fbpx
16 °C Asunción, PY
9 de agosto de 2022

Senado introduce cambios a Ley de Consolidación Económica y Hacienda se manifiesta conforme

La Cámara Alta dio media sanción a la iniciativa presentada por el Ejecutivo, pero introdujo varios ajustes. El ministro de Hacienda dijo que en líneas generales apoyan los cambios y pidió a Diputados que analice el documento lo antes posible.

José Cantero, presidente del BCP, presentó las nuevas proyecciones económicas para este año, tras una reunión con el jefe de Estado. Aseguró que casi todos los sectores de la economía tendrán un fuerte crecimiento.

La Cámara de Senadores aprobó ayer, en particular, el proyecto de Ley “Que establece medidas transitorias de consolidación económica y de contención social, para mitigar el impacto de la pandemia del COVID-19”, enviado por el Poder Ejecutivo. Los legisladores introdujeron modificaciones en varios artículos de la iniciativa. 

En principio, los senadores habían convocado a una sesión extraordinaria para las 8:30, a fin de estudiar la Ley artículo por artículo, pero declararon la sesión en cuarto intermedio para que la comisión de Hacienda pueda analizar el documento y el pleno retomó la sesión a las 15:30  

Los legisladores de la Cámara Alta aprobaron el monto total solicitado por el Poder Ejecutivo, es decir, los USD 365 millones, pero modificaron la distribución de esos recursos e introdujeron a más instituciones que se beneficiarán con el citado fondo. El documento fue remitido a Diputados para su análisis.

Es importante recordar que los USD 365 millones serán financiados con tres tipos diferentes tipos de fondos: USD 90 millones con reasignación de recursos, USD 25 millones con emisión de bonos del Tesoro a través de la Agencia Financiera de Desarrollo, y USD 250 con aporte del Fondo Monetario Internacional (FMI) mediante un Derecho Especial de Giro (DEG). 

Lea también: Conoce a los DEG, el mecanismo de financiación del FMI para la recuperación económica de Paraguay

Algunas modificaciones

Del total de 46 artículos con que cuenta la iniciativa, los parlamentarios introdujeron cambios a 11 artículos. Algunas de las modificaciones que se destacan hacen referencia al artículo 4, donde en un inciso el Ejecutivo había planteado la suspensión de la devolución del Impuesto al Valor Agregado (IVA) crédito del exportador. Esto fue eliminado por la Cámara Alta. 

Así también, otro cambio fue en el artículo 12, que habla sobre la creación de un fideicomiso que será administrado por el Banco Nacional de Fomento (BNF). En este punto, los legisladores establecieron requerimientos especiales orientados a los sectores que siguen afectados, de modo que no queden excluidos debido a su situación financiera.

Otro artículo con cambio fue respecto a las instituciones que también recibirán parte de los recursos y se estableció que USD 2 millones sean destinados a la Dirección de Beneficencia y Ayuda Social (Diben) para financiar insumos médicos; y USD 5 millones serán derivados al Ministerio de Desarrollo Social (MDS) a manera de seguir apoyando a las ollas populares. Estos puntos fueron estipulados en el artículo 20 de la Ley. 

Por otra parte, en lo que respecta a los fondos previstos para el Instituto de Previsión Social (IPS), el Ejecutivo planteó que sean de USD 45 millones, los senadores redujeron a USD 23 millones y que el monto restante sea transferido al Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat pero direccionados al Fondo Nacional de la Vivienda Social (Fonavis). 

Hacienda, conforme con las modificaciones

Tras una reunión con el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, el ministro de Hacienda, Óscar Llamosas, dijo que en líneas generales están conformes con los ajustes realizados al proyecto de consolidación económica y pidió a la Cámara de Diputados que analice la iniciativa en la brevedad posible. 

“Básicamente lo que inicialmente estaba destinado al IPS para cubrir los subsidios a los trabajadores suspendidos que estaba en torno a los USD 45 millones, se desagregó y quedó para el IPS USD 23 millones, que consideramos igual un montón razonable y que, dada la situación actual de actividad económica consideramos, van a ser suficientes para atender ese programa hasta finales de año”, aseguró. 

Así también, celebró el hecho de que se hayan asignado recursos para construcción de vivienda, lo cual, según dijo, ayudará al proceso de recuperación de la actividad económica.

Además, destacó que también se prevén fondos para ollas populares, que será de beneficio para el segmento de la población que aún está con inconvenientes para recuperarse o de volver una actividad económica normal. 

“Solicitamos a la Cámara de Diputados que puedan tratar en la brevedad posible, de manera a poder ayudar con esta propuesta de ley que incorpora otras acciones que beneficiarán a los sectores económicos”, afirmó. 

Recuperación y buenos indicadores

Por otra parte, José Cantero, titular del Banco Central del Paraguay (BCP), dijo que también conversaron con el mandatario acerca de la coyuntura económica, fiscal y social, y las perspectivas que se tiene. 

En esta línea mencionó que la banca matriz presentó ayer su informe de Política Monetaria, en el que se describe el contexto económico internacional con mejores perspectivas, también para los países de la región y una evolución económica favorable para nuestro país.

Cantero dijo que el Banco Central, desde marzo de este año, está observando una dinámica favorable tanto por el lado de la producción medido por el Imaep (Índice Mensual de Actividad Económica del Paraguay) como por las rentas o facturación, un indicador que  se recoge a través del Estimador de Cifra de Negocios. 

“En línea con la información recogida con estos datos, el Banco Central publicó el día de ayer un nuevo pronóstico para este año, de 4,5% de expansión, que da cuenta de un punto porcentual por encima del pronóstico anterior de 3,5%”, comentó.

El titular del BCP dijo que lo característico de esta evolución económica es que los motores del sector privado de los distintos rubros están activos y están recobrando fuerzas, a la par de que se está viendo una normalización de la política fiscal. 

“Podríamos decir que este año tiene esas características: un repliegue de la política fiscal expansiva y un avance de distintos rubros de la economía”, sostuvo.  

Detalló que los motores de la economía proyectados para este año son el sector de la construcción, con un crecimiento del 14% -principalmente motorizado por el sector privado-; el sector ganadero, también con un buen dinamismo y el BCP proyecta una expansión del 12% para este rubro. En cuanto al sector manufacturero, la expansión prevista es del 8.5%.

En lo que respecta al comercio, también tendrá un crecimiento 9,5%. 

En contrapartida, Cantero dijo que se debe reconocer que este año tiene sus particularidades ya que el sector agrícola, que viene de experimentar un buen año, actualmente está atravesando una sequía, por lo que se proyecta una caída de este sector en torno al 7%.

Otro sector que el Banco Central está viendo con una retracción es la producción de energía, que también en este caso hace al efecto no económico sino climático de la provisión de agua, que es el principal insumo.

En cuanto al sector de servicios, donde está gran parte de los rubros que fueron más afectados por la pandemia -como restaurantes y hoteles- el BCP está observando números positivos, tras haber registrado números muy negativos el año pasado.