fbpx
17 °C Asunción, PY
26 de junio de 2022

BCP elevó la tasa de referencia a 5,25%, el nivel del último año de crecimiento económico

El Comité de Política Monetaria decidió incrementar en 125 puntos básicos más la tasa de interés de referencia de nuestro mercado. El indicador llega así a 5,25% y retorna al mismo nivel en que se encontraba durante el 2018, el último año de crecimiento económico del país.

El Comité de Política Monetaria (CPM) del Banco Central del Paraguay (BCP) realizó ayer su última reunión del año y en la misma, resolvió una nueva suba de la tasa de interés de referencia. De esta manera, con un incremento de 125 puntos básicos, la tasa de política monetaria subió de 4% a 5,25% y cierra el 2021 en este nivel, aún por debajo de la inflación. 

Es importante apuntar que así, la tasa de referencia subió hasta el nivel en el que se encontraba durante el último año de crecimiento económico de nuestro país (2018), dando prioridad a la mitigación de la inflación. Cabe recordar que el IPC acumuló en el año un crecimiento del 6,8% al cierre de noviembre y en términos interanuales se encuentra actualmente en 7,4%. 

Imagen
El CPM resolvió una suba de la tasa de interés en su última reunión del año.

Si bien la tasa de política monetaria continúa siendo negativa en términos reales, ya que se ubica por debajo de la tasa de inflación, la apuesta de la banca matriz a la mitigación por la vía del mercado de dinero es clara. Humberto Colmán, miembro del directorio del BCP refirió que de este modo se va retirando el perfil expansivo de la tasa acorde al potencial de crecimiento, preservando una inflación en rango meta. 

El comunicado del CPM apunta que para esta decisión, se han tenido en cuenta el mejor desempeño económico y el perfil todavía acomodaticio de la política monetaria, los efectos de segunda ronda de los choques externos pueden volverse relevantes, como así también influir en las expectativas de inflación de mediano plazo.

“Los altos precios de commodities y la mayor demanda externa de carne vacuna se han trasladado a los precios locales de los alimentos y combustibles, acelerando la inflación desde mediados de año. No obstante, es importante resaltar que, en el mes de noviembre, se observó una moderación en la inflación mensual de los alimentos y de los combustibles”, explica el documento. 

En lo que respecta al ámbito regional, la banca matriz tuvo en cuenta que las curvas de contagio de Covid-19 siguen siendo moderadas y el que el mejor desempeño sanitario, sumado al importante efecto base de la actividad económica del año anterior, han permitido un crecimiento favorable en países de la región. 

Además, para el 2022, se esperan tasas positivas de crecimiento para los socios comerciales, aunque en niveles inferiores a las del presente año. A su vez, si bien se mantienen elevadas las tasas de inflación en 2021, se prevé una moderación de la inflación en el mediano plazo, dada la normalización de la política monetaria implementada por las respectivas autoridades monetarias.

Sin embargo, a nivel mundial, la variante Ómicron del Covid-19 sigue generando cierta incertidumbre en las principales bolsas de valores. También se recuerda que la Reserva Federal de Estados Unidos resolvió acelerar el ritmo de reducción de compras de activos en diciembre, mientras que el Banco Central Europeo anunció la reducción de compras de activos bajo el programa de emergencia por la pandemia.