fbpx
30 °C Asunción, PY
21 de enero de 2021

Hacienda promete para el 2021 un ritmo de crecimiento de la deuda menor al 2019

El financiamiento del déficit fiscal de 4% llevará a la administración del Estado a contraer una deuda que este año representará el 35,7% del PIB, según la cartera Económica. El endeudamiento público cerró el 2020 en USD 11.956 millones y el monto asciende al 33,5% del PIB, en 10,6 puntos por encima de la cifra que se registró en el año anterior.

Las finanzas públicas del Paraguay arrancan un año en que deben iniciar el camino de retorno al equilibrio, luego del descalabro que generó la respuesta a la emergencia sanitaria por COVID-19 y el mayor gasto que ya se había efectuado en el también difícil 2019

El Ministerio de Hacienda promete, para el efecto, reducir de manera significativa el ritmo en que viene aumentando la deuda pública. Para el cierre del 2021, se prevé que este indicador represente el 35,7% del producto interno bruto (PIB), con un incremento de 2,2 puntos porcentuales desde el nivel de 33,5% en que cerró el 2020

El año pasado, la deuda como porcentaje del PIB marcó un salto de 10,6 puntos porcentuales, ya que en el 2019 se encontraba en 22,9% y a su vez se expandió en 3 puntos desde la cifra que exhibió en el 2018.

El ejercicio fiscal del año pandémico cerró con una deuda pública acumulada de USD 11.956 millones, según informó Iván Haas, director de Política de Endeudamiento del Ministerio de Hacienda.

El funcionario explicó que el incremento que nuevamente tendrá la deuda pública servirá para financiar el déficit fiscal de 4% en que se solicitó al Congreso Nacional poder incurrir en el presente año y que está previsto en el Presupuesto General de la Nación (PGN).

“Siempre dijimos que la velocidad del crecimiento de la deuda debería reducirse en los años venideros, en línea con el plan de convergencia fiscal”, expresó Haas.

«Para el 2021 se estima una reducción sustancial en el crecimiento de la deuda, crecería menos incluso de lo que creció en el 2019».

Iván Haas.

La diferencia entre gastos e ingresos en las cuentas del Estado cerró el 2020 en un nivel que constituyó el 6,2% del PIB, con un fuerte aumento desde el 2,8% en que se había ubicado en el 2019. Esta cifra, a su vez, también fue superior al tope de 1,5% hasta el cual permite llegar la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF) en años económicos regulares, pero en esa oportunidad Hacienda se acogió a la cláusula de escape que rige para los ejercicios anuales con dificultosos.

La suba del déficit fiscal del 2020 resultó de la combinación del mayor gasto que debió efectuar el Estado – en los programas sociales para la contención de los efectos de la pandemia y las inversiones como actor contra cíclico – y los menores ingresos que siguieron a la caída de la actividad económica.

Hacienda planea reducir gradualmente el déficit fiscal hasta regresar al nivel de 1,5% en el 2024, a fin de no interrumpir bruscamente las acciones de impulso al dinamismo económico, según argumentaron sus autoridades.

Lea también: La pandemia y el fin de una era para la política económica paraguaya

Explicación del endeudamiento

Haas informó que parte importante de la deuda adquirida en el 2020 provino de la necesidad de financiación de la Ley de Emergencia, que adjudicó una línea de USD 1.600 millones.

De ellos, USD 1.000 millones se obtuvieron a través de bonos emitidos en los mercados internacionales; USD 120 millones, por medio de bonos locales y USD 480 millones, con organismos multilaterales.

A esto se sumaron USD 390 millones adicionales, provenientes de líneas de crédito también con organismos multilaterales.  

«Este crecimiento que se da en los niveles de deuda se debe exclusivamente a la situación de la pandemia».

Óscar Llamosas.

“Nuestro país no tiene un fondo de emergencia, no tiene un fondo de contingencia, los ingresos tributarios también tuvieron una dinámica negativa principalmente en los meses críticos”, sostuvo por su parte el ministro de Hacienda, Óscar Llamosas.

“Paraguay, gracias a su solidez macroeconómica, pudo acceder de manera rápida y en condiciones ventajosas a la búsqueda de recursos, para poder implementar de manera rápida y oportuna todo el plan de emergencia y el plan de recuperación”, agregó.

Lea también: Contexto de liquidez en el mundo permitirá a Paraguay financiarse a bajo costo, sostienen

Destacó que a pesar del incremento, nuestro país sigue teniendo el menor nivel de deuda/PIB de la región y el menor crecimiento de la deuda pública en el 2020.

Sin embargo, ya se sobrepasó el umbral de 30% del PIB que diversos organismos internacionales consideran como límite de un endeudamiento prudente.

El Banco Central del Paraguay (BCP) estima que el PIB tuvo el año pasado una contracción de -1% y que este año experimentará una recuperación de 4%.

En el 2019, la economía también cerró en el terreno negativo, con una caída de -0,4%.