fbpx
29 °C Asunción, PY
21 de enero de 2021

Remesas familiares siguen en baja y acumulan caída de 20,1% desde Estados Unidos

La comunidad hispana es de las más afectadas por la pérdida de empleos que desata la pandemia en el país norteamericano, segundo principal origen de fondos que envían nuestros compatriotas que desde el exterior.

El envío de remesas familiares se encuentra entre las actividades más afectadas por la pandemia de COVID-19 a nivel global y nuestro país no es la excepción.

De enero a octubre del 2020, este indicador acumula una caída de -14,1% respecto a los recursos que se enviaron en mismo periodo del 2019, al sumar USD 398 millones, según registros del Banco Central del Paraguay (BCP).

Este resultado coincide con el deterioro laboral que se vive en los países desarrollados, que también se vieron forzados a suspender sus actividades productivas a fin de restringir el contacto social y frenar así la propagación del coronavirus.

En el caso de Estados Unidos – país más afectado por la emergencia sanitaria, con un total de 22,5 millones de casos confirmados hasta el lunes 11 de enero –, los compatriotas que trabajan en este mercado enviaron 20,1% menos de remesas en los ocho primeros meses del año pasado, en comparación con el periodo enero-octubre del 2019, ya que estos recursos totalizaron USD 54,3 millones.

Aquí cabe destacar que la comunidad migrante en estos países generalmente se dedica a actividades del sector servicios – como la atención en hoteles y restaurantes –, los cuales sufrieron en mayor medida los efectos de la pandemia.

En este sentido, la oficina de Estadísticas Laborales de EEUU reveló que los hispanos todavía aparecen entre los más afectados por la pérdida de empleos ante la propagación de la COVID-19 en este país. En este grupo, el desempleo aumentó en diciembre por primera vez en ocho meses, para llegar a una tasa de 9,3%, según datos analizados por Bloomberg.

“Los latinos registraron la tasa de desempleo más alta durante la pandemia, ya que casi uno de cada cinco trabajadores estaba desempleado en abril. Las tasas de desempleo para hispanos se mantienen elevadas en comparación con los trabajadores blancos”, advierte el medio especializado en temas económicos y financieros.

En el 2019, las remesas familiares a Paraguayas remitidas desde EEUU habían logrado un tímido crecimiento respecto al año anterior, al expandirse en apenas 1,8% y sumar USD 81 millones. En el 2018, estos ya cayeron en -19,3%.

La primera potencia mundial es el segundo origen en orden de importancia de remesas familias a nuestro país. El número uno es España, desde también se experimentó una reducción de envío de fondos, en este caso por -6,2%, al sumar USD 225,2 millones entre enero y octubre del año pasado.

Las remesas desde Argentina sufrieron una caída aun mayor que los dos casos anteriores, con una merma de -50,3% en el periodo analizado y montos que se redujeron a 30,9%.

En el 2019, el total de remesas familiares registradas por el BCP fue de USD 554,9 millones. Este monto ya fue inferior en 2,4% al recibido en el 2018.

Si bien estos números no son significativos al ser comparados con el ingreso de divisas que proviene por ejemplo del comercio exterior, hay que recordar que las remesas familiares generalmente llegan a los sectores menos favorecidos económicamente, lo que en nuestro país también constituye un frente de combate a la pobreza.     

Lea también: Segunda ola de contagios en Estados Unidos y Europa desalienta recuperación de remesas

Te puede interesar