales subieron 9,3% anual en términos reales en el trimestre móvil a febrero, impulsada por la recuperación de la actividad”, se apunta sobre este tema. 

En lo que respecta a la inflación, medida por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Banco Central, se espera una variación del 3% este año, por encima del 2,2% en que se cerró el 2020

Itaú vaticina que en el 2022 este indicador convergerá hacia el 4% anual, que es la meta establecida por la banca matriz en el marco de su política monetaria.