fbpx
18 °C Asunción, PY
28 de octubre de 2020

Pesimismo en el mercado: Empeoró la situación para más de la mitad de los consumidores

El índice de confianza no logra repuntar y en setiembre volvieron a caer los ánimos para comprar productos como electrodomésticos, vehículos y casa, según reporte del BCP. Las expectativas son moderadamente optimistas para el futuro.

La percepción de la situación económica entre los consumidores paraguayos continúa en niveles desalentadores, a pesar de la reapertura de varios sectores y el avance hacia un dinamismo que supere la intensa merma que generó la pandemia de COVID-19.

En setiembre del 2020, el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) – medido por el Banco Central del Paraguay (BCP) – se ubicó en un nivel de 43,6 puntos, sin cambios respecto al mes anterior y todavía en el rango de pesimismo (por debajo de los 50 puntos).

Desde el estallido de la emergencia sanitaria, este indicador había alcanzado su nivel máximo en junio – en coincidencia con el repunte de 1,2% que experimentó ese mes la actividad económica –, pero aun así no logró salir de la zona de pesimismo.

El resultado más bajo se observó en abril – mes de las restricciones más estrictas a la movilidad social –.  En el arranque del año, el ICC se había mantenido en un nivel de optimismo, pero solo levemente por encima de los 50 puntos, mientras que en la mayor parte del 2019 estuvo en el borde de la zona de pesimismo.

Golpe a los ingresos. La percepción de la situación económica, por su parte, se encuentra deprimida desde el año pasado y el desaliento se profundizó con la llegada del nuevo coronavirus. En setiembre del 2020, este indicador se ubicó en 23,8 puntos, tras leves mejoras en junio y agosto, pero casi al mismo nivel que en abril.

La última ocasión en que el Índice de Situación Económica (ISE) estuvo en un nivel neutral (con 50 puntos) fue en enero del 2019 y no llegó a mostrar señales de un importante optimismo desde que arrancó la medición, en el 2018

Entre los consumidores consultados por el BCP, el 55% respondió el mes pasado que su situación económica empeoró respecto a hace un año, el 36% informó que se mantiene igual y el 10%, que mejoró. En agosto, la incidencia de estas respuestas era de 50%; 40% y 10%; respectivamente.

En cuanto a la situación del hogar, el 47% considera que sigue igual a un año atrás; el 41% observa que empeoró y el 12%, que mejoró. La percepción es aun más negativa al tener en cuenta al país, con el 84,5% de personas que contemplan una situación económica peor; 13,8% que la ve igual y apenas 1,8% que encuentra mejoras desde el año pasado.

Esperanza futura. Los resultados se tornan más alentadores al analizar los resultados del Índice de Expectativas Económicas (IEE), que se mantiene en el rango de optimismo y adquirió 63,5 puntos en setiembre del 2020.

Este indicador evitó sumirse en el pesimismo inclusive en abril pasado, aun con la caída de -12,2% que sufrió la actividad económica como consecuencia de la pandemia.

En este sentido, el 45,8% de los consumidores encuestados por el BCP espera que su situación económica mejore de aquí a un año, pero el 36% reconoce que seguirá igual y solo el 18,3% espera una mejoría.

Lea también: Mejoran las perspectivas de los agentes económicos para el 2020

En el caso de los hogares, la perspectiva de mejora se encuentra en un 56%; se esperan iguales condiciones en 30% y el empeoramiento es manejado por el 14% de los encuestados. Para el país, el 40,5% prevé que logre una situación económica más favorable para setiembre del 2021; el 30,3% considera que seguirá igual y el 29,3% estima que todavía se puede estar peor.

Ánimo de compras. La predisposición de los consumidores para adquirir bienes semi duraderos y duraderos volvió a desalentarse en setiembre del 2020.

Solo el 7,3% de los consultados consideró que es un buen momento para comprar un electrodoméstico; el 5,8% dijo que es propicio comprar una casa; el 5,3% se manifestó conforme con adquirir un auto y un 4,8%, de hacerse de una moto. Estas respuestas habían logrado subir en agosto pasado, a niveles de 8,8% y 6,5%.   

¿Quiénes son los encuestados? El ICC de Paraguay, se basa en una encuesta a 400 hogares, de cada hogar es seleccionada una persona de 18 años de edad y más para responder la encuesta. Las viviendas encuestadas están ubicadas en Asunción y Central Urbano y el periodo de recolección de la información son los primeros 20 días de cada mes.

Te puede interesar