fbpx
16 °C Asunción, PY
9 de agosto de 2022

Octubre tuvo la inflación más alta de la última década, en 7,6% interanual

Los precios de la canasta básica familiar aumentaron respecto al año pasado en un nivel promedio que superó el tope de 6% del rango meta del BCP por segundo mes consecutivo. Alimentos y combustibles siguen encabezando este encarecimiento de productos.

Los precios de la canasta básica familiar siguen con su vertiginoso incremento a medida que avanzamos en el 2021 y en octubre ya alcanzaron la suba más pronunciada de los últimos diez años. 

El mercado paraguayo registró una inflación interanual (comparada con mismo mes del año anterior) de 7,6% en octubre del 2021, variación que ya casi duplica al 4% de la meta del BCP y supera por segundo mes consecutivo el tope de 6% del rango en que se deja fluctuar a este indicador; en septiembre, esta cifra se ubicó en 6,4%. 

Así informó el Banco Central del Paraguay (BCP), cuyos técnicos también destacaron que la inflación mensual (variación de precios respecto al mes inmediatamente anterior) de 1,6% registrada en octubre del 2021 es la más elevada desde febrero del 2016

La inflación acumulada desde enero se ubica así en 6,3%, cerca del 6,7% en que el BCP espera cerrar el año y muy lejos del 0,9% en que se encontraba a misma altura del año pasado.

La inflación de alimentos ya llegó a 15,7% en octubre, en el cálculo interanual, con un ritmo de suba de precios casi 8 veces superior al que se tenía un año atrás. 

El mencionado incremento interanual de octubre, por su parte, es el más intenso de la última década, ya que la última vez que se observó un resultado superior fue en septiembre de 2011, de 9,4% -año en que se inició la implementación del esquema de metas de inflación-. 

Alimentos y combustibles, los impulsores de la suba 

Los productos que más están incidiendo en la inflación siguen siendo los alimentos y los combustibles, con una participación de 75% en la variación interanual de precios de octubre. 

Al respecto, el BCP reportó nuevamente una suba generalizada en los cortes de carne vacuna, con un promedio de encarecimiento de 3,2% respecto a septiembre; 15,2% en el acumulado del año y 26,6% desde octubre del 2020

Puchero, paleta, lomo y tapa cuadril figuran entre los cortes que más se encarecieron respecto al año pasado. Esto demuestra que la suba de precios se da tanto en productos más populares como en los más selectos.

Este aumento de precios se trasladó a los productos sustitutos. 

En el caso de la carne de aves, la variación promedio ya se encuentra inclusive por encima de la registrada con los cortes vacunos, ya que el BCP calculó aumentos de 2,5%; 21,1% y 32,4% en los comportamientos mensual, acumulado e interanual, respectivamente. 

La carne de cerdo también se encuentra en esta línea, con precios que subieron 5,7% respecto a septiembre; 13,8% desde enero y 23,8% en comparación con octubre del 2020. Las menudencias, los embutidos y la carne de pescado son otros sustitutos que recorren esta tendencia, según explicaron desde el BCP.

El último aumento de precios de los combustibles -el cuarto del año-, por su parte, significó un encarecimiento de 8,8% desde los valores que rigieron en septiembre y llevan a que este producto sea ya 33,3% más caro que hace un año. La nafta y el gas de uso doméstico tuvieron las subas más pronunciadas.

Gustavo Cohener, director de Estadísticas del Sector Real del BCP, detalló que bienes durables como electrodomésticos, equipos informáticos y de telefonía móvil también incidieron en la variación de precios, al igual que materiales de construcción como cemento y ladrillos.

En el campo de los servicios, relató que hubo suba de precios en alimentos consumidos fuera del hogar -en establecimientos como bares y restaurantes-, mantenimiento de vehículos, entradas a discotecas y partidos de fútbol, entre otros. Entre los servicios de salud, destacó el encarecimiento de las consultas médicas, oculistas y servicios odontológicos.

Factores exógenos

Cohener recordó que estos niveles de inflación se relacionan con la fuerte suba de precios internacionales del petróleo y otros commodities, que responde a la reactivación económica de los países tras el golpe de la pandemia. 

Mencionó los aumentos de 105% que se observan en los precios del crudo, tanto para la variedad Brent como para el WTI, respecto a los niveles vigentes un año atrás. 

Los commodities en general tuvieron una suba interanual de 36% en octubre del 2021, por debajo del 47,5% registrado en septiembre, pero aún dentro del dinamismo que se había experimentado en el anterior boom de precios -2007 al 2011-, siempre de acuerdo con los datos compartidos por el BCP.