fbpx
18 °C Asunción, PY
28 de octubre de 2020

Lluvias trajeron alivio al campo y productores alistan inicio de siembra de soja

Pese al retraso en el inicio del cultivo, los productores mantienen la esperanza de poder plantar las 3,6 millones de hectáreas y obtener una producción por encima de las 10 millones de toneladas.

Las lluvias registradas entre este miércoles y jueves generan las condiciones en el campo – con la humedad necesaria en el suelo – para poder arrancar con la siembra de la soja correspondiente a la campaña 2020/2021.

La sequía ocasionó retraso en el arranque de la siembra de la oleaginosa – que debió iniciar el 10 de setiembre – debido a la falta de humedad en la tierra, que llevó a los productos a esperar por más de un mes para empezar el cultivo de la oleaginosa.

Héctor Cristaldo, presidente de la Unión de Gremios de la Producción (UGP), celebró que las lluvias cayeron justo a finales de la primera quincena de este mes – como se estaba previendo –, permitiendo a los productores aún tener tiempo e ilusionarse con lograr la producción estimada.

Expectativas de producción. Para la campaña sojera 2020/2021, el sector sojero prevé sembrar unas 3,6 millones de hectáreas en todo el país y lograr una producción de por lo menos 10 millones de toneladas. En el 2020, el volumen de producción alcanzado fue de 10,743 millones de toneladas de la oleaginosa.

Cristaldo comentó que entre el miércoles y jueves se registraron lluvias entre 20 y 60 milímetros en la Región Orienta y en la Occidental.

“En toda la Región Oriental tenemos reporte; algo hay en el Chaco, todavía no tenemos reporte, pero sí en la Región Oriental esa cantidad de lluvia ya va a dar para arrancar la siembra con más confianza y tranquilidad. Hay gente que se arriesgó y sembró desde el lunes, esperando la lluvia que ya estaba anunciada”, indicó el titular de la UGP.

Agregó: “Esto (las lluvias) nos da una perspectiva de una cosecha normal, siempre que el tiempo (las lluvias) acompañe con la frecuencia que se necesita; más que cantidad, se necesitan lluvias oportunas”.

Panorama alentador. Miguel Mora, economista jefe del Banco Central del Paraguay (BCP), destacó por su parte la importancia de las lluvias registradas y señaló que las mismas han generado una expectativa más alentadora en el campo.

“Todos este periodo estuvimos en contacto con gente del sector (de soja) preguntando cómo veían este tema de la sequía. En todo momento, por lo menos, escuchamos manifestaciones que había tiempo hasta la primera quincena de octubre e inclusive hasta el 20 de este mes para iniciar – si caían las lluvias – y poder lograr aún una producción satisfactoria”, comentó Mora.

En ese mismo sentido, resaltó los niveles de producción de la campaña sojera anterior (10,743 millones de toneladas) y expresó que desde el BCP manejan un escenario optimista de poder obtener en esta campaña sojera, niveles similares e incluso un poco menores a la producción pasada.

Es importante recordar que la economía paraguaya está muy ligada al desempeño del campo. Esto quedó comprobado una vez más en el 2019, año en que la producción de soja – durante la campaña 2018/2019 – experimentó una reducción cercana al 24% por efectos climáticos, que repercutió en el dinamismo económico e hizo estancar a la economía durante ese año.

Te puede interesar